Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 23 febrero |
San Policarpo de Esmirna
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

LIBERTAD RELIGIOSA EN Camerún: Entre Boko-Haram y la Seleka

sacerdote camerun – es

© DR

Ayuda a la Iglesia Necesitada - publicado el 05/02/15

El informe sobre libertad religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, país por país

La Constitución, promulgada en 1972 y enmendada en 2008, reconoce en su Preámbulo que “el ser humano posee derechos sagrados e inalienables, sin distinción de raza, religión, sexo o credo”.

“Nadie”, sigue el texto, “será acosado por su origen, su religión, su opinión filosófica o política, con sujeción al respeto de la política pública”. 

El Estado se define como laico y su “neutralidad e independencia” están garantizadas respecto a todas las confesiones religiosas. Igualmente, está garantizada la libertad de religión en la que se incluye el culto. 

La ley sobre libertad de asociación exige que los grupos religiosos se inscriban en el Ministerio de Administración Territorial, que debe solicitar su aprobación para realizar este registro a la Oficina del Presidente de la República. 

Este trámite no se les exige a las religiones tradicionales, que se consideran un asunto privado, limitado a determinados grupos étnicos o a regiones concretas del país.

El registro proporciona una serie de beneficios a los grupos religiosos en razón del culto religioso, como la exención de impuestos sobre las donaciones de propiedades, la concesión de permisos de residencia más amplios a los misioneros y libertad para reunirse públicamente y celebrar el culto religioso. 

Sin embargo, algunos grupos pequeños han tenido que esperar varios años para obtener el registro oficial debido a la lentitud de los trámites burocráticos, aunque han continuado realizando sus actividades. World Watch Monitor informa que en el país hay quinientas confesiones cristianas activas, aunque entre 1990 y 2009 sólo se han expedido cuarenta y siete licencias a grupos religiosos.

En septiembre de 2013, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas pidió a las autoridades, que evitasen la discriminación a la hora de conceder el registro y que estableciesen y respetasen “criterios claros y límites a los plazos” para estos trámites. 

Hasta ahora, el Gobierno no ha tomado medidas contra los grupos que no están registrados. Sin embargo, hace poco decretó la clausura de docenas de lugares de culto pertenecientes a las Iglesias Pentecostales del Nuevo Despertar de la capital, Yaundé, y de otros lugares del país. Alega que esta decisión se debió a que no se habían inscrito y a que realizaban “actividades contrarias a la ley y a las buenas costumbres”. No obstante, muchos de los pastores pentecostales lo han atribuido a razones políticas.

Por lo que respecta a la Iglesia católica, recientemente han concluido unas negociaciones entre el Gobierno y la Santa Sede sobre el estatus jurídico de la Iglesia en Camerún. Se espera que se firmen en breve. 

Aunque desde hace años se acusa a la Administración del presidente Paul Biya de que viola los derechos humanos, las violaciones que se han producido en los últimos años nunca se han relacionado con la religión (a pesar de que entre los años 1980 y 2008 una serie de religiosos cristianos perdieron la vida en circunstancias que aún no se han aclarado).

Durante las elecciones al Senado celebradas el 14 de abril de 2013, la Conferencia Episcopal Católica desplegó sobre el terreno cerca de ochenta observadores electorales para que documentasen en sus informes las irregularidades que se cometiesen. 

Una actuación posterior de los obispos estuvo relacionada con las elecciones legislativas y municipales del 30 de septiembre. En una carta pastoral publicada antes de las votaciones, los obispos pidieron un proceso electoral pacífico y democrático, a la vez que pusieron de relieve las necesidades básicas del país. 

Tras las elecciones, expusieron una serie de aspectos problemáticos relacionados con la ley electoral y propusieron que aparecieran en el texto de dicha ley.
La televisión estatal transmite habitualmente las principales festividades cristianas y musulmanas, y con frecuencia personalidades del Gobierno participan en estas ceremonias. 

Los grupos religiosos también dirigen colegios y universidades privadas. La ley impone que los colegios privados sigan el plan de estudios y se adhieran a las mismas exigencias educativas y de infraestructuras que las escuelas públicas, igual que cualquier otra institución de enseñanza primaria o secundaria. Sin embargo, los colegios dirigidos por comunidades religiosas también reciben una subvención gubernamental. 

La sociedad en general manifiesta respeto por las prácticas religiosas de los demás y los líderes de las comunidades cristiana y musulmana participan en debates sobre libertad de religión.

Pero existen motivos de preocupación por la infiltración (posible o real) de grupos extremistas armados que ya actúan en los países vecinos. El grupo terrorista islamista Boko Haram, radicado en Nigeria, también está activo en las fronteras de Camerún. 

En el Parque Nacional de Waza, al norte del país, miembros de Boko Haram capturaron a seis miembros de la familia Moulin-Fournier (cuatro de ellos niños) y los mantuvieron secuestrados entre el 19 de febrero y el 19 de abril de 20137.

Según las autoridades locales, el 15 de noviembre, un sacerdote francés, el P. Georges Vandenbeusch, párroco de Nguetchewe, al norte del Camerún, a 30 km de la frontera con Nigeria, también fue secuestrado, por miembros de Boko Haram. 

El P. Vandenbeusch desarrollaba su ministerio entre unos 10 000 refugiados nigerianos, que en su mayoría afirmaban ser “cristianos a los que en su país les habían obligado a elegir entre la conversión forzosa, la muerte o la huida”.

El P. Georges había sido uno de los primeros en prestar atención al “potencial para las tensiones religiosas” presente en toda la zona. El P. Vandenbeusch acabó siendo liberado el 31 de diciembre. 

Para intentar contrarrestar la infiltración de miembros de este movimiento fundamentalista, el Gobierno de Camerún ha establecido tropas en la región más septentrional, a lo largo de la frontera con Nigeria (frontera que ya estuvo cerrada entre noviembre de 2011 y febrero de 2012). 

Según fuentes gubernamentales, las autoridades también vigilan las mezquitas y a los predicadores musulmanes de la zona. Docenas de escuelas coránicas fueron clausuradas y las autoridades de Yaundé entregaron a las de Nigeria a todos los sospechosos de pertenecer a Boko Haram.

Además se reforzó la seguridad de la zona estableciendo tropas y puestos de control. Como parte de esta lucha contra el terrorismo, las autoridades de Camerún también han buscado la colaboración de los líderes religiosos locales.

En agosto de 2013, como consecuencia de una serie de incidentes fronterizos, Camerún decidió cerrar también su frontera con la República Centroafricana, ante el temor a las acciones de los militantes de la coalición rebelde Seleka, que en varias ocasiones anteriores ya habían atacado edificios religiosos cristianos dentro del territorio de la República Centroafricana.

A pesar de todo, en noviembre de 2013 elementos armados del CAR (sin identificar, pero con toda probabilidad se trata de miembros de la coalición musulmana Seleka) realizaron una incursión en territorio camerunés.

1. Respecto a la Constitución y a las garantías legales, no se ha producido ningún cambio significativo en relación con la libertad religiosa. Sin embargo, la actuación del Gobierno respecto a los grupos más pequeños no registrados se ha hecho más agresiva. Los cristianos corren mayor peligro cada vez a causa de la infiltración documentada del movimiento nigeriano Boko Haram. 

2. En todo el país no hay persecución ni discriminación en sentido estricto, es decir, que implique a un número significativo de creyentes.

3. La Constitución de Camerún garantiza la libertad religiosa y cubre todos los aspectos relevantes de la misma (libertad para convertirse, para evangelizar, para practicar la propia fe en un establecimiento institucional, para construir lugares de culto, etc.). Sin embargo, los requisitos necesarios para la inscripción constituyen un límite y la libertad religiosa en sentido amplio puede verse afectada negativamente, tanto por la actitud autocrática, del Gobierno como por la complicada situación de los países vecinos. 

Tags:
camerunlibertad religiosa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.