Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Francia: Los obispos rechazan una declaración de Reporteros sin Fronteras

Paul Malo / Aleteia
Je Suis Charlie - nation - Paris
Comparte

La libertad de expresión es importante pero debe articularse con otras libertades, afirma el portavoz

El episcopado francés ha hecho unas declaraciones en torno a un caso que está creando polémica en Francia. Reporteros sin Fronteras ha redactado una declaración en la que se afirma que todo el mundo es libre de expresar y difundir cualquier tipo de crítica -incluso irreverente- hacia cualquier sistema de pensamiento político, filosófico o religioso.

Ese texto lo ha enviado a las grandes religiones de Francia para que lo subscriban. La iniciativa la ha desarrollado en el contexto de los recientes ataques yihadistas a la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo
 
La Conferencia Episcopal Francesa ha respondido que la institución sólo firma los documentos que realiza en exclusividad. Además, recuerda que la libertad de expresión se debe relacionar en el contexto de otras libertades.

La iniciativa ha contado con el apoyo del presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán, Dalil Boubaker, el Gran Rabino de Francia, Haim Korsia (aunque no ha firmado el texto) y el presidente de la Federación Protestante de Francia. La declaración no recibirá, sin embargo, el apoyo de la Conferencia Episcopal de Francia.

El obispo Olivier Ribadeau-Dumas, secretario general y portavoz de la CEF ha  explicado la postura de los obispos franceses.

En primer lugar, Ribadeau-Dumas afirma que no tiene que firmar un documento que no es de su autoría ya que es su principio general. Además, recuerda que la institución ya se manifestó sobre los ataques en el Consejo Permanente el 12 de enero, recordando la importancia de la libertad de expresión y, al mismo tiempo, diciendo que la libertad de expresión se debe articular con otras libertades.

La tercera razón que llevó a la Conferencia Episcopal a no apoyar esta iniciativa es que solamente se planteaba a las religiones, como si las religiones provocaran desunión dentro de la sociedad civil y representaran un peligro para la oportunidad de vivir como tales libertades y la libertad de expresión.

“El hecho de que sólo a los líderes religiosos se les pida que firmen esta declaración nos parece absolutamente injustificable. ¿Por qué no la han enviado a los profesores? ¿Por qué no a los miembros del servicio público? ¿Por qué no tienen que firmarla otras personas que también tienen una responsabilidad con la sociedad?”, ha manifestado Ribadeau-Dumas.

Además, aunque reconocen el trabajo de Reporteros sin Fronteras en cuanto a la libertad de prensa en todo el mundo, se preguntan cuál es la legitimidad de esta asociación para hacer llegar un comunicado a todos los líderes religiosos para que sea firmado.

Ribadeau-Dumas se pregunta si Reporteros sin Fronteras cree que la religión, o por lo menos el hecho religioso, es cada vez más persona non grata en nuestras sociedades.

Ribadeau-Dumas recuerda que en 1905, la ley de separación de Iglesia y Estado francesa ha establecido un marco legal, pero también un marco que es el espíritu con el que quieren vivir los franceses, que es una forma de laicismo que no significa que las religiones no tienen cabida en el debate público, pero permite a todas las religiones a expresarse no por ser religiones, sino por estar compuesta por ciudadanos.

Además, la CEF recuerda que estamos siendo testigos de una serie de tendencias que querrían relegar sólo al ámbito privado el total de las convicciones religiosas personales. Sin embargo, recuerdan que la persona está unida y la dimensión religiosa es una parte integral de la persona.

El doble rasero al que hace referencia Ribadeau-Dumas está presente, por ejemplo, en una serie de censuras brutales. Por ejemplo, denuncias de grupos feministas sobre anuncios publicitarios, o denuncias de colectivos homosexuales sobre la forma de hablar de las personas. La lista de lo políticamente correcto es larguísima y es algo que no se aplica así mismo cuando se habla de

Páginas: 1 2 3

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.