Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
San Juan Berchmans
Aleteia logo
Otros Cultos
separateurCreated with Sketch.

Catedral de Córdoba (4): ¿Es deseable el uso compartido?

© Jennifer Morrow

María Angeles Corpas - publicado el 02/03/15

2. ¿Por qué se reivindica el uso compartido?

La cuestión del uso compartido mezcla de forma confusa estos diversos niveles. La reivindicación puede ser un instrumento para socavar el estatus de la titularidad. Añadir un uso cultual distinto podría ser un modo de erosionar una sólida posición eclesial, fundamentada por razones históricas y jurídicas acreditadas en la inscripción registral del templo.

A veces, se hace en términos abusivos, como si la Iglesia se hubiera apropiado de un bien cultural ajeno. O como si el mantenimiento de culto exclusivamente católico o la propiedad eclesial fueran un obstáculo para el adecuado mantenimiento.

En el debate público afloran ciertos tintes anticlericales, no exentos de intereses materiales y de cierto prejuicio ideológico. En este sentido, el desarrollo constitucional de la libertad religiosa en España es claro en la protección de los derechos individuales y es especialmente sensible en la protección reforzada de los lugares de culto.

Igualmente, en esta polémica subyace una cierta manipulación histórica. Como si la Iglesia cordobesa desconociera el pasado de la ciudad, por extensión, andalusí. Aunque en otro sentido, se hace como si el edificio fuera sólo una mezquita. Como si no hubiera sido una iglesia, antes y después de Al Ándalus.

Es una forma más o menos velada de acusar al Cabildo de usurpar un bien material de gran potencia simbólica que pertenecería a otro -bien al pueblo, bien a la comunidad islámica-, algo que desconoce los fundados argumentos históricos y legales aportados por la diócesis. 

3. Diálogo interreligioso no es sincretismo

Diálogo interreligioso no es confusión, ni identificación. Ni hibridación, ni sincretismo. Exige conocer al otro desde el respeto, acercándose con sinceridad, sabiendo de las diferencias históricas y doctrinales, así como de los elementos comunes desde los que crear espacios de entendimiento, de fraternidad y de cooperación, en campos destacados como la paz y el desarrollo.

Actos como las oraciones por la paz de Asís impulsados por san Juan Pablo II (1986-2002) fijaron un modelo de aproximación estimulado por la Iglesia. No cabe en este empeño caer en un relativismo que iguale todas las creencias. Como apuntaba Eclessiam Suam, como si fuesen equivalentes.

La Declaración conciliar Nostra Aetate indicaba que la Iglesia no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Y mira con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, rechazando toda forma de discriminación.

Uno de las más destacadas aportaciones intelectuales a este campo del diálogo, como fuente de encuentro y espacio en el que afirmar la propia fe cristiana, ha sido la de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI. Por ejemplo, diferenciando entre oración multirreligiosa, excepcional, útil y a menudo mal entendida y oración interreligiosa de cuyas virtudes duda.

Porque exige un entendimiento común de lo que es Dios y de lo que es orar. El riesgo relativista, no muy lejano de los debates sociopolíticos del multiculturalismo, está omnipresente.  Además de otros de gran calado como la idea de verdad, de razonabilidad del hecho religioso y de la legitimidad de la Iglesia como depositaria de la fe apostólica para sostenerlos en el mundo actual.

El Papa Francisco ha señalado de forma clara la necesidad de una fuerte expresión de identidad cristiana. Desde el respeto mutuo, la comprensión y el estudio del otro. El 24 de enero, con motivo del cincuentenario del Instituto Pontificio de Estudios Árabes e Islámicos, apuntó lo esencial de una actitud de escucha, para reconocer valores ajenos, entender demandas, fomentar lo común de la naturaleza humana y como creyentes, permaneciendo firmes en la propia identidad y sin caer en trampas de sincretismos conciliadores.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
islam
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.