Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 18 mayo |
San Juan I, papa y mártir
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

LIBERTAD RELIGIOSA EN Yemen: los cristianos no pueden ir a la iglesia libremente

Children in Sana’a – © Rod Waddington-CC – es

© Rod Waddington-CC

https://www.flickr.com/photos/rod_waddington/14165796321/in/set-72157635314684116

Ayuda a la Iglesia Necesitada - publicado el 18/02/15

El informe sobre libertad religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, país por país

La Constitución de 1990 establece que “la ley islámica es la fuente de toda la legislación” (artículo 3). 

Tras el levantamiento de 2011 contra el presidente Ali Abdallah Saleh, un acuerdo negociado llevó a la elección de un nuevo jefe de Estado en febrero de 2012, Abd Rabbu Mansur Hadi, que hasta entonces había sido el vicepresidente. Las elecciones se celebraron en un clima de violencia.

El mandato de Mansur Hadi tenía que ser temporal, con un período de transición fijado en dos años desde la fecha de su elección. Durante este período se suponía que se iba a elaborar una nueva Constitución. Sin embargo, acabado el plazo en febrero de 2014, no se había llegado a ningún acuerdo sobre el texto de una ley básica debido al estancamiento del diálogo nacional. 

Por lo tanto, el país sigue viviendo una situación de inestabilidad. Se han perpetrado una serie de ataques terroristas. Uno de los atentados más graves fue la explosión de un coche bomba el 5 de septiembre de 2013, cuyo objetivo era el hospital militar de Saná, que dejó 50 muertos.

 La mayor parte de los ataques ha sido obra de Al Qaida, cuya base principal en la península arábiga es Yemen. En otros lugares, al norte del país, han continuado los combates entre los chiíes huzi rebeldes y los islamistas suníes. 

En Yemen viven cerca de 9000 expatriados cristianos. Cuentan con 5 iglesias (4 católicas y 1 anglicana) y pueden celebrar el culto en varias ciudades del país, tanto en iglesias, como en viviendas privadas, dependiendo de la situación. 

Pero en el norte del país no se permite que haya iglesias. Los judíos, que viven en Yemen, también son extranjeros y disponen de una sinagoga. Muchos expatriados han abandonado el país a lo largo de los tres últimos años a causa de violencia y el peligro de secuestro. 

Se calcula, que también hay entre 500 y 1000 cristianos de origen musulmán en Yemen. Pero dado que la apostasía se castiga con la pena de muerte, se ven obligados a vivir su fe en secreto y solo se pueden reunir clandestinamente. 

Acontecimientos recientes relacionados con los cristianos de Yemen 

En septiembre de 2012, según un informe procedente de Líbano, al menos un hombre fue crucificado y otros dos ejecutados a manos del grupo yihadista Ansar al Sharia que se ha hecho con el control de una zona de Yemen y ha impuesto la sharía. 

Varios meses antes, en un momento en el que el Gobierno yemení fue amenazado por los disturbios y la rebelión, los yihadistas acusaron a estas tres personas de ser agentes o espías de los Estados Unidos. 

En enero de 2013, un informe del Gatestone Institute, citó al defensor de los derechos humanos, Abdul Razaq al Azazi, que afirmaba que “los cristianos de Yemen no pueden practicar su religión ni pueden ir a la iglesia libremente”. 

Añadía: “El Gobierno no permite que se construyan edificios o lugares de culto sin licencia previa”, señalando que funcionarios católicos, por ejemplo, estaban esperando una decisión del Gobierno sobre si les permitía construir un edificio y se les reconocía oficialmente. 

El informe también declaraba que “existen algunas organizaciones cristianas, la mayor parte de ellas extranjeras, por ejemplo la Misión baptista americana, que dirige el hospital Yibla y una Iglesia que sirve a los huérfanos, los pobres y a las mujeres encarceladas”. No obstante, también señalaba que “se trata de organizaciones que se dedican fundamentalmente a servir a la comunidad, no a facilitar el culto cristiano”. 

En enero de 2014, una mujer que había sido musulmana y había abrazado el cristianismo fue condenada por un tribunal yemení a recibir tratamiento y medicación en el hospital psiquiátrico de la ciudad de Al Hadida. 

