Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 30 noviembre |
San Andrés
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Papa Francisco denunció: ¿11 horas de trabajo mal pagado y si no aceptas, a la calle?

Pope Francis gestures during his weekly general audience in St Peter’s square – es

© Andrew Medichini/AP

Ary Waldir Ramos Díaz - Aleteia Team - publicado el 28/02/15

¿Que hacer en este mundo que funciona así? Una solución: que haya cooperativas "de verdad"

“Hoy es una regla, no digo que sea normal, habitual, pero frecuentemente se ve: ‘¿Tu buscas trabajo? Ven, ven a esta empresa’; 11 horas, 10 horas de trabajo” y luego la persona es pagada mal. “¿Te gusta? ¿No? Bueno entonces vete a casa” denunció el Papa Francisco al recibir en audiencia a los miembros de la confederación de las cooperativas italianas este sábado 28 de febrero en el Aula Pablo VI del Vaticano.

“¿Que hacer en este mundo que funciona así? Porque hay la fila, la cola de gente que busca trabajo; sí a ti no te gusta, al otro le gustará. Es el hambre, el hambre que nos hace aceptar esto que nos dan, el trabajo en negro…” añadió Francisco ante 7000 cooperadores italianos.

“Yo podría pedir, por hacer un ejemplo, sobre el personal doméstico: ¿Cuántos hombres y mujeres que trabajan el servicio domestico tienen el ahorro social para la pensión?”, insistió para denunciar las injusticias laborales.

En su discurso a los cooperadores y cooperadoras sociales, el Pontífice les exhortó ha seguir mirando hacía el futuro y perseguir nuevas “responsabilidades y nuevas iniciativas” ante los cambios políticos-financieros en el mundo globalizado.

“Es una verdadera misión que nos pide fantasía creativa para encontrar formas, métodos, actitudes e instrumentos” y les pidió luchar contra la “cultura del descarte”.

Globalizar la solidaridad, hoy significa pensar en el aumento vertiginoso de los desocupados, las lágrimas incesantes de los pobres, la necesidad de retomar un desarrollo que sea un verdadero progreso integral de la persona que tiene necesidad ciertamente de rédito, pero no solamente del rédito”. Entretanto, sostuvo: “pensemos a los necesitados de la salud”.

En este contexto, ha demandado más dignidad para las personas mayores que se “quedan prematuramente” fuera del mercado del trabajo. “Tu eres un ingeniero, pero que bueno, y cuántos años tienes….49 años. Entonces, no, no, no sirves, váyase”, indicó al marguen del texto, improvisando.

El Papa atacó el trabajo en negro y el mal trato a los trabajadores, e invitó a los hombres y mujeres que creen en el bien común a asociarse en cooperativas que pongan al centro la persona, en cambio del capital. 

Así les solicitó a las cooperativas a comprometerse aún más en “globalizar la solidaridad” y perseguir principios de respaldo reciproco y del compartir entres sus asociados.

Al margen del texto dijo “Las cooperativas desafían las matemáticas, porque en una cooperativa uno más uno es igual a tres” para resaltar el valor de la unión para luchar por un futuro mejor y más justo.

Asimismo recordó que las cooperativas, desde su nacimiento en los inicios del ochocientos, éstas organizaciones históricamente han sido apoyadas por los sacerdotes y las diócesis italianas para beneficiar pequeños agricultores, campesinos y profesionales.  Y valoró que estas iniciativas puedan tener difusión y mejoras a nivel internacional.

En efecto el Papa dirigió su discurso a las cooperativas sociales que prestan servicio en la agricultura, la pesca, la sanidad,  el transporte, la construcción, la banca, entre otros sectores. Cooperativas de comunidad, de usuarios y profesionales, entre otros.

El Sumo Pontífice les invitó a seguir la colaboración del “movimiento cooperativo” que nació  “con sus parroquias y con sus diócesis”.  “Las formas de la colaboración deben ser diversas, respecto a la del origen, pero el camino debe ser siempre el mismo”.

Cooperativas en las periferias y en los lugares donde se sufre

“Donde existen las viejas y nuevas periferias existenciales, donde hay personas en dificultad, donde existan personas solas y descartadas, donde existan personas no respetadas, tiéndales la mano. Colaboren entre ustedes, en el respeto de la identidad vocacional de cada uno ¡tiéndanse la mano!”


Francisco intimó a respetar la identidad de la cooperación que nació para apoyar a los más débiles y necesitados de la sociedad. Luego, el Papa exigió que el sistema económico-social ponga a los más necesitados al centro. 

