Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santas Perpetua y Felicidad
home iconViajes
line break icon

El vino, una comunión entre dos mundos

Pablo Cesio - publicado el 06/02/15

En América Latina los religiosos fueron grandes protagonistas en el desarrollo de la vitivinicultura

Muchos comparten una buena comida acompañada de un excelente vino, pero son menos los que se detienen un momento a reflexionar acerca de su trascendencia, sobre todo para la vida religiosa y de un modo particular para el cristianismo.

Si bien varias culturas antiguas conocían el vino, con el correr de los siglos se transformó en un elemento clave de la civilización occidental.

En la América precolombina existían vides silvestres, pero sus culturas no las conocían. Con la llegada de los españoles en 1492 y más tarde de los portugueses es que comienza en América Latina el cultivo de la vid.

El vino, junto al trigo y el olivo, formaba parte de la cultura alimenticia de los hombres de aquella época. Cuentan algunas crónicas que la falta de vino para los europeos en aquella época era “insoportable”.

Sin embargo, los misioneros religiosos también jugaron un rol importante para extender con más fuerza el cultivo de la vid en el continente, empujados fundamentalmente por la necesidad de tener vino para las misas.

Además de los salesianos, otras congregaciones como jesuitas y franciscanos, fueron vitales.

Por ejemplo, según el trabajo de investigación del año 2013 de la Universidad de Congreso de los autores Adriana Micale y Emanuel Montaldi denominado “Rutas del Ingreso de la vid en Iberoamérica. La Compañía de Jesús como agente difusor de la vitivinicultura y su llegada a Mendoza”, del diálogo entre jesuitas y otras órdenes religiosas como los franciscanos nació la “uva misión”, de gran difusión en toda América colonial.

En América Latina siempre hubo varios polos de concentración de lugares para producir vino, aunque con matices, según la época, en cuanto a su fortaleza.

El principal polo vitivinícola durante los siglos XVI y XVII estuvo en Perú. Tanto laicos como religiosos trabajaban en ello. En ese sentido, los conventos y monasterios fueron muy importantes a la hora de adaptar las diferentes plantas con los suelos y clima de la región.

Luego, en el Siglo XVIII, Chile y varias zonas de Argentina tomaron la posta y se hicieron fuertes en cuanto a polo vitivinícola. Las variedades de uva más plantadas fueron las francesas como cabernet sauvignon, merlot, malbec, carmenère, sauvignon blanc y semillón. En Argentina tomaron fuerza también otros como syrah y pinot noir.

Actualmente la producción de vino, así como su consumo, está extendida en la mayoría del continente.

De esta manera, la Facultad de Enología de Don Bosco de Mendoza, es tan solo una pequeña muestra del largo recorrido que tuvo el vino en América Latina.

Y gracias a ellos, así como también a tantos otros religiosos a lo largo de la historia del continente, de alguna manera fue posible la comunión entre dos mundos.

La Facultad de Enología Don Bosco de Mendoza (Argentina) pasó los 50 años y es solo una mínima muestra del rol protagónico que tuvieron los salesianos, junto a otros religiosos, a lo largo de los años para el desarrollo de la vitivinicultura en el continente americano.

Esta facultad es la primera de estas características en América Latina. Ubicada en Rodeo del Medio en la provincia argentina de Mendoza cumplió 50 años el 31 de octubre de 2015. De ella egresan profesionales cuya formación es recocida en el todo el mundo.

Tal es así que actualmente las principales bodegas argentinas y establecimientos agroindustriales cuentan con sus egresados al frente de sus estructuras productivas, tal cual recoge la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Por otro lado, en Mendoza esta obra salesiana fue declarada de Interés Turístico Patrimonial Provincial, como la cuna de la enología en Argentina.

“Actualmente estamos intensificando la parte educativa con la parte productiva y tratando de acercar a los chicos a la realidad y a la situación vitivinícola que se está viviendo”, expresó a Aleteia el coordinador general de negocios de esa bodega en Mendoza, Gastón Sampere.

