Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Plato de Arroz: Para que los sacrificios alivien el hambre

© crsricebowl.org
Comparte

Una bella iniciativa estadounidense que lleva 40 años cambiando vidas

La Cuaresma es tiempo de oración, ayuno y sacrificio; pero también es tiempo de caridad. Es por eso que desde hace cuatro décadas los católicos de Estados Unidos vienen participando del programa Rice Bowl -"Plato de Arroz"-, a través del cual utilizan los sacrificios de este tiempo litúrgico para aliviar el hambre que en el mundo causa la pobreza y mejorar la calidad de vida de las personas y las familias en necesidad.
 
Animado por la Catholic Relief Service (CRS)-agencia humanitaria internacional oficial de la comunidad católica estadounidense-, el programa nació hace cuarenta años con el deseo de responder a la hambruna en África, y posteriormente se extendió como una iniciativa de Cuaresma para vencer el hambre en el resto del globo.

"¿Podríamos alimentar a los hambrientos a través de las oraciones, el ayuno y los donativos de Cuaresma? La respuesta fue que sí, y llegó en la forma de una pequeña caja de cartón. Cuarenta años después, lo sigue haciendo y continúa llevando nuestras jornadas de Cuaresma a la vida", exponen en el site de la iniciativa.
 
El programa se desarrolla simbólicamente a través de un plato de arroz y de la escucha de testimonios de quienes pasan necesidad, a quienes se dedican oraciones, ayuno y donativos, para así hacer frente a sus penurias.

Para ello las diócesis, parroquias e instituciones educativas solicitan los Platos de Arroz de la CRS -representados en cajas de cartón-, con los cuales se colectan las ayudas económicas. También son distribuidos calendarios de Cuaresma que invitan a vivir este tiempo litúrgico en generosidad con los más necesitados.
 
El dinero que se colecta posteriormente es distribuido en su 75% para apoyar los programas de la CRS en el mundo, que incluyen proyectos agrícolas para mejorar las cosechas, de saneamiento del agua para ofrecer agua potable a las comunidades, de micro-finanzas con el objeto de apoyar los pequeños negocios, de salud, sobre todo dirigidos a la nutrición de la población infantil, de educación y capacitación, entre otros.

El 25% restante, por su parte, se utiliza para aliviar el hambre y la pobreza en la propia comunidad que se ha sumado al programa.
 
Además de los donativos, la iniciativa incluye toda una serie de recursos para vivir la Cuaresma, incluyendo reflexiones semanales, historias de esperanza de personas y familias alrededor del mundo que se han incorporado a las ayudas, actividades para realizar en familia y poner en práctica la Cuaresma, e incluso recetas internacionales sin carne para guardar la abstinencia del Miércoles de Ceniza, los viernes de Cuaresma y del Viernes Santo.
 
Asimismo, la iniciativa hace uso de las nuevas tecnologías y cuenta con una página web, en inglés y en español, donde se incluyen todos los contenidos mencionados; así como una aplicación para descargar en las tabletas y teléfonos inteligentes y tener la Cuaresma al alcance de un clic.
 
En la última Cuaresma un total de 13.405 parroquias, comunidades e instituciones educativas de los Estados Unidos se sumaron a la campaña del Plato de Arroz. Se espera que este 2015, cuando se conmemora el 40º aniversario de esta iniciativa, sean más las comunidades participantes.
 
De la redacción de Gaudium Press, con información de crsricebowl.org
Artículo originalmente publicado por Gaudium Press
 
 

Tags:
cuaresma
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.