Cooperativas para dar trabajo a mujeres y jóvenes desocupados

El Papa Francisco ofreció tres ideas para desbancar del “centro el Dios dinero” y para que las “cooperativas” del mundo pongan al centro la dignidad de la persona humana:

En primer lugar, pensando en los jóvenes, las mujeres y los desocupados, el Papa Francisco sostuvo: “las cooperativas deben continuar a ser el motor que levanta y desarrolla la parte más débil de nuestras comunidades locales y de la sociedad civil. Por este motivo, es necesario poner en primer lugar la fundación de nuevas empresas cooperativas, junto al desarrollo continuo de las existentes, de esta manera se crea, sobre todo nuevas posibilidades de trabajo que hoy no hay”, explicó. 

Nuevos proyectos para apoyar la salud de los más pobres y necesitados

En segundo lugar, el Pontífice animó a las personas unidas en cooperativas a “realizar nuevas soluciones” para alcanzar beneficios sociales (Welfare), especialmente en el campo de la salud. “Un ámbito delicado donde tanta gente pobre no encuentra respuestas adecuadas a sus necesidades”.

“¡Caridad es un dono!. ¡No es un simple gesto para tranquilizar el corazón! Un don sin el cuál no se puede entrar en la casa de quien sufre. En el lenguaje de la doctrina social de al Iglesia esto significa hacer hincapié sobre la solidaridad con fuerza y coherencia: significa poner juntos las fuerzas”, planteó. 

Francisco recordó que al centro de cualquier movimiento de solidaridad están los más necesitados. E invitó a trabajar en soluciones concretas pensadas para las comunidades locales, sin olvidar las propias raíces y conocimientos empresariales, pero siempre poniendo al centro la persona.

Cooperativa verdadera. Generar riqueza y dar migajas a pobres es solo marketing

Sucesivamente, les ha incitado al equilibrio entre economía, justicia social, dignidad y valores de las personas. “Es sabido que un cierto liberalismo cree que sea necesario primero producir riqueza, y no importa como, para después promover cualquier política redistribuidora por parte del Estado. Otros piensa que sea la misma empresa a deber dar las migajas de la riqueza acumulada, tomando así la propia llamada ‘responsabilidad social” señaló.

Se corre el riesgo de ilusionarse de hacer el bien, mientras, lamentablemente, solo se hace marketing, sin salir del círculo fatal del egoísmo de las personas y de las empresas. En cambio, nosotros sabemos que realizando una nueva economía, se crea la capacidad de hacer crecer las personas con toda su potencialidad”, agregó. 

De esta manera, “los socios de la cooperativa no deben ser solo un trabajador” debe ser “siempre protagonista” y crecer a través de la “cooperativa, como persona, socialmente y profesionalmente”. Lo cual, explicó no significa “crecer en el rédito”, pero señaló que no basta: “creciendo, involucrando a todos”.

“No estén jamás contentos con la palabra cooperativa, sin tener la consciencia de la verdadera sustancia y del ánima de la cooperación”.

La economía cooperativa, “es autentica si hace una fuerte función social”. Debe promover “la economía de la honestidad”. “Una verdadera economía promovida por personas que tiene en el corazón y la mente solamente el bien común” añadió.  

“Para hacer todas estas cosas se necesita dinero”, pero en cambio el Papa les pidió: “deben invertir bien”, júntense con determinación para realizar obras buenas, colaboren con cooperativas bancarias, métanse juntos para luchar por las necesidades de las familias, paguen justos salarios”.

Asimismo, aceptó que no es fácil hablar de dinero y citó a San Francisco de Asís y, “lo repite ahora el Papa – señaló – el dinero es el estiércol del diablo”, porque “cuando el dinero se vuelve un ídolo” convierte al hombre en un siervo y admitió que “sí en la cooperativa gobierna el capital” entonces son falsas cooperativas, esas que “prostituyen” el nombre de “cooperativa” y en cambio no permiten que “la asociación gobierne el capital”.

Por último, sostuvo que “las cooperativas no pueden quedarse cerradas en casa, pero tampoco salir de casa como si no fueran cooperativas”. “No hay que tener dos caras”, añadió.  Posteriormente, exhortó a la creatividad para “buscar la solidaridad, la justicia y la paz”.

El Papa preguntó: “¿Nos salva la fe que se queda en la casa?”, “los valores son para compartirlos” salgan y compártalos, no importa que encuentren personas que no creen, pero ellos pueden buscar los mismos justos objetivos con ustedes. 

Tags:
economíapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.