Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 02 diciembre |
Santa Viviana
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

¿Qué lleva a personas normales a volverse terroristas?

AP Photo/Sidali Djarboub

Susan Wills - publicado el 28/01/15

El Dr. Horgan concuerda en que los estudios sobre terrorismo y radicalización aún son aleatorios: “Intentamos explicar las cosas antes incluso de entender de qué estamos hablando. Hay lagunas. Tenemos pocos datos, pero millones de teorías. Abundan las metáforas”.

Horgan afirma que los esfuerzos del contraterrorismo se ven dificultados por la falta de una investigación rigurosa y de calidad, así como por la tendencia de los líderes políticos a actuar en base a cálculos políticos en lugar de escuchar a los especialistas que hayan producido investigaciones sólidas.

Horgan está comprometido en profundizar nuestra comprensión y nuestra respuesta al terrorismo mediante la mejora de la calidad de la literatura, por medio de investigación en fuentes directas (como, por ejemplo, entrevistas con
ex-terroristas), con el fin de llegar la conclusiones basadas en datos comprobados y aplicar herramientas estadísticas para analizar los datos obtenidos.

Con base en sus extensas entrevistas con cerca de 180 ex-terroristas, Horgan sugiere las siguientes respuestas a las preguntas anteriores:

¿Por qué alguien comete este tipo de acto?

Simplemente, no lo sabemos. Ni siquiera los terroristas saben a ciencia cierta cuáles son sus motivaciones. Si fuéramos honrados, observaremos que ni nosotros, en general, sabemos por qué hacemos las cosas. El proceso de decisión humana es extremamente complejo.

Por eso, preguntar “¿por qué?” no es de gran utilidad cuando se sabe que, muchas veces, las motivaciones de los terroristas cambian con el tiempo. Es probable que el entrevistador oiga dos ex-terroristas alguna justificación panfletaria, que los terroristas aprenden de otros miembros de su grupo y repitan como loros.

Horgan cree que la cuestión más importante que explorar es “cómo” se implican en el terrorismo, “cómo” se unieron al grupo o “cómo” fueron reclutados por el grupo terrorista.

¿El gobierno francés podía haber evitado esas 20 muertes?

No hay una respuesta segura. Un informe de la policía de Nueva York después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 (Radicalization in the West, Radicalización en Occidente) caracterizó de forma simplista la radicalización como una trayectoria lineal, que iría desde el estatus de seguidor “normal” del islam al estatus de radical religioso, avanzando en seguida a la adhesión de un grupo terrorista y, después, al cometimiento de actos de violencia terrorista.

El FBI y otros especialistas en contraterrorismo se han dado cuenta de que no hay un “perfil” útil para identificar con precisión a las personas que algún día pueden llegar a cometer actos de terrorismo. Los factores son muy numerosos y complejos.

Al observar las actitudes y circunstancias comunes a los terroristas que se mostraron abiertos al reclutamiento, identificadas por Horgan, se entiende que es una pérdida de tiempo y de recursos, por ejemplo, infiltrarse en las mezquitas o frecuentar locales de consumo de narguilé.

Los terroristas, en general, presentan tendencia a:

– Sentirse irritados, alienados o marginalizados;
– Creer que su actual entorno político no les permite realizar cambios reales;
– Identificarse con las víctimas de la injusticia social que ellos combaten;
– Sentir la necesidad de tomar medidas en vez de sólo hablar del problema;
– Creer que la violencia contra el Estado no es contraria a la moral;
– Tener amigos o parientes simpatizantes con la causa;
– Creer que la adhesión a un movimiento produce recompensas sociales y psicológicas como la aventura, la camaradería y un sentido reforzado de la identidad.

¿Cómo se radicalizan los extremistas islámicos?

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
Tags:
islamismoterrorismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.