¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué significa estar casada con Jesús?

Jeffrey Bruno
Comparte

Es algo real. Muy real

Todo el mundo está llamado al matrimonio

Todo el mundo está llamado al matrimonio. Espera, ¿qué?

1. La imagen primaria del amor de Dios en la Biblia es el matrimonio.

2. Todo cuerpo masculino y femenino tiene un “significado esponsal”, es decir, el hecho de que estamos diseñados para la unión muestra que estamos hechos para dar y recibir amor de acuerdo con nuestra vocación en la vida.

3. Dios es el Esposo de todos.

4. Nadie está llamado a estar solo. Nada de solteros. Nada de ermitaños. Estamos llamados a estar con Dios y los demás de acuerdo con nuestra vocación.

5. Todos nos dirigimos al banquete de bodas del cielo; estamos “prometidos” a Dios.

El matrimonio cuando uno de los esposos es perfecto

Estar casada con el Chico Perfecto es épico. Él perdona siempre, comprende, es excitante, sabe escuchar, es omnisciente, omnipresente, consolador y desafiante al mismo tiempo, infinitamente tierno, sabio, atiende a mis necesidades, me entretiene, me hace reír, me hace crecer, me hace dar fruto.

Es una verdadera relación de tira y afloja, de dar y recibir. Pero aunque peleemos, sólo una (yo) se enfada, y sólo una (yo) está siempre equivocada.

Jesús me gana. Él nunca me engaña y nunca me deja. Los chicos malos están sobrevalorados.

No, de verdad. ¿Cómo puedo tener lo que tú tienes?

“De verdad, yo no puedo tener la misma asombrosa relación que tú tienes con Jesús, ¿verdad, hermana?”. Sí. ¿Cómo? Oración. Reza, reza, reza.

Jesús dijo: “orar siempre sin desanimarse” (Lucas 18,1). Si se supone que todos “rezamos siempre”, esto quiere decir que la oración es tan fácil y natural como respirar, ¿no?

Por supuesto, hay muchas oraciones maravillosas que podemos hacer (¡descubre las que te gustan!): el rosario, la coronilla de la Divina Misericordia, las novenas, la Liturgia de las Horas, la lectio divina, (la Misa es la oración más perfecta porque es Jesús ofreciéndose a sí mismo al Padre por nosotros), etc.

Pero sobre todo, tenemos que comunicarnos constante y orgánicamente con Dios todo el día.

Te puede interesar:
7 claves para rezar sin cesar

No podemos dejar nunca de pensar, sentir y querer, así que abre conscientemente tu pensar, sentir y querer a Él y Él formará parte de cada segundo de tu vida, aunque tengas que concentrarte en algo y le “olvides” por un momento.

No tienes que usar palabras. Deja que tu corazón converse con Él en su propio idioma. Él está por ti, Él está de tu parte.

¿Sigues teniendo problemas para orar? Habla con Jesús al respecto (¿lo pillas?) Cualquier cosa que hace que la oración sea dura no es de Dios.

Todo el mundo puede estar tan cerca de Dios como los más grandes místicos y contemplativos, porque esto es lo que Dios desea ardientemente, también.

 

Artículo publicado originalmente en LifeTeen.com

Páginas: 1 2 3

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.