Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 17 septiembre |
Santa Hildegarda de Bingen
home iconCuriosidades
line break icon

Lo que ocurrió cuando dos obispos afirmaron que Jesús era adoptado

© Public Domain

Gaudium Press - publicado el 03/03/15

Doctrinas y pasiones que dieron vida en el siglo VIII en España a la herejía del adopcionismo

Sería ingenuo pensar que los movimientos históricos se dan por mera espontaneidad. En verdad un conocimiento histórico más profundo de los hechos nos puede demostrar que la fuerza motriz del hombre, y como consecuencia de la historia, está en las pasiones humanas.

Estas, si están bien dirigidas y reguladas, pueden hacer de los hombres verdaderos héroes, en el sentido más fiel y verdadero de la palabra. Entre tanto, si las pasiones fueran mal conducidas pueden desencadenar verdaderas revoluciones.

Por revolución entendemos un movimiento de cosas opuesto a su correcto fin, una subversión de valores y de conceptos, que puede producir verdaderas catástrofes en la sociedad. Ese movimiento tiene como motor y eje de sus operaciones dos pasiones:

"Dos nociones concebidas como valores metafísicos expresan bien el espíritu de la revolución: igualdad absoluta, libertad completa. Y dos son las pasiones que más la sirven: el orgullo y la sensualidad. […]

"La persona orgullosa, sujeta a la autoridad de otra, odia primeramente el yugo que en concreto pesa sobre ella. […]

"A la par del orgullo generador de todo igualitarismo, la sensualidad, en el más amplio sentido del término, es causante del liberalismo. Es en estas tristes profundidades que se encuentra la junción entre esos dos principios metafísicos de la revolución, la igualdad y la libertad, contradictorios en tantos puntos de vista." [1]

Apliquemos esas palabras al hecho histórico objeto del presente artículo para que el lector pueda concluir cuál fue el factor que llevó al surgimiento de la herejía adopcionista.

La historia: Elipanto de Toledo y Félix de Urgel

Elipanto, de la raza goda, fue arzobispo metropolitano de Toledo, que se encontraba bajo el dominio mahometano. Y fue desde esta sede que infelizmente hizo propagar su veneno. La historia lo describe como un hombre de gran genio, apasionado y elocuente.

No supo usar tales aptitudes para la propagación de la Iglesia, y por el contrario, debido a su arrogancia y orgullo, las usó para propagar la heterodoxia.

Félix de Urgel, obispo de esta misma ciudad, es el segundo defensor de esa herejía. Compañero de Elipanto, a pesar de ser español era súbdito de Carlomagno, una vez que la ciudad de Urgel acababa de ser dominada por los Francos.

La herejía

La herejía adopcionista es en el fondo una reaparición del nestorianismo (que afirmaba la dupla personalidad de Nuestro Señor), como el propio Papa de la época, Adriano I, señalaba. Esa afirmación se da porque, al admitir una dupla filiación en Cristo (una por naturalidad y otra por adopción), admite también una doble personalidad:

"Admite, pues en Cristo dos filiaciones, y aquí está el error, pues la filiación va con la persona, y habiendo dos filiaciones, lógicamente se sigue que habrá también dos personas, lo que es puro nestorianismo. […] El adoptar a alguien por hijo supone dos personas distintas: la que adopta y la que es adoptada; hijo natural e hijo adoptivo con relación a un mismo padre son cosas que se excluyen en un mismo sujeto" [2].

La afirmación adopcionista es, por tanto un absurdo teológico, pues como la humanidad de Nuestro Señor Jesucristo está unida íntimamente con la propia Persona del Verbo, no puede haber una doble filiación, como nos enseña Ott:

"La humanidad de Cristo vino a ser, por la unión hipostática una parte, en cierto modo de la persona del Logos y, por Él, es adorada en y con el Logos. Ella es en sí misma objeto de adoración." [3]

La herejía adopcionista aparece por primera vez en los escritos de Elipanto, cuando refutaba un error de cierto Miguécio que divulgaba el sabelianismo.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
Tags:
diosdoctrina

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
5
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.