¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La catedral de Córdoba (1), corazón de las reivindicaciones del islam en España

© Timor Espallargas
Comparte

Algunos tratan de contaminar el diálogo interreligioso con planteamientos ajenos a su ámbito

.

2. La Plataforma: una estrategia política más allá de la fe

Desde la década de 2000, Junta Islámica ha comparecido en distintos foros tratando de convertir su petición en una propuesta que hiciera visible la presencia social e institucional del islam en España. Así lo concretó en el Foro de Diálogo Interconfesional Islamo-Cristiano, celebrado en el Vaticano en marzo de 2004.

Dos años después, la  puesta en marcha de la Alianza de Civilizaciones por los presidentes español y turco animó a Junta Islámica a plantear la cuestión cordobesa como “ejemplo vivo” de un islam tolerante y pacífico.

Así, enviaron la proposición a los entonces responsables de los gobiernos de España y Turquía, José Luis Rodríguez Zapatero y Recep Tayyip Erdogan, invitándoles a promover la apertura de Santa Sofía en Estambul y de la “Mezquita-Catedral de Córdoba” como templos ecuménicos en los que cristianos, musulmanes y creyentes de otras religiones pudieran orar juntos al mismo Dios.

Convertir Córdoba y su catedral en ejemplo de reconciliación histórica ha significado desde hace años contaminar el diálogo interreligioso de planteamientos ajenos a su ámbito, que podemos resumir en tres cuestiones:

-¿De quién es? Es decir, quién posee la titularidad jurídicaSin lugar a dudas: de la Iglesia, que ejerce legal y legítimamente su uso y propiedad. El cuestionamiento de esta realidad por parte de las autoridades andaluzas no puede ocultar un gran interés económico: el monumento posee un gran efecto “llamada” para el turismo nacional e internacional. Sea religioso o no. Enajenarlo supondría una fuerte inyección a las arcas de la Junta de Andalucía. 

Pero este interés económico no puede ocultar una estrategia política basada en una “necesaria expropiación”. La generación de un debate social a través de los medios está resultando de extraordinaria utilidad para replantear el actual modelo de relaciones Iglesia-Estado y calibrar el apoyo de sectores de izquierda, al que se ha sumado decididamente un sector de los musulmanes.

-"Si es Patrimonio de la Humanidad ¡es de todos!": con este sencillo argumento, la Plataforma que defiende la expropiación ha sostenido uno de los discursos tradicionalmente usados por los sectores musulmanes y que puede resumirse del siguiente modo: la “Catedral Mezquita” ha sido “enajenada” al Islam. Un agravio “histórico” no modificado por las autoridades del Estado, que sostienen económicamente el monumento y benefician a la institución eclesiástica.   

Sin embargo, tanto UNESCO como las autoridades europeas y del Estado español están comprometidas con la protección de este monumento, al margen de que sea o no un bien de titularidad pública o privada. Así, estas instancias están obligadas a cooperar con su conservación. Ser patrimonio de la humanidad es un hecho independiente que ni resta responsabilidades ni añade derechos a su legítima propietaria: la Iglesia. 

-Un espacio para… ¿diálogo interreligioso, intercultural, uso ecuménico? Estas cuestiones, de naturaleza muy distinta, aparecen ligadas a la reivindicación de la Plataforma. De un lado, el diálogo interreligioso ha sido y es un camino de encuentro entre cristianismo e islam que se viene usando como medida de presión.

Sobre esto, hay que decir que los actos interreligiosos requieren unas condiciones muy claras para no incurrir en relativismo, confusión o sincretismo. Al contrario, debe prevalecer el reconocimiento, respeto y la cooperación pacífica.

Pero pretender que esta herramienta de concordia se convierta en una cesión sin condiciones, resulta abusivo. De igual modo, la propuesta de realizar actos interculturales está

Páginas: 1 2 3

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.