Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 18 octubre |
San Lucas
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

Mi hijo quiere dormir con la novia en casa, ¿qué hago?

Michaeljung

Juan Ávila Estrada - publicado el 13/02/15

Hay que saber doblarse pero sin desarraigarse de las propias convicciones sobre todo si se basan en el Evangelio

¿Cómo ejercer la misericordia  pero al mismo tiempo hacer que permanezcan incólumes aquellos valores que como humanos cultivamos y esas convicciones que desde el Evangelio nos inculca Jesús para defenderlas con el testimonio y la vida? ¿Cuál es el punto de equilibrio para que ninguna de las verdades que defendemos aplaste el amor que debemos profesar a los que el Señor pone a nuestro lado? No es fácil, pero tampoco imposible.

En un mundo “evolucionado”, donde los cambios culturales y sociales son cada vez más acelerados y superficiales, hoy toca enfrentar como padres de familia a hijos, producto de una subcultura, que con una mentalidad super modernista ven con aprobación y hasta deseable las relaciones pre-matrimoniales como un medio de conocimiento previo de la otra persona.

Pero no contentos con ello piden a sus padres permiso para permitir que sus respectivos novios o novias puedan llegar a pasar una que otra noche en la casa, compartiendo habitación. ¿Qué decir a un hijo o hija que hace tal petición?

Ahí es donde las convicciones se ven enfrentadas con la actitud comprensiva ante un hijo que se ama en verdad. Para algunos, con mentalidad igualmente abierta y permisiva la respuesta resulta fácil y sin complicación alguna; para otros en cambio, valorar la sexualidad como un don de Dios e inculcar la necesidad de saber esperar el momento oportuno puede resultar verdaderamente confrontante ante quien le pide aprobación y respaldo frente a su actitud ante la sexualidad vivida desde el noviazgo.

¿Qué haría usted ante la situación? No es una pregunta tonta; cada vez más se presentan tales situaciones difíciles de dirimir. Los hijos suelen hacer cada vez más propuestas osadas con mayor facilidad.

Habrá quien prefiera dar permiso en casa antes que imaginar a su hija metida en un lugar inadecuado donde puede correr peligro. Otros, en cambio, se enojarán.

Se me ocurre pensar que la imagen de una palmera ante un huracán puede sernos de ayuda. ¿Por qué no se arrancan o se parten estas elevadas plantas cuando las azota un vendaval? Por su capacidad para saber doblarse, pero sin arrancarse de sus raíces, ante los embates del viento.

De la misma manera un padre de familia debe asumir la actitud de saber doblarse hasta donde le sea permitido pero sin desarraigarse de sus convicciones, más aún si éstas están sustentadas en el Evangelio.

Una cosa es amar y otra distinta la permisividad en nombre de ese amor. Los chicos deben entender que el verdadero amor humano tiene capacidad de espera, sabe tener paciencia y educa en la sexualidad para la vida y no la vida para la sexualidad.

La auténtica misericordia con los hijos sabe dar un “no” firme pero amoroso, producto de la racionalidad y de la argumentación y no simplemente desde la prohibición como pecaminosidad.

Cada uno de estos chicos y chicas debe comprender que la genitalidad es un don de Dios y que ella se comparte desde un plan divino y no sencillamente como un instrumento de placer o de entretenimiento para los momentos de ocio.

El auténtico amor de padres no es aquel que por una malentendida misericordia transige con conductas que desde la convicción cristiana se sabe que pueden ser profundamente nocivas. Ellos no pueden saltarse los principios que rigen la vida de sus padres ni pretender que sean pisoteados sólo para dar vía libre a sus requerimientos.

El amor y la misericordia siempre han de tener una doble vía: los padres para con sus hijos pero además los hijos para con sus padres. Lo que sí es deseable es que los progenitores  acompañen en los procesos de noviazgo, den apertura para que el joven pueda llegar a casa como quien va conociendo y dando a conocer, hacer parte de ese acompañamiento.

Ayude a sus hijos  a sopesar cada conducta pero no sólo mirando las consecuencias inmediatas sino aquellas otras que a mediano o largo plazo pueden generarse.

La misericordia hace entender, tiende la mano y se vuelve soporte en la dificultad, pero ella no se doblega ante el pecado ni la debilidad  sino que ayuda a levantar al que cae.

No es fácil educar hijos, no hay  manuales para ello, pero en el amor verdadero la comunicación no sólo se hace entender en lo que se quiere sino además en lo que se siente.

Tags:
hijossexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
6
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.