Aleteia

Momia manía en los Museos del Vaticano

© Musei Vaticani
Comparte

Técnicas egipcias inspiraron a falsarios hasta que recientemente estudiosos de los Museos Vaticanos realizaron sorprendente hallazgo

Dos momias falsas en la colección egipcia de los Museos Vaticanos. Sorprenderá tal vez que las momias siguen teniendo un valor histórico. Después de la restauración de una pequeña momia de la colección egipcia, los expertos del museo vaticano descubrieron la técnica de falsificación realizada en el siglo XIX. 

Una extravagancia que se enmarca en el fenómeno conocido por los egiptólogos como “momia-manía”. 

Momia falsa. Museos Vaticanos. Museo Gregoriano Egipcio. Inv. 57853. Foto ©Museos Vaticanos

La sorprendente falsificación ha sido descubierta después de analizar los materiales de las piezas arqueológicas. La momia (ver foto) es una “importante demostración de este fenómeno de falsificación realizado con maestría” comenta Alessia Amenta, directora de la sección Antiguo Egipto y Oriente Próximo del Museo del Papa. 

Las investigaciones científicas, bajo la dirección de Ulderico Santamaria y de su asistente Fabio Morresi han logrado reconstruir la técnica de los falsarios que han engañado coleccionistas de arte dispuestos a pagar montañas de dinero por una momia egipcia ‘autentica’. 

En el siglo XIX una pasión invadió Europa por todo lo relacionado con Egipto, posterior a las campañas militares de Napoleón Bonaparte (1798-1801), el descubrimiento de la piedra de Rosetta en 1799 y la traducción de sus jeroglíficos por parte de Jean-François Campollion en 1822.

Era la época del Romanticismo y los aventureros que viajaban a Egipto, sobre todo franceses e ingleses, solían regresar a casa con una de estas piezas, que exhibían después del te o del aperitivo para hacer alarde con sus amigos, sin darse cuenta de la falsificación. 
 

Momia falsa. Realización de TAC. Museo Gregoriano Egipcio. Inv. 57853. Foto ©Museos Vaticanos

Con respecto a su contenido, una tomografía/TAC (técnica de registro gráfico de imágenes corporales) realizada en el Hospital Universitario G.Martino de Messina sobre una de las momias ha revelado que dentro de las vendas había una tibia humana, pero de un adulto de época medieval. “Un montaje estudiado para engañar a los coleccionistas más desprevenidos” señaló la investigadora.

La momia más pequeña ha sido restaurada, mide 60 cm, la otra aún debe esperar. Tras el inicio de la investigación hace un año, se ha descubierto que "el rostro infantil de las vendas ha sido diseñado y pintado sobre una lámina de estaño y cubierto por una resina para dotarla de un aspecto de dorado antiguo, “una técnica típica del siglo XIX inglés”. 
 

Momia falsa. Realización de TAC. Museo Gregoriano Egipcio. Inv. 57852-57853. Foto ©Museos Vaticanos

El único elemento de época egipcia hallado en las momias son las propias vendas, que datan del año 2000 a.C, a pesar de que están recubiertas por una resina que solo se encuentra en Europa. “Las vendas son de época faraónica pero cubiertas por una resina que no se encuentra en Egipto sino en Europa” sostiene Amenta. 

Al rededor de cuarenta momias falsas están expuestas en una veintena de museos en Europa, confirmó Amenta. Se trata de momias que los egiptólogos indican como “momias de niño” o “momias de animales”. Estos falsos se pueden encontrar en museos famosos de Florencia, Milán, Turín, Lituania y media Europa. 

Por el momento, no se sabe de donde vienen las momias del Vaticano. Los investigadores ya están manos a la obra para descubrir su origen. Por ahora, la momia restaurada será expuesta al público, además porque es una pieza histórica única, digna de ser mostrada por su peculiaridad. 

La investigación hace parte del “Vatican Mummy Project”, el proyecto interdisciplinar de estudio de las momias humanas conservadas en la sección de antigüedades y del Próximo Oriente de los Museos Vaticanos. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.