Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
Santa Laura Montoya
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por que la Virgen María enfurece a algunas feministas?

© Solange PARADIS/CIRIC

16 décembre 2012: "Marche pour l'Egalité" défendant le mariage pour tous et l'homoparentalité avec la participation des féministes aux seins nus de FEMEN, Paris (75), France. December 16, 2012: "March for Equality" to support same-sex marriage and homoparentality with the participation of the bare-breasted feminists from FEMEN, Paris (75), France.

P.. Robert McTeigue, SJ (1) - publicado el 13/02/15

Su virginidad es, al mismo tempo, una declaración de su madura independencia de los hombres. Ella permite que una mujer se vuelva una persona entera en su propio derecho, sin necesitar un hombre contra el que rebelarse o que complete lo que le falta.

Es realmente muy sencillo: no importa lo maravilloso, encantador, guapo, inteligente, atento, rico o persuasivo que sea; él simplemente no puede tenerla. La virgen está fuera de su alcance.

Hinlicky deja claro que la virgen no es la tonta de nadie, el juguete de nadie ni la posesión de nadie. Ella está segura en su identidad e integridad. Por encima de todo, ella tiene el poder genuino y la libertad indiscutible de declarar «sí» o «no».

María Virgen es el ejemplo de esa libertad. Su «sí» a la invitación divina, su «hágase » a la llamada del Espíritu Santo, es la ilustración más sublime y más viva de la libertad de la virgen. El “sí” de ella es libre, poderoso e inconmensurable.

Una libertad de esa para responder a la llamada de Dios es incomparablemente mayor que el salto impensado dentro de la ola del «todo el mundo lo hace».

El «sí» dicho al ángel Gabriel por la Virgen María es el modelo de la libertad interior necesario para dar un “sí” completo y genuino a la Divina Providencia.

El “sí” a Dios, que sólo puede fluir de esa libertad interior, característica de la Virgen que es dueña de sí, es un elemento esencial en la restauración de la felicidad que Dios quiere para las mujeres. La libertad virginal de María, su independencia de caprichos y tendencias, le permitió volverse fecunda de manera única como Madre.

La maternidad, por otro lado, es otro tesoro difícil de vender en nuestros días, como recuerda Jonathan Last en su perturbador libro What to Expect When No One’s Expecting [“Qué esperar cuando nadie espera”]. En la mayoría de los ambientes que se dicen católicos, no se oye hablar de «paternidad/maternidad generosa» o «heroica».

En la mayoría de los programas diocesanos de preparación matrimonial que yo conozco, hay poca o ninguna discusión sobre las «graves razones» que justifican el espaciamiento entre el nacimiento de los hijos o la decisión de no tener más por medio de la planificación familiar natural.

Muchas investigaciones indican que muchos católicos utilizan la contracepción y el aborto tanto como los no católicos.

La fertilidad en general, y la femenina en particular, es tratada como una especie de enfermedad, o, por lo menos, como una condición lamentable a ser evitada y, no es raro, incluso “eliminada” definitivamente.

Esto no debería sorprendernos. Una cultura que no valora la libertad interior de la virginidad no tiene grandes probabilidades de honrar la generosidad pródiga que es necesaria para la maternidad fecunda.

Al rechazar tanto la virginidad como la maternidad, se rechaza el carisma profundo y vívido de la mujer, que es la capacidad de la autodonación, el genio femenino del «don de sí» que san Juan Pablo II exaltó en su encíclica Mulieris Dignitatem.

Cuando se rechaza a María como el icono de la Virgen y como el icono de la Madre, ¿será una sorpresa que nuestra cultura esté tan llena de mujeres infelices?

La restauración de la felicidad destinada por Dios a las mujeres sólo puede ser encontrada en María.

  • 1
  • 2
Tags:
feminismomujervirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.