Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: La confesión más que un juicio es un encuentro con Dios

© Antoine Mekary / Aleteia

Radio Vaticano - publicado el 23/01/15

Homilía de hoy en la Domus Santa Marta

La confesión no es un “juicio” sino un “encuentro” con un Dios que perdona y olvida todo pecado a la persona que no se cansa de pedir su misericordia. Es el pensamiento de fondo de la homilía del Papa Francisco, pronunciada durante la Misa de la mañana presidida en Casa S. Marta.

Es el “trabajo” de Dios, y es un trabajo “bello”: reconciliar. Porque “nuestro Dios perdona” cualquier pecado, lo perdona “siempre”, hace “fiesta” cuando uno le pide perdón y “olvida” todo. Francisco reflexiona sobre el pasaje de Pablo a los Hebreos, en el que el Apóstol habla de manera insistente de la “nueva alianza” establecida por Dios con su pueblo elegido, y la homilía se convierte en una apasionada meditación sobre el perdón.

“El Dios que reconcilia”, afirma el Papa, elige mandar a Jesús para restablecer un nuevo pacto con la humanidad y el fundamento de este pacto es básicamente uno: el perdón. Un perdón que tiene muchas características:

“Ante todo, ¡Dios perdona siempre! No se cansa de perdonar. Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. Pero Él no se cansa de perdonar. Cuando Pedro preguntó a Jesús: “¿Cuántas veces debo perdonar? ¿Siete veces?” – “No siete veces: setenta veces siete”. Es decir, siempre.

Así perdona Dios: siempre. Pero si has vivido una vida de muchos pecados, de muchas cosas feas, pero al final, un poco arrepentido, pides perdón, ¡te perdona en seguida! Él perdona siempre”.

Y sin embargo, la duda que podría surgir en el corazón humano es sobre el “cuánto” está Dios dispuesto a perdonar. Pