Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lectio Divina: Viernes después de ceniza Ciclo B

© holguerh
Comparte

Una guía para rezar con la Escritura esta Cuaresma

LECTIO DIVINA 
VIERNES DESPÚES DE CENIZA CICLO B

 
Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo,
Vamos a abrir la Biblia, Tú eres el autor.
Queremos que nos abras nuestra mente cerrada, nuestro corazón preocupado en otras cosas,
Y nos lleves al encuentro con Jesús, a través de su Palabra y de la oración.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén
 

TEXTO BIBLICO: Mateo 9, 14-15
«Llegará un día en que les arrebaten el novio y entonces ayunarán »

 
 9,14: Entonces se le acercaron los discípulos de Juan y le preguntaron:
   —¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos [mucho] mientras que tus discípulos no ayunan?
  9,15: Jesús les respondió:
   —¿Pueden los invitados a la boda estar tristes mientras el novio está con ellos? Llegará un día en que les arrebaten el novio y entonces ayunarán.
    
BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO
 

LECTURA: ¿Qué dice el texto?

 
          En pasajes anteriores a la lectura de hoy, la Palabra nos dice, que Jesús se encontraba comiendo con sus discípulos, publicanos y pecadores. Es importante tener en cuenta este contexto, porque la pregunta que le realizan los discípulos de Juan el Bautista, va en esta dirección, ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos mientras que tus discípulos no ayunan?

           El ayuno era para el Pueblo Judío, una practica muy común, que se hacía de forma obligatoria ante algunas festividades, o de forma voluntaria, era un acto de piedad, y la razón era apresurar la venida del Mesías.

           Jesús, ante los discípulos de Juan y los fariseos, que parecían escandalizados, responde “¿Pueden los invitados a la boda estar tristes mientras el novio está con ellos?”. La imagen del Esposo corresponde a Jesús, y los amigos, a los apóstoles y discípulos. En la tradición judía, los “amigos del Esposo”, eran quienes formaban el cortejo nupcial, y salían al encuentro de la Esposa.

           Jesús deja en claro que su presencia como Mesías, es como una fiesta matrimonial, que solo evoca motivos de alegría. Esto es una prefiguración del banquete pascual, donde no hay lugar para la tristeza.

         “Llegará un día en que les arrebaten el novio y entonces ayunarán”, Jesús vuelve a hacer alusión a su muerte, su ausencia justifica la practica del ayuno, para apresurar la venida del Señor, y se vuelve para los cristianos una practica común de conversión. 
 

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?

 
Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:
 

  1.  ¿Cuáles son mis actitudes, que me identifican como Discípulo de Jesús? ¿Vivo con la alegría de saber que el Esposo, esta entre nosotros? ¿Entiendo que el sentido de mi vida es tener a Jesús conmigo? ¿Entonces, soy motivo de alegría para los demás?  
  2. ¿Estoy abierto a la novedad que Cristo me trae, o sigo viejos esquemas? ¿Relaciono este momento con toda la Historia de la Salvación, de la que soy parte?
  3. ¿Creo y espero en la Palabra y las promesas de Dios para mí? ¿Cómo manifiesto esta esperanza activa?

 

ORACION: ¿Qué le digo yo al Señor?

 
Orar, es responderle al Señor que nos habla primero.
 

  • Gracias Señor por tu Palabra Salvadora que me enseña a ser un verdadero Discípulo.
  • Señor, dame la gracia de desprenderme más de mí mismo para poder llenarme más de ti y entregarme en el servicio a los demás.
  • Que sepa vivir la alegría de saber tu presencia en mi vida. Añadimos unas intenciones de oración. 

 

CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo el texto?

 
Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del texto para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón:
 
«Llegará un día en que les arrebaten el novio y entonces ayunarán » (Versículo 15)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación.
 

ACCION: ¿A qué me comprometo?

 
Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.
 
Mi agradecimiento por creer en Jesús, se manifiesta con llevar la alegría cristiana a los demás. Que los demás puedan conocer también a Cristo por mi alegría y testimonio de encuentro con Cristo.
 
Hno Ricardo Grzona, frp y Cristian Buiani
 

Tags:
cuaresma
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.