Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEstilo de vida
line break icon

Mi hijo es adicto, ¿qué hago?

PRESSMASTER

Aleteia Team - publicado el 12/02/15 - actualizado el 16/02/18

Asegúrate de que sabe que estás ahí para ayudarle a superar cualquier dificultad que se le presente

El consumo de drogas en los hijos es un problema que está presente en muchos hogares. En promedio, los jóvenes tienen su primer contacto con estas sustancias prohibidas a los 14.5 años, siendo la marihuana la droga de mayor consumo.

Esto se debe, en gran medida, a que el período de transición de la adolescencia o juventud se caracteriza por el estrés, la ansiedad y la búsqueda de nuevas sensaciones.

La curiosidad, el deseo de pertenencia o de evadir la realidad, así como la desintegración familiar, son otros de los factores que contribuyen al uso de drogas.




Te puede interesar:
¿Por qué los adolescentes no confían en sus padres?

Con el apoyo del equipo de terapeutas de la “Fundación Ama la Vida”, de la Red Cáritas Arquidiócesis de México, que se dedica a la prevención y rehabilitación de personas con problemas de adicción, el semanario Desde la fe ofrece a los padres de familia algunos consejos para enfrentar esta problemática.

Shutterstock / Roman Samborskyi

¿Cómo saber si mi hijo consume drogas?

Los primeros indicios son los cambios de comportamiento: irritabilidad; pérdida del sueño o periodos prolongados de sueño; apetito voraz o falta de hambre; abandono de las tareas o de responsabilidades en casa; cambio en el estilo de vida; rompimiento de acuerdos de convivencia familiar; salidas de casa sin aviso; cambio o pérdida de amigos (los que no consumen se alejan de los chicos que consumen; esto es un fenómeno de marginalidad social frecuente).

¿Qué consecuencias puede traer esto?

Al tener una relación directa con sustancias prohibidas se viven situaciones de riesgo porque la percepción del espacio temporal cambia, haciendo que estén en constante peligro, accidentes, sobredosis, pérdida de la libertad o extorsión, muerte.

Shutterstock

¿Cómo afecta a la familia?

El consumo de sustancias puede estar asociado a lo que se conoce como trastorno dual en la personalidad, lo que provoca una gran inestabilidad que altera y perturba muchas áreas de la vida (formativa, laboral, afectiva, relacional) del paciente y de las personas con las que convive. Además, todas las conductas asociadas –antes señaladas– son complejas para la familia porque son difíciles de entender y por lo tanto de cambiar.

Si mi hijo no acepta que está consumiendo ¿cómo debo actuar?

Difícilmente va a aceptar que está consumiendo sustancias; el ser humano utiliza inconscientemente la negación como mecanismo de defensa; si los papás hacen esta afirmación, deben cuidar que no se genere un ambiente de persecución o juicio, lo que agudiza la defensa. Es necesario que se busque ayuda profesional para el tratamiento de cualquier situación relacionada con el uso, abuso o dependencia de estas sustancias.

¿Qué puedo hacer para prevenir o corregir esta situación?

• Infórmese ampliamente sobre las drogas, sus efectos y sobre las de mayor consumo en su comunidad.
• Piensa cuál será tu reacción si tu hijo te dice que consume drogas.
• No acuses a tus hijos de una conducta cuya veracidad ignoras; puede ser el comienzo de un enfrentamiento que no resolverá nada; además, si finalmente estás equivocado, la relación se verá deteriorada.
• Busca un momento para hablar sin interrupciones.
• No abordes el tema cuando creas que tu hijo está bajo la influencia de alguna droga.
• Pregúntale su opinión sobre el asunto de las drogas y escucha con respeto lo que te diga.
• Si crees que tu hijo miente respecto a su relación con las drogas, intenta no enfadarte; procura plantearte el asunto en términos de eficacia: piensa qué conducta tuya puede ser más útil para resolver el conflicto.
•  Deja bien claro que lo que te preocupa es su salud y su bienestar.
• Asegúrate de que sabe que estás ahí para ayudarle a superar cualquier dificultad que se le presente.

• Deja claro qué conductas consideras aceptables y que otras no estás dispuesto a tolerar.
• No recurras a las amenazas; aunque parezcan una solución rápida a corto plazo, en la práctica no dan los resultados esperados.
• Asegúrate de que asume la responsabilidad de sus actos y las consecuencias que de los mismos puedan derivarse.
• Lo más importante es que le muestres la legítima preocupación que tienes y el amor que sientes por él o ella.
• Por último, ofrécele tu ayuda y pidan el apoyo a los profesionales (maestros, médicos, psicólogos).

Shutterstock / GongTo

En estas circunstancias, ¿cómo puede ayudar a los padres su fe en Dios?

Es prioritario que las familias tengan un acercamiento a la fe, generar ambientes sanos y de espiritualidad que favorezcan el desarrollo de los niños, los adolescentes y los jóvenes.

Nosotros creemos que el problema de las adicciones implica una respuesta bio-psico-social y espiritual, pero estamos convencidos de que esta última es determinante porque va al fondo del problema.

Lo espiritual tiene que ver con las cuestiones más íntimas del ser humano como los sentimientos y la sensibilidad, y con aspectos tan profundos como la esperanza y la fe, permitiendo la realización como personas. Lo espiritual es lo que nos da la fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida, aceptando el esfuerzo y el sacrificio que sean necesarios, y es lo que nos mueve a vivir una vida digna en libertad, lejos de la esclavitud de las drogas.

Artículo originalmente publicado por Desde la fe

Tags:
drogas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.