Don Bosco Rodeo del Medio es una institución que nuclea a todos los niveles educativos. Actualmente entregando títulos de Técnico Agropecuario con Especialidad en Enología; Tecnicatura Superior en Enología e Industrias Frutihortícolas; Facultad de Enología y Ciencias de la Alimentación; e Instituto de Formación Profesional que brinda numerosas capacitaciones a público en general, ofreciendo cursos destinados principalmente a quienes más necesitan.

¿Por qué es de referencia?

“La parte educativa es lo que más ha hecho el renombre y el sentido de lo que es ser un salesiano y pertenecer a la Obra de Don Bosco. Es una bodega de referencia. La mayoría de los principales enólogos que están catalogados a nivel nacional y mundial salen de esta universidad y pasan a través de pasantías por la bodega Don Bosco”, expresó Sampere

Una torre única

Las instalaciones de la Bodega Don Bosco son tradicionales con piletas de cemento destinadas a la fermentación y a la guarda.

En 1968 se inauguró una imponente torre vinaria de 35 metros de altura, única en Latinoamérica. “Responde a la introducción del sistema Sernagiotto que utiliza la fuerza de gravedad en la elaboración del vino. Está compuesta por 6 pisos con 16 piletas cada uno y una capacidad total de 2.500.000 litros”, según indica el sitio oficial de la bodega.

En aquel momento se trató de una innovación de vanguardia tanto a nivel arquitectónico como tecnológico porque, entre otras cosas, cuenta con un control centralizado de temperatura para cada pileta. Además, la vista desde ese lugar es única.

Lambrusco, una cepa emblema

Las principales cepas que se trabajan en este bodega son Malbec y Lambrusco, una cepa emblemática que tiene una historia cercana con los salesianos.

“Somos una de las únicas bodegas que tiene esa cepa de vino, el Lambrusco que llegó de Italia en un barco con las campanas que traía para la Iglesia. A modo de protección de las campanas venía con estas cepas, se replantó eso y tuvo muy buena respuesta”, expresó Sampere.

Lambursco es un tipo de uva tinta con el que se elabora el vino italiano que lleva su mismo nombre. Originaria de cuatro zonas en Emilia-Romaña y una en Lombardía, situadas alrededor de las provincias centrales de Modena, Parma, Reggio nell’Emilia y Mantova, según la reseña de Robinson. J en la obra Vines, Grapes & Wines.

Es una cepa muy apreciada por su productividad y alto rendimiento. Entre los vinos más destacados de esta uva están los tintos espumosos y ligeramente efervescentes.

Los vinos de la Bodega Don Bosco además de llegar a varios países de la región también son conocidos en otros continentes y obtuvieron varios reconocimientos internacionales.

“Nuestro vino es muy importante en cuanto a su significado y se materializa a través nuestro en el mercado. Tiene su respaldo educativo, es un producto de calidad. El éxito de este producto es lo que redunda en la parte educativa. Tenemos varios premios en la parte vitivinícola y también olivícola”, expresó Sampere.

En ese sentido, hace 60 años que los salesianos están incursionando también en la parte olivícola en esa región.

“En esta zona cada obra de los salesianos tiene su parte vinculada a lo productividad. La idea es educar y acercar el trabajo a los chicos. En cada lugar hay obras distintas que se dedican a diferentes cosas. Acá en Rodeo está la frutícola y vitivinícola. En otras zonas, por ejemplo, a las legumbres, etcétera”, agregó Sampere.

Francisco Oreglia SDB, el gran educador en enología

“La elaboración del vino es una ciencia, pero también debe ser un arte”. Esta cita corresponde al sacerdote salesiano Francisco Oreglia, considerado el máximo referente de la vitivinicultura argentina y reconocido a nivel mundial por sus investigaciones y descubrimientos en el ámbito enológico.

Fue el primer decano de la Facultad de Enología Don Bosco. Murió el 5 de agosto de 1987. En su homenaje se ha señalado esa fecha como el Día del Enólogo en Argentina, según establece una reseña publicada en el sitio web de Misiones Salesianas.

Tags:
america latinasalesianosvino
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.