Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 18 abril |
Santa María de la Encarnación
home iconActualidad
line break icon

¿El cine de terror es incompatible con la idea de Dios?

Ramón Monedero - publicado el 06/03/15

El género aunque siempre cargue las tintas en el aspecto maléfico de la cuestión, su mera presencia implica la existencia de lo divino

El cine de terror siempre ha sido un valor seguro. Resulta interesante preguntarse por qué nos gusta pasar miedo. El reciente estreno de La mujer de negro: El ángel de la muerte, la inminente llegada de Paranormal Activity 5 y el éxito garantizado de las secuelas de Insidious o Expediente Warren solo corroboran dos cosas: que el miedo es rentable y que lo es porque a un sector nada desdeñable de la población le gusta pasar miedo. Tal vez se deba a que, como decía Stanley Kubrick, las historias de fantasmas son esperanzadoras porque invitan a pensar que hay algo más allá de esta vida.

Es curioso, no obstante, que aunque el cine de terror, por definición, parte de la premisa de que existe un mundo espiritual, muchos de sus artífices son ateos convencidos o como poco agnósticos que no apostarían su nómina a la existencia de algo más allá de la vida terrenal. James Watkins, director de La mujer de negro (la primera, no su desigual secuela), dijo no estar muy seguro de la vida más allá de la muerte, “pero entiendo la fascinación del ser humano por saber qué hay después”.

Guillermo del Toro, en una de sus mejores cintas sobre fantasmas, El espinazo del diablo, esquivaba la cuestión cuando en su película definía qué es un espectro: “Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, un instante de dolor, quizás algo muerto que por momentos parece vivo, un sentimiento suspendido en el tiempo, como una fotografía borrosa, como un insecto atrapado en el ámbar”. Como se puede apreciar, ni una sola mención a lo espiritual, a lo extraordinario o a Dios.

El director catalán Jaume Balagueró ha dirigido dos interesantes películas de terror, Darkness y Frágiles. Son largometrajes dependientes aunque autónomos. Dramáticamente la una no tiene nada que ver con la otra pero narrativamente son dos películas complementarias que se ayudan la una a la otra. Darkness resulta mejor película cuando hemos visto Frágiles. Las dos son películas de fantasmas, la primera es algo más agnóstica sin embargo, en la segunda ocurre algo insólito, su personaje principal, una atea convencida, terminará el relato admitiendo que existe “algo” más allá, una revelación sorprendente viniendo de un cineasta como Balagueró. Y en Insidious 2, cuando sus personajes penetran en el oscuro y siniestro mundo de lo sobrenatural, un personaje teóricamente muerto dirá: “yo también he oído hablar de un sitio maravilloso…”.

Lo significativo de todo esto es que todas las películas citadas son películas de terror muy bien hechas. Lo cual no significa que para hacer buenas películas de miedo haya que ser ateo. M. Night Shyamalan, director de El sexto sentido, no es un cineasta religioso aunque sí que ha admitido ser un realizado espiritual. William Friedkin, director de El exorcista, consideraba que su película tenía como mínimo dos lecturas: Una para agnósticos y otra para católicos, pero en ambos casos planeaba la cuestión del bien y del mal, más allá de lo abstracto de los conceptos.

El cine de terror, a su modo, lo que hace es precisamente esto, representar conceptos abstractos: el bien, el mal, el cielo, el infierno, Dios, Satanás. De hecho, el género aunque siempre cargue las tintas en el aspecto maléfico de la cuestión, su mera presencia implica la existencia de lo divino. Si existe el mal también debe existir el bien, eso lo sabe hasta un ateo. Y si existen las manifestaciones diabólicas también deben de existir las manifestaciones celestiales. Y de hecho, si en el cine de terror al final el bien vence al mal es única y simplemente porque Dios existe.

Tags:
con criterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
4
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Santi Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por el...
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.