¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Lectio Divina: II Domingo de Cuaresma Ciclo B

Matt / Flickr / CC
Comparte

Una guía para rezar con la Escritura esta Cuaresma

LECTIO DIVINA 
 II DOMINGO DE CUARESMA CICLO B

 
Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo,
Vamos a abrir la Biblia, Tú eres el autor.
Queremos que nos abras nuestra mente cerrada, nuestro corazón preocupado en otras cosas,
Y nos lleves al encuentro con Jesús, a través de su Palabra y de la oración.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén.
 
 

TEXTO BIBLICO: Marcos 9, 2-10
« Éste es mi Hijo querido. Escúchenlo »

 
  9,2: Seis días más tarde tomó Jesús a Pedro, a Santiago y a Juan y se los llevó aparte a una montaña elevada. Delante de ellos se transfiguró: 9,3: su ropa se volvió de una blancura resplandeciente, tan blanca como nadie en el mundo sería capaz de blanquearla. 9,4: Se les aparecieron Elías y Moisés conversando con Jesús. 9,5: Pedro tomó la palabra y dijo a Jesús:
   —Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a armar tres carpas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías 9,6: –No sabía lo que decía, porque estaban llenos de miedo–.
  9,7: Entonces vino una nube que les hizo sombra, y salió de ella una voz:
   —Éste es mi Hijo querido.
   Escúchenlo.
  9,8: De pronto miraron a su alrededor y no vieron más que a Jesús solo con ellos.
  9,9: Mientras bajaban de la montaña les encargó que no contaran a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del Hombre resucitara de entre los muertos. 9,10: Ellos cumplieron aquel encargo pero se preguntaban qué significaría resucitar de entre los muertos.
    
BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO
 

 

LECTURA: ¿Qué dice el texto?

 
              En este segundo domingo de Cuaresma, el evangelio nos presenta la transfiguración de Jesús, uno de los grandes acontecimientos de la vida de Jesús, y la mayoría de estos están relacionados con las fiestas del pueblo judío. En este caso, esta relacionada con la fiesta de las Tiendas, que se realizaba una semana posterior a la gran fiesta de la expiación, de allí que la lectura comienza diciendo “seis días después”.
             Jesús se encontraba junto a tres de sus discípulos, Pedro, Santiago y Juan, con ellos sube a una montaña, la figura del Monte, que aparece una y otra vez tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamento, hace referencia a la montaña como un lugar de mayor cercanía a Dios, lugar de ascenso. Vale recordar las similitudes del relato de la transfiguración, con el ascenso de Moisés al Monte elevado Ex 24, 12-18.
Jesús se transfiguro, y sus vestiduras quedaron blancas y resplandecientes, signo de la gloria de Dios. Y se les aparecieron Moisés y Elías, conversando con el, es decir ante Jesús esta la Ley y los Profetas.
Los tres discípulos estaban impresionados por lo que veían, se apodera de ellos el temor de Dios, y quedan paralizados ante la magnanimidad de lo que veían sus ojos. Pedro sin saber bien que decir, expresa lo bien que se sentía en ese lugar, y propone construir una choza para cada uno. Esto último esta relacionado a la Fiesta de las Tiendas que se estaba desenvolviendo.
Y apareció una nube y se escucha una voz que dice “Este es mi Hijo querido, escúchenlo”. La nube, solía acompañar las apariciones de Dios, y manifestaba su majestad y poder. La transfiguración de Jesús significa, que el tiempo mesiánico ha llegado, a la vez que es una prefiguración de la resurrección, y la Gloria del Reino de los cielos.

 
 

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?

 
Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:
 

  1. ¿Necesito hacer un “alto” en el camino, como los discípulos  para contemplar a Jesús? ¿Cuándo lo hago, vivo una emoción, que desearía que no tuviera fin? ¿Busco estos espacios para encontrarme con el Señor últimamente, o la rutina no me lo permite?
  2. Dios Padre, hoy, como en la transfiguración, nos dice: Este es mi Hijo muy querido; escúchenlo. ¿Estamos atentos a escuchar a Dios en la oración? ¿Cuándo leo la Biblia, comprendo que se trata de la Palabra de Dios? ¿Escucho a Dios, a través de los signos de los tiempos que se me presentan? ¿Respondo al Dios que me habla?
  3. Nuestro propio encuentro con Jesús fue una “trasfiguración”, que cambio el horizonte de nuestra vida. ¿Soy entonces canal de Dios para que otros puedan ser transfigurados por él? ¿Cómo lo puedo hacer concreto?

Páginas: 1 2 3

Tags:
cuaresma
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.