Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San José de Cupertino
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: No a los empresarios de la muerte que venden armas a países en guerra

DR

pape françois homelie

Radio Vaticano - publicado el 17/02/15

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

Todos nosotros somos capaces de hacer el bien, pero también destruir cuanto Dios ha hecho. Lo dijo el Papa Francisco en la Misa matutina en Casa Santa Marta. El Papa, deteniéndose en la primera lectura que narra el diluvio universal, observó que el hombre es incluso capaz de destruir la fraternidad y de aquí nacen las guerras y divisiones. Por tanto, condenó a los “empresarios de la muerte” que venden armas a los países en conflicto para que la guerra pueda continuar.

“El hombre es capaz de destruir todo lo que Dios ha hecho”. El Papa Francisco desarrolló su homilía moviendo del pasaje dramático del Génesis que muestra la ira de Dios por la maldad del hombre y que precede al diluvio universal. El hombre, constató con amargura, “parece ser más poderoso que Dios”, es capaz de destruir las cosas buenas que Él ha hecho.

En los primeros capítulos de la Biblia, prosiguió, encontramos muchos ejemplos – de Sodoma y Gomorra, a la Torre de Babel – en que el hombre muestra su maldad”. Un mal que anida en lo íntimo del corazón.

“‘Pero padre, ¡no sea tan negativo!’ dirá alguno. Pero es la verdad. Somos capaces de destruir también la fraternidad: Caín y Abel en las primeras páginas de la Biblia. Destruir la fraternidad. Es el inicio de las guerras. Los celos, las envidias, tanta avidez de poder, de tener más poder. Sí, esto parece negativo, pero es realista. Tomad un periódico, cualquiera – de izquierda, de centro, de derecha… cualquiera. Y veréis que más del 90% de las noticias son noticias de destrucción. Más del 90%. Y esto lo vemos todos los días”.

“¿Pero qué sucede en el corazón del hombre?”, se preguntó Francisco. Jesús, dijo, nos recuerda que “del corazón del hombre salen todas las maldades”. Nuestro “corazón débil”, prosiguió, “está herido”.

Hay siempre, añadió, una “voluntad de autonomía”: “Yo hago lo que quiero, y si quiero esto, lo hago. Y si para esto quiero hacer una guerra, ¡la hago!”

“¿Pero por qué somos así? Porque tenemos esta posibilidad de destrucción, este es el problema. Después, en las guerras, en el tráfico de armas … ‘Pero, somos empresarios’ ¿Sí, de qué? ¿De muerte? Y hay países que venden armas a este, que están en guerra con este, y las venden también al otro para que siga la guerra. Capacidad de destrucción. Y esto no viene del vecino: ¡de nosotros! ‘Cada íntimo intento del corazón no era sino mal’. Tenemos esta semilla dentro, esta posibilidad. Pero tenemos también el Espíritu Santo que nos salva, ¡eh! Pero debemos elegir, en las pequeñas cosas”.

El Papa puso en guardia contra las habladurías, de quien habla mal del vecino: “también en parroquia, en las asociaciones”, cuando hay “celos” y “envidias” y quizás se va donde el párroco a hablar mal. “Esta – advirtió – es la maldad, esta es la capacidad de destruir, que todos tenemos”. Y sobre esto, “la Iglesia, a las puertas de la Cuaresma, nos hace reflexionar”.

De aquí Francisco volvió la mirada al Evangelio de hoy en el que Jesús riñe a los discípulos que pelean entre ellos porque se habían olvidado del pan. El Señor les dice a ellos que estén “atentos”, que de guarden “de la levadura de los fariseos, de la levadura de Herodes”.

Simplemente pone el ejemplo de dos personas: Herodes, que “es malo, asesino, y los fariseos hipócritas”. Por tanto, Jesús les recuerda cuando partió los cinco panes, y les exhorta a pensar en la Salvación, en lo que Dios ha hecho por todos nosotros. Pero ellos, dijo el Papa, “no entendían, porque su corazón estaba endurecido por esta pasión, por esta maldad de discutir entre ellos y ver quién era el culpable de haber olvidado el pan”.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
papa francisco

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.