Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconEspiritualidad
line break icon

​¿Qué hace la Iglesia cuando se roban formas consagradas?

L'Eglise dans les Pays de l'Ain

Aleteia Team - publicado el 17/02/15

El obispo de la diócesis francesa de Belley-Ars retira el Santísimo de numerosos tabernáculos ante una serie de profanaciones

Ante el robo de formas consagradas y cálices y una serie de profanaciones de tabernáculos en la diócesis francesa de Belley-Ars, su obispo, monseñor Pascal Roland, ha ordenado que se retire el Santísimo Sacramento de todos los tabernáculos excepto los metálicos bien fijados y con una cerradura resistente.

El Santísimo Sacramento será retirado de los tabernáculos de todas las iglesias y capillas parroquiales y se depositará en un lugar seguro –señala la ordenanza, en vigor desde el pasado 10 de febrero-. La puerta de estos tabernáculos permanecerá ostensiblemente abierta”.

“Para las necesidades de la oración pública o privada, el Santísimo podrá depositarse temporalmente en estos tabernáculos a condición de que se asegure una presencia suficiente de fieles”, añade.

La actuación del obispo está en concordancia con el Código de Derecho Canónico, que prevé que en los lugares sagrados donde se reserva la Eucaristía haya siempre alguien a su cuidado, y que estén abiertos a los fieles por lo menos algunas horas al día “a no ser que obste una razón grave”.

Estas medidas excepcionales permanecerán hasta nueva orden del obispo, que espera que “manifiesten a todos la gravedad de estos hechos y contribuyan a disuadir su renovación”.

Extrema gravedad

El sábado 7 de febrero, el párroco de la localidad de Montluel, en la región francesa de Ródano-Alpes, descubrió que habían robado el copón y las formas consagradas de la iglesia colegial Notre Dame-des-Marais.

Los católicos están “profundamente afectados por el robo de hostias consagradas –explica la diócesis de Belley-Ars en su web-. Estas hostias, consagradas por los sacerdotes en misa, son para ellos el Cuerpo de Cristo, la presencia real de Jesús”.

“Este robo es por tanto para las comunidades cristianas una profanación de extrema gravedad –continúa-. Sean cuales sean las intenciones de los autores de estos actos, no se puede cometer nada más ofensivo contra Dios, contra la fe cristiana y contra la comunidad católica”.

“La Iglesia invita a cada cristiano a rezar por el perdón y el arrepentimiento de los que han cometido estos actos –añade-. Que esta prueba sea, para todos los cristianos, la ocasión de profesar su fe en Jesucristo, realmente presente en estas hostias consagradas”.

Como lo prevé el derecho de la Iglesia, después de este robo la iglesia de Montluel cerró al culto y no volvió a abrirse hasta el viernes 13 de febrero, cuando se celebró allí una misa de reconciliación y de reparación. Ese día, el Santísimo Sacramento volvió a depositarse en el tabernáculo.

No es un hecho aislado

Pero no se trata de un hecho aislado en la diócesis: el viernes 6 de febrero, los fieles de Neuville-les-Dames, de la agrupación parroquial de Châtillon-sur-Chalaronne, descubrieron que alguien había roto el tabernáculo de la iglesia de San Mauricio y había robado el contenido del copón (la copa que contiene las hostias consagradas).

Esa misma tarde, los fieles de Ambronay notaron también el robo de un copón en la iglesia de Nuestra Señora. El sábado 7 de febrero, en Vonnas se constató el robo de dos cálices de la iglesia de San Martín.

El domingo 8 de febrero, en Jujurieux (agrupación parroquial de Pont-d’Ain), los fieles descubrieron que habían robado otro cáliz en la iglesia de san Esteban.

En estos cuatro casos, sin embargo, no robaron las sagradas formas, sino que las dejaron abandonadas en el lugar.

En los últimos meses, han tenido lugar una serie de robos, profanaciones y degradaciones en las iglesias de esta diócesis francesa.

Ha habido robos de objetos y de estatua en la iglesia de Seyssel en octubre de 2014, robos de copones y de hostias consagradas en las iglesias de San Juan de Niost y de Santa Julia en octubre de 2014, y de San Esteban de Bois en noviembre de 2014, y degradaciones en San Mauricio de Beynost el 11 de enero de 2015.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
eucaristiaprofanación
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.