Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 22 enero |
San Vicente Mártir
home iconEspiritualidad
line break icon

​Conversión y tolerancia

Nestor Mora - publicado el 01/03/15

Hoy en día la tolerancia se ofrece como la virtud principal que todos debemos practicar. Se dice que, para poderla aplicar a los demás, tenemos que empezar aplicándola en nosotros mismos. En el fondo lo que nos ofrecen es cambiar la caridad (amor, cercanía, Dios), por la tolerancia (desafecto, lejanía, diablo) ¿Diablo?

Diablo es una palabra que procede del griego. Su significado es lo que separa, aleja, pierde el significado. El diablo es el ser que procura separarnos entre nosotros y separarnos de Dios. La tolerancia, tal como se ofrece hoy en día, tiene como premisa no afectar ni sentirnos afectados por los demás. Vivir sonrientes y felices dentro ede burbujas que nos aislan entre nosotros. Pero el aislamiento no es nunca una solución.

Una cosa es aquello que exige un cambio de vida y otra aquello que exige tolerancia en la vida #SanAgustin (Sermón  9,18)

Como dice San Agustín, una cosa es la conversión y otra la tolerancia en nuestra vida. Si nos toleramos todo, a nosotros mismos, posiblemente no hayamos pasado por el proceso de conversión que Cristo nos indica. La conversión es transformación de un estado previo, desordenado, carente de sentido y objetivo, hacia una persona que sabe, siente y actúa en sintonía con la Voluntad de Dios. Quien es transformado por la Gracia de Dios no puede tolerarse a sí mismo nada que vaya contra la Voluntad de Dios.

El marketing utiliza la técnica de la autocomplacencia para atraparnos. No ofrece apariencias y nos hace pensar que las merecemos, como si el bien procediera de la tolerancia a nosotros mismos. El bien únicamente procede de Dios y la felicidad, sólo procede de cumplir Su Voluntad. La libertad no es la capacidad de optar por lo que queramos, sino la capacidad de querer el bien y la verdad, por encima de las apariencias.

La Cuaresma es un tiempo propicio para reflexionar sobre estas cuestiones y darnos cuenta que la conversión nunca termina en nuestra vida. Siempre hay un escalón delante de nuestros piés, hasta que lleguemos a Dios. 

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
2
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
3
MARTIN LUTHER KING
Jorge Graña
¿Sabías que Martin Luther King apreciaba mucho el Rosario?
4
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
5
LIBBY OSGOOD
Sandra Ferrer
Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica
6
AGUILAR
Alvaro Real
España: ¿Por qué retiran una cruz de la puerta de este convento?
7
COUPLE
Orfa Astorga
¿Qué hacen los matrimonios que quieren seguir queriéndose?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.