Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 06 mayo |
Santo Domingo Savio
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo comunicar a la Iglesia en la sociedad post-cristiana?

© Jean Matthieu GAUTIER / CIRIC

Jaime Septién - publicado el 07/02/15 - actualizado el 30/12/18

Monseñor Enrique Planas ofrece respuesta ante este gran dilema

El tema no es de poca monta.  Quizá sea el tema de temas en el futuro inmediato de la Iglesia: la comunicación de la fe; la comunicación del Evangelio, no en una época de cambios, sino en el cambio de época que vivimos actualmente.  La sociedad-red reclama la presencia de los católicos en el continente digital.  Pero mucho más allá de las buenas intenciones.

Monseñor Raúl Berzosa Martínez, obispo de Ciudad Rodrigo, escribió en su libro Transmitir la fe en un nuevo siglo, retos y propuestas (Desclée de Brouwer, 2006) que “el reto más importante que tenemos en nuestras viejas, y a veces, cansadas iglesias del primer mundo es el reto de la transmisión de la fe”.

Y no solamente de las “iglesias del primer mundo”.  En realidad, “la globalización de la indiferencia”, a la que llama a combatir el Papa Francisco en su reciente mensaje de Cuaresma, toca, decisivamente, la manera como la Iglesia en todo el planeta comunica el Evangelio a la sociedad “post-cristiana” o a la sociedad “de la increencia”, como la califican muchos críticos de hoy.

A esta urgente tarea, que involucra a toda las estructuras de la Iglesia, ha tratado de dar respuesta la larga trayectoria de monseñor Enrique Planas Coma (Barcelona, 26 de mayo de 1938), al ser galardonado con el Premio ¡Bravo! Especial 2014 que otorga la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española el pasado 30 de enero.

Monseñor Planas, quien fue el fundador y el motor de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL), trabajó durante muchos años al frente de la Filmoteca Vaticana y ha sido consultor por cuatro décadas del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (en 2004 fue nombrado por San Juan Pablo II como Jefe del Servicio del Consejo, del cual era Ayudante de Estudio). Es un melómano consumado (autor de una biografía sobre Beethoven) y un gran conocedor del tema comunicativo en la vida de la Iglesia.  Justamente por ello ha construido una especie de catálogo de 18 consejos para la comunicación de la Iglesia “en tiempos revueltos”.

1.- Amar el pasado, saberse herederos de una realidad histórica sin la cual no seríamos como somos.

2.- Sumergirse amorosamente en la realidad tal y como es. Y si hay que modificarla, tengamos como norte el Evangelio.

3.- Servir a la Iglesia con alegría, divirtiéndose si es posible.

4.- No supeditar jamás la creatividad a la carrera, a los intereses de unos y de otros, y menos a la verdad.

5.- Saber que el mérito es de quien lo tiene y no en función de la posición o cargo que ocupa en el organigrama.

6.- Ayudar a construir la realidad comunicativa con criterios de armonía, sin crispaciones. Hacer comunicación social es lo más parecido a la composición de una sinfonía, no a los ruidos de un atasco.

7.- Tener conciencia de que vivimos en un momento clave: un cambio de época más que un cambio de fase.

8.- Saber oír y contrastar sin dejarse influenciar.

9.- Amistad con todos y menos política.

10.- Evitar y no animar la autocomplacencia, tan frecuente en los aledaños del poder ya sea económico, político o religiosos.

11.- No temer el riesgo cuando es el caso. Siempre con la verdad por delante y con elegancia y finura espiritual.

12.- No aceptar presiones de ningún tipo. Huir de los fundamentalismos, incluso aquellos que visten piel de cordero.

13.- No tratar a los miembros del pueblo de Dios como eternos adolescentes.

14.- Hagamos una comunicación social que sea agencia de sentido de lo que está llamado a ser.

15.- El frecuente “y tú más” no sirve para nada, ni convence a nadie.

16.- Hacer red no es construir corporativismo. Evitar sobre todo el eclesiástico, nada infrecuente.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
comunicacioniglesianuevas tecnologias
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
2
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
6
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.