Aleteia

Papa Francisco: Juguemos en ataque el partido del Evangelio

Credits © HO / OSSERVATORE ROMANO / AFP
Comparte

Se abre la 9º Clericus Cup: 380 sacerdotes-jugadores se visten con las palabras del Pontífice

La novena edición del campeonato pontificio de balompié para sacerdotes y seminaristas inicia este sábado 7 de marzo. La final se realizará el sábado 23 de mayo en el Campo del Oratorio de San Pedro a pocos pasos del Vaticano.
 
“Ustedes me han nombrado su capitán: Les agradezco. Entonces, les invito como capitán a no cerrarse en defensa, sino que jueguen juntos en ataque nuestro partido que es el Evangelio”, dijo el Papa Francisco el 7 de junio,  recibiendo en audiencia a la Asociación italiana encargada de organizar la Clericus Cup.
 
De esta manera, en alusión a la exhortación del Papa, este año las camisetas de los 16 equipos del mundial de fútbol de la Iglesia llevarán impresas el llamado del “capitán Bergoglio”: Jugaremos en ataque el partido del Evangelio.
 
La edición 2015 del ‘santo’ Mundial se abre con el partido entre el Colegio Urbano y el Psg Francés. Los actuales campeones son los del Colegio Urbano que han alzado la Copa con el ‘Saturno’. Precisamente, en el Auditórium de esta universidad pontificia se presentó la edición de este año el pasado 5 de marzo ante la presencia de los 16 capitanes de los equipos en competición.
 
A la presentación asistieron el presidente de la Copa de los Clérigos, Alessio Albertini, el secretario del Consejo Pontificio para los Laicos, monseñor Josef Clemens, y el sub-secretario del Consejo Pontificio para la Cultura, el arzobispo Melchor Sánchez.
 
En el marco del bicentenario del nacimiento de Don Bosco, para inspirar a los protagonistas de la Copa, el presidente de la Clericus Cup, el padre Alebertini, recordó que el fundador de los salesianos decía: “Dame almas”. En este sentido, dijo que “la cosa más hermosa es que los sacerdotes jueguen al fútbol para dar lo mejor de sí y ganar almas a través del deporte”.
 
Por su parte, monseñor Clemens citando al Papa aseguró que en el deporte hay tres valores  que son importantes en el trabajo de equipo: la belleza, la gratuidad y la camaradería. Desde ahí se “construyen valores comunes, el trabajo en equipo es un excelente ejercicio para aprender cómo hacerlo”, indicó.
 
Monseñor Melchor Sánchez, secretario del Consejo Pontificio para la Cultura, explica en un comunicado: "La Clericus Cup debe valorar la importancia del juego real, eliminado las razones competitivas se relacionan con el mercado. Los jugadores están llamados a ser pastores y maestros. Y los educadores deportivos son a menudo con figuras clave en el crecimiento de la juventud más que padres y profesores".

También subrayó la importancia del oratorio, una de las piedras angulares de la misión de la Iglesia y las parroquias.
 
El objetivo, según monseñor Sánchez, es cambiar la lógica del deporte como canal de éxito y sobresalir sobre los demás. Por el contrario es ver el deporte como un medio para estar en comunidad y celebrar el “estar juntos”.
 
El mundial de la Iglesia está promovido por el Centro Deportivo Italiano, con el patrocinio de la Oficina Nacional de ocio, el turismo y el deporte de la CEI, el Consejo Pontificio para los Laicos y el Consejo Pontificio para la Cultura del Vaticano. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.