Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 25 mayo |
María Auxiliadora
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

LIBERTAD RELIGIOSA EN Sudan: Cristianos, «culpables» de la independencia del Sur

South Sudanese internally displaced people – es

AFP PHOTO / ANDREI PUNGOVSCHI

SOUTH SUDAN, Juba : TO GO WITH AFP STORY BY HANNAH MCNEISH<br /> South Sudanese internally displaced people get about their daily life in the Tongping UNMISS (United Nations Mission in South Sudan) base, where over 27,000 people seeked refuge, on February 19, 2014, in Juba. Increasing ethnic violence seeded in Juba has spread across the country like a cancer, annexing whole communities now being categorised and mobilised by clan, and has trumped any notion of national unity less than three years after South Sudan won independence from Khartoum. AFP PHOTO / ANDREI PUNGOVSCHI

Ayuda a la Iglesia Necesitada - publicado el 11/02/15

El aparato del poder controla estrechamente a los movimientos religiosos de cualquier tipo que puedan albergar, fomentar o difundir críticas contra el Gobierno. Igualmente, las mezquitas y lugares de encuentro de las hermandades religiosas sufíes son controladas por los servicios de seguridad. 

Entre los musulmanes de Sudán hay una larga tradición de presencia de las “hermandades” suníes o las órdenes sufíes.

En ocasiones son consideradas por el “islam oficial” como “heterodoxas” ya que no han apoyado el islam político intransigente que promueven el presidente Al Bashir y el Frente Nacional Islámico. 

Las conversiones del islam al cristianismo, especialmente las de individuos de origen árabe, son enormemente controvertidas y pueden tener graves consecuencias para los implicados. 

Entre estas consecuencias están la ruptura de relaciones con familiares y amigos, la pérdida de la custodia de los hijos, el arresto y la violencia física y psíquica.

Una vaga “Ley de Apostasía” protege los derechos de los creyentes musulmanes y deja la puerta abierta al castigo de los conversos, por ejemplo, la anulación del matrimonio cuando un converso o un cristiano se casa con una mujer musulmana. Algunos conversos deciden huir del país.

Se ha endurecido la aplicación de la normativa relacionada con la vestimenta y la moral (especialmente el artículo 152 del Código de Orden Público de Sudán). Esto ha suscitado una creciente resistencia por parte de los grupos opositores incluso en las redes sociales. 

Hay zonas que preocupan especialmente, como las regiones de los montes de Nuba y el sur del Nilo Azul. En estas zonas, en las que hay una situación de grave necesidad humanitaria, el régimen de Jartum está llevando a cabo una guerra de baja intensidad contra la población local (acusada de rebelarse contra el Gobierno central); los cristianos constituyen el objetivo por dos motivos: su origen étnico y su credo no musulmán. 

El Consejo de Iglesias de Sudán ha trabajado para promover el ecumenismo. El hecho de que las diferentes Iglesias y confesiones estén sufriendo la misma persecución y discriminación fomenta una mayor unidad y solidaridad entre los diferentes grupos cristianos. 

Episodios de persecución religiosa, opresión y /o discriminación 

En diciembre de 2012, dos sacerdotes ortodoxos coptos fueron arrestados por las fuerzas de seguridad por su presunta colaboración en la conversión al cristianismo de una mujer (de la que se dijo que era hija de un líder salafí). Uno de ellos, procedente de los montes de Nuba, sufrió malos tratos psicológicos y fue apaleado. El otro, de origen egipcio (árabe), fue encarcelado. 

El 2 de enero de 2013, representantes del Ministerio de Infraestructuras, acompañados por la policía, destruyeron en Soba al-Aradi, barrio periférico de Jartum, una iglesia de la Iglesia Pentecostal de Sudán. 

La demolición se produjo sin advertencia previa. Los funcionarios del ministerio alegaron que el solar “pertenecía a una Iglesia cuyos miembros son sursudaneses y ya no son ciudadanos de Sudán”. Estos funcionarios destruyeron también la vivienda del pastor de la vecina iglesia presbiteriana. 

Los días 15 y 16 de enero también fueron destruidos otros siete edificios de Jartum, entre ellos un centro de salud dirigido por el Consejo de Iglesias de Sudán, alegando de nuevo que los sursudaneses ya no son ciudadanos de Sudán. Estos edificios pertenecían a la Iglesia católica, la presbiteriana de Sudán, y la adventista del Séptimo Día. 

El 25 de febrero de 2013, las fuerzas de seguridad confiscaron algunos libros en la librería de la iglesia anglicana de Bahri (Jartum Norte) y clausuraron el centro que tienen en Jartum Centro. Arrestaron a Filemon Hasan, famoso cantante y compositor de música cristiana, originario de los montes de Nuba. 

Unos días antes, habían confiscado material en el Centro de Literatura Evangélica propiedad de la Iglesia evangélica presbiteriana de Sudán y uno de los líderes recibió una paliza por tomar fotografías. 

Según un informe publicado en febrero de 2013 por la organización defensora de los derechos humanos Christian Solidarity Worldwide, las fuerzas de seguridad arrestaron a 55 cristianos. 

Estuvieron en la cárcel dos semanas sin que se presentaran cargos. Después se les acusó de haber recibido dinero de países extranjeros, entre ellos de Israel. 

En abril de 2013, expulsaron del país a un sacerdote católico de Sudán del Sur que trabaja en la Conferencia Episcopal Católica de Sudán, así como a dos religiosos, hermanos de La Salle, procedentes de Francia y Egipto, a los que dieron tres días para abandonar el país. 

El Gobierno alegó que en el centro en el que trabajaban se llevaban a cabo actividades ilegales. El edificio había sido utilizado como centro de enseñanza de lengua árabe para misioneros extranjeros pero, al no permitirse la entrada a nuevo personal de la Iglesia, los religiosos estaban utilizando el local para dar clases de preparación del Certificado Sudanés a grupos de niños. 

El 17 de julio de 2013 arrestaron en Jartum a cuatro pastores y voluntarios de la Iglesia evangélica presbiteriana de Sudán (SPEX, por sus siglas en inglés).

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
Tags:
libertad religiosasudan
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.