Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 13 abril |
San Sabás Reyes
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo plantear la confesión a los niños?

@DR

Henry Vargas Holguín - publicado el 01/02/15

Cómo enseñarles el significado y las consecuencias del pecado, así como las realidades maravillosas que conlleva el arrepentimiento de los errores y/o pecados

El libro del Génesis, en el capítulo 3, es muy claro al decir que el pecado y la muerte entraron en el mundo a través de la elección equivocada de Adán y Eva de desobedecer una orden de Dios.

Esto da la oportunidad de explicar a los niños que a través de ese pecado, todo tipo de cosas feas asociadas con el pecado entraron en el mundo; y que todos los seres humanos en el futuro se vieron afectados por ese pecado y sus consecuencias.

En otras palabras, el pecado es cuando actuamos como nuestro propio dios en lugar de dejar a Dios ser Dios. Los niños entienden bien que el pecado trae sufrimientos; me parece que los niños están en realidad muy en sintonía con esta verdad.

Ellos saben que toman malas decisiones, que tienen pensamientos equivocados y que no siempre hacen lo que se supone que deben. Ellos saben que de sus equivocaciones derivan momentos tristes.

Los niños entienden lo que significa pecar y cuáles son las consecuencias. Es fundamental que los niños entiendan que el pecado es algo más que una cuestión de mal comportamiento.

Es importante que entiendan que el pecado viene del corazón (Mateo 15:18-19). Es decir, es importante que los niños entiendan que el pecado más que una acción específica es una actitud del corazón que da lugar a esa acción.

Creo que es importante encontrar maneras para que ellos entiendan lo que sus acciones revelan acerca de sus corazones.

Una cosa importante es, antes que agobiar a los niños diciéndoles constantemente: no hagas eso porque esto o aquello es pecado, hablarles a los niños de la bondad de Dios y de cómo todos hemos de procurar siempre ser buenos hijos suyos y darle muchas alegrías.

Hacerles ver a los niños que a pesar de los esfuerzos por comportarnos bien con el amoroso Dios, a veces todos nos equivocamos.

Los padres de familia, más que nadie, tienen el deber moral de despertar la conciencia moral (valga la redundancia) de sus hijos para hacerles ver que por encima de nuestros errores, equivocaciones, faltas (el pecado) está Dios, con su amor, dispuesto a perdonar.

De esta manera el niño comprenderá poco a poco que ciertas acciones suyas ofenden al Padre del Cielo, pero que no todo está perdido pues Dios siempre perdona.

Ante esta realidad es importante iniciar al niño en la necesidad de sentir un cierto pesar no sólo por sus malas acciones sino también por las cosas que debería hacer y que no se hizo.

Es así como se comienza a iniciar al niño en el sentido o noción de pecado, en la necesidad del arrepentimiento y en la búsqueda de la solución desde el perdón.

Una cosa importante es el testimonio de los padres: es decir es muy positivo que el niño vea que sus padres se confiesan. No olvidemos nunca que nada puede remplazar el motor por excelencia de toda educación: el ejemplo de los papás.

Es una práctica muy loable que el niño en su oración nocturna haga un repaso de cómo fue el día y se disponga a dormir en paz con una sencilla oración de arrepentimiento por algo que no estuvo bien; se le inculca la importancia de dormir con la conciencia tranquila.

De esta manera los niños aprenden a hacer su examen de conciencia, a arrepentirse correctamente y a pedir perdón lo más rápido posible a Nuestro Señor: es un gesto simple y prepara eficazmente a la recepción del sacramento de la penitencia.

Los niños deben aprender que el arrepentimiento es algo más que decir lo siento. Es admitir el problema del pecado ante Dios y verdaderamente desear alejarse de dicho pecado.

Algunos adultos se confiesan muy mal porque no comprendieron de niños lo que es una ofensa hacia Dios; entonces se acusan de los pecados de los demás o cuentan su vida, pero no tienen el sentido del pecado.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
dummies liturgiainfanciapenitenciasacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
5
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
PRINCE PHILIP
Cerith Gardiner
11 datos interesantes sobre el difunto príncipe Felipe
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.