Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 03 agosto |
San Eufronio de Autun
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo ayudar a los niños a preparar su primera confesión

Wojtek BUSS/CIRIC

Henry Vargas Holguín - publicado el 02/02/15

Hay que hacer todo lo posible para que el encuentro del niño con el perdón de Dios sea amable y deseable

La primera confesión debe ayudar al niño a entender el proceso de admitir un pecado y la necesidad de poner orden en las cosas, de reparar los errores, de pedir perdón, de volver a establecer la amistad con Dios y con los demás.

Ayuda hablarle al niño de la primera confesión de manera positiva y alegre haciéndole ver que este sacramento no sólo ayuda a borrar los pecados, no sólo sirve para experimentar la misericordia de Dios, sino que también infunde en el alma la gracia divina.

Hay que hacer ver al niño que no debe temer que el sacerdote escuche sus pecados, pues no se los dirá a nadie ni le reñirá y que allí, en el sacramento de la confesión, los pecados desaparecen, se olvidan o mejor quedan destruidos por el amor de Dios.

El niño, poco a poco, también se dará cuenta de que Dios le regala consejos como buen padre a través del sacerdote para que le vaya bien y sea feliz.

Este sacramento sirve, incluso, para que el niño se desahogue con confianza y tranquilidad. Desahogarse es una necesidad psicológica de toda persona. El niño muchas veces está psicológicamente agobiado y siente la necesidad de desahogarse, de decir lo que siente.

Conviene al niño enseñarle a acusarse de la manera más natural, confesándose oralmente, de memoria y con sinceridad.

Sin embargo, lo esencial no está ahí, no está en una lista exhaustiva de pecados o de errores, sino más bien en insistir más sobre la contrición profunda del corazón por amor a Dios y el dolor de haberlo ofendido en los demás, así como en el propósito de no volver a pecar.

¿A qué edad hay que empezar a confesarse?

El cuarto Concilio de Letrán (año 1215), estipuló: «Todos los fieles deben confesar sus pecados al menos una vez por año, a partir de que tengan uso de razón».

Pero, ¿cuándo se tiene uso de razón? “El menor, antes de cumplir siete años, se llama infante, y se le considera sin uso de razón; cumplidos los siete años, se presupone que tiene uso de razón” (Can. 97,2).

Por tanto la Iglesia, en su sabiduría, ve necesario y oportuno que, desde los siete años de edad, los niños se confiesen, como mínimo una vez cada año o tan pronto haya un pecado mortal.

Y se pueden confesar porque a esa edad distinguen ya el bien del mal. No es necesario esperar a que se confiesen los niños a unos días previos o a unas horas previas a su primera comunión; es decir, no necesariamente hay que hacer coincidir la primera confesión con la primera comunión.

Un niño a esa edad ya sabe qué está bien y qué no. Pero ese discernimiento no llega súbitamente, es fruto de un proceso.

Es obvio que la edad de 7 años es sólo un punto de referencia  porque muchas veces  el uso de razón llega más temprano, en otros un poco más tarde.

Los padres de familia pueden aprovechar momentos de razón para enviar al niño a confesarse. En caso de duda puede ayudar a decidir el sacerdote mismo.

“Lavarse por dentro”

Una manera de que el niño entienda mejor la necesidad de la confesión es ponerle el ejemplo de la limpieza. Así como se lava la ropa y el cuerpo, también nos debemos lavar por dentro, lavar el alma.

Que los niños recuerden que Dios nos quiere ver cada vez mejores, cada vez más maduros, cada vez menos imperfectos, cada vez más santos. Y que los santos son los amigos de Dios. Y este sacramento de la confesión es importantísimo para lograr este objetivo.

  • 1
  • 2
Tags:
catequesisconfesiondummies liturgiainfanciapenitenciaperdonsacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
2
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
3
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
4
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
7
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.