Según la prensa, esta abogado de 30 años, Fatima Mohamad as Salem, abandonó el islam tras la matanza perpetrada por Al Qaida en el hospital Al Ardi de la capital, que dejó 200 víctimas (entre muertos y heridos). 

Acontecimientos recientes relacionados con los musulmanes 

En julio de 2013, varios informes constataron que los suníes y los rebeldes zaidíes chiíes de Yemen, libraban una batalla por el control de las mezquitas.

El enfrentamiento se reducía en un principio a la provincia septentrional de Sada (distrito del noroeste de Yemen, en la frontera con Arabia Saudí). Los salafíes intentaron tomar el control de una mezquita dirigida por el imán zaidí de Saná, como respuesta a una medida similar tomada por los seguidores de Ansar Allah contra otra mezquita dirigida por un clérigo suní en la capital. 

Esto desencadenó enfrentamientos en los que se sacaron cuchillos y se atacó con bombas, que provocaron cinco heridos, según los testigos y la policía. Una semana antes, hombres armados dispararon desde una moto a un chií al que mataron, además de herir a otras cuatro personas, que se manifestaban en una sentada de protesta en la capital, según declaró un rebelde de Ansar Allah a AFP. 

En un intento de reducir la tensión, las autoridades lograron que ambas partes se comprometieran a “no utilizar la fuerza para imponer su rito en las mezquitas”, en declaraciones de Hmud Obad, ministro de Waqf. “En Yemen, no hay unas mezquitas para zaidíes y otras para suníes. La población ha vivido y rezado unida durante siglos, pero la polarización política, que se está produciendo, amenaza con dividirles”, declaró a AFP. 

En noviembre de 2013, Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA) juró vengarse de los rebeldes huzíes, chiíes del norte de Yemen, por haber asaltado la escuela salafí de Damay. 

Los combates entre huzíes y salafíes en la escuela tradicional de Damay, en el corazón del territorio chií, causaron más de 100 muertos a principios de noviembre, amenazando con provocar más tensiones sectarias en Yemen. El aviso de AQPA de que se vengaría se hizo a través de un vídeo de Harith bin Gazi al Nadhari, religioso del grupo paramilitar. 

“Declaramos nuestra total solidaridad con nuestros hermanos suníes del centro de Damay y de otras zonas suníes, que han sido atacadas por el grupo huzi” afirmaba la declaración de Harithi: “Vuestros crímenes contra los suníes no pasarán sin castigo o acción disciplinaria” añadió. 

El 11 de enero de 2014, Reuters informó de que la lucha en el norte de Yemen entre los musulmanes chiíes huzíes y los suníes salafíes terminó con un tratado de alto el fuego, según un comité presidencial, que está intentando acabar con el conflicto. 

La agencia de noticias declaró que más de 100 personas han sido asesinadas desde que estalló la violencia el 30 de octubre de 2013, cuando los rebeldes huzíes, que controlan gran parte de la provincia de Sada en la frontera con Arabia Saudí, acusaron a los salafíes de la ciudad de Damay de reclutar miles de combatientes extranjeros para preparar el ataque.

Damay se ha convertido en un campo de batalla clave del Yemen. Situada a 40 km al sur de la frontera de Arabia Saudí, alberga una escuela religiosa suní que lleva allí desde finales de la década de 1970 y cuenta con miles de alumnos, muchos de ellos extranjeros. Según las tribus chiíes, la escuela está fabricando radicales musulmanes suníes que quieren acabar con los chiíes. 

El 9 de marzo de 2014, funcionarios del Gobierno yemení e insurgentes informaron de la muerte de al menos 35 personas en los tres días anteriores, en enfrentamientos entre rebeldes chiíes y guerrillas tribales suníes en el noroeste de Yemen, en la provincia de Al Yawf, cerca de Saná, la capital. 

En abril de 2014, rebeldes chiíes, que al parecer intentaban tomar la capital de Yemen, atacaron un puesto militar de una ciudad cercana, matando a tres soldados y perdiendo a dos de sus propios hombres, según fuentes tribales. Los rebeldes zaidíes, también conocidos como Ansaru Allah o huzíes, llevaron a cabo el ataque en Amran, a 50 km al norte de Saná, el 9 de abril, según fuentes tribales. Fuentes militares han afirmado que el objetivo de los rebeles chiíes era tomar Amran, y luego asediar la capital.

Tags:
libertad religiosa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.