¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Es correcto usar la mano izquierda para santiguarse?

Cyril BADET/CIRIC
Comparte

Es bueno conservar detalles que tienen un significado: descubre por qué se usa la derecha

Respuesta a la pregunta de una lectora: ¿Es correcto usar la mano izquierda para santiguarse? Yo soy zurda y a veces lo hago con la derecha o la izquierda. Pero hasta ahora me percato de esto. En especial porque tengo un hijo de 4 años que también es zurdo y le estoy enseñando a rezar y cuando hace la crucecita lo veo que usa la izquierda y veo que yo también. En el pasado recuerdo que mi mamá me decía que debe ser con la derecha, pero ¿es eso cierto o es un mito? (Para saber y corregir a mi hijo y a mí, o bien hacerlo de forma natural como lo he pensado: escribo con la izquierda me persino con esa).

"El cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la cruz, ‘en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén’. El bautizado consagra la jornada a la gloria de Dios e invoca la gracia del Señor que le permite actuar en el Espíritu como hijo del Padre. La señal de la cruz nos fortalece en las tentaciones y en las dificultades", dice el Catecismo (2157).

El primero que hizo la señal de la Cruz fue el mismo Cristo, que “extendió sus brazos en la Cruz. Y sus brazos extendidos entre el cielo y la tierra trazaron el signo indeleble de tu Alianza" (Plegaria eucarística de reconciliación 1).

Al principio, en los primeros siglos, era costumbre hacer la señal de la cruz sobre la frente. Luego se extendió poco a poco a lo que hoy hacemos: hacer la gran cruz sobre nosotros mismos (desde la frente al pecho y desde el hombro izquierdo al derecho).
 
Pero en la Iglesia oriental, a diferencia de la Iglesia de occidente, los fieles, aun hoy, primero se tocan con la mano derecha el hombro derecho y luego el izquierdo
 
Y esta  forma de trazar con la mano derecha la señal de la Cruz en la tradición bizantina y/o Iglesia oriental, era en realidad la forma original que tuvo esta práctica entre los cristianos de la Iglesia indivisa hasta el siglo XIV-XV.
 
Es decir, los fieles de la Iglesia católica hasta ese entonces se santiguaban partiendo del lado derecho al izquierdo, como lo hacen todavía los ortodoxos.
 
Ya desde finales de la Edad Media, es decir entre los siglos XV-XVI, la práctica en occidente es la que conocemos hoy, con la mano derecha que pasa del hombro izquierdo al derecho.
 
Sería interesante ahondar el tema del por qué cambiaron esa tradición tan antigua que proviene desde los tiempos apostólicos, pero esto es ya otra historia.
 
¿Por qué los sacerdotes bendicen con la derecha?

Porque los antiguos íconos muestran a Cristo o a los jerarcas de la Iglesia bendiciendo con la derecha.
 
La derecha nos recuerda el gozo de los salvados, de los que hacen la voluntad de Dios ya que el Hijo separará las ovejas de las cabras, poniendo a las ovejas fieles a su derecha y las cabras a la izquierda (Mateo 25, 31).
 
El sacerdote cuando bendice a alguna persona o al conjunto de fieles, comienza primero por  el lado derecho de dicha persona o de los fieles y después al izquierdo; de consecuencia el sacerdote dirige primero su mano derecha hacia su propio lado izquierdo y luego el derecho.
 
Es por esto que los fieles al santiguarse, imitando al sacerdote, se tocan primero el hombro izquierdo y luego el derecho.
 
Pero no es sólo éste el motivo, también esta manera de hacer la señal de la cruz tiene un significado teológico de fondo:
 
La señal de la cruz comienza con la mano derecha desde la cabeza hacia abajo, aceptando que Nuestro Señor Jesucristo bajó desde arriba (esto es desde el Padre) a la tierra por su santa Encarnación; y continúa desde el lado izquierdo donde está el corazón, lugar donde se custodia con amor el misterio pascual de Jesús (su dolorosa Pasión y muerte), para luego pasar a lado derecho recordando que Jesús  está sentado a la derecha del Padre por su gloriosa Ascensión. Es decir se acaba la cruz en la gloria celestial.

Páginas: 1 2

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.