Aleteia

Padres, ayudad en casa y… veréis lo que pasa con vuestras hijas

Comparte

¿Es posible que, con el simple gesto de participar en las tareas del hogar los padres estén enseñando una serie de valores imprescindibles para el posterior futuro de su hija?

Según datos del Instituto de Estadística de Cataluña (2006), las mujeres dedican 21,3 horas semanales a las responsabilidades domésticas y los hombres 7,9 horas semanales. Muy lejos queda aún el compartir las tareas del hogar y la crianza de los niños. No obstante, las cosas empiezan a cambiar y los padres comienzan a dedicar mucho más tiempo al cuidado de los hijos y a las tareas domésticas.

La incorporación de la madre al trabajo supone un esfuerzo para toda la familia, y es necesario superar la vieja visión de que la casa es “cosa de las mujeres”. Ahora el padre se implica y realiza las actividades del hogar, cuida del bebe y se encuentra mucho más activo. Pero ¿qué está suponiendo estos cambios para los bebes? ¿Qué implica el que los padres comienzan a vivir en una verdadera corresponsabilidad? ¿Qué supone para un niño el ver a su padre haciendo las tareas del hogar?

La Universidad de Columbia ha querido estudiar estas nuevas implicaciones y destacan que cuando los papas hacen labores "de mujer" en casa, sus hijas elegirán las mejores carreras. Según explican los responsables de este estudio, es muy importante que las niñas sepan que pueden ser cualquier cosa cuando crezcan y por eso, algunas acciones cotidianas del padre pueden decirle mucho más que las palabras.

El estudio demuestra que la educación en la corresponsabilidad familiar hay que iniciarla cuando los niños son pequeños, predicando con el ejemplo, y el que vean a los padres realizar las tareas del hogar ayuda a esta temprana educación en la corresponsabilidad.

La llegada al mundo de un hijo cambia las relaciones de pareja, ya que ser padres ofrece una mayor responsabilidad y necesita de una mayor comunicación. La pareja deberá dialogar, negociar, organizar turnos y reconocer la importancia del trabajo doméstico para un correcto funcionamiento del hogar. ¿Es posible que, con el simple gesto de participar en las tareas del hogar los padres estén enseñando una serie de valores imprescindibles para el posterior futuro de su hija?

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.