Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Iglesia ortodoxa reconoce como mártires a los 21 coptos decapitados

© Tony Rizq
Comparte

El nombre de Jesús susurrado en el último momento es como el sello de su martirio, afirma obispo copto católico

El Patriarca de la Iglesia copta ortodoxa, Teodoro II (Tawadros), anunció que los nombres de los 21 cristianos egipcios decapitados en Libia por el Estado Islámico (ISIS), serán incluidos en el “Sinaxario”, el equivalente oriental del martirologio romano. 

“El martirio de estos 21 fieles se conmemorará el 8 de Amshir del calendario copto (el 15 de febrero del calendario gregoriano), que es también la fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo”, señaló. 

El 15 de febrero, el Estado Islámico difundió un video titulado Un mensaje firmado con sangre a la nación de la cruz, en el que mostró la ejecución de los 21 cristianos ortodoxos y donde amenaza con tomar Roma, a la que considera la capital “de los cruzados”. 

Días después del asesinato, el obispo copto católico de Guiza (Egipto), monseñor Anba Antonios Aziz Mina, afirmó que estas nuevas víctimas del ISIS murieron como mártires, que “en el momento de su bárbara ejecución, repetían: ‘Señor Jesucristo’”. 

“El nombre de Jesús fue la última palabra surgida de los labios de los mártires. Al igual que en la pasión de los primeros mártires, se confiaron en las manos de Aquel que poco después los iba a recibir", añadió.

"Y así celebraron su victoria, la victoria que ningún asesino les podrá arrebatar. Ese nombre susurrado en el último momento es como el sello de su martirio”, señaló monseñor Azis.

Artículo publicado originalmente por Aica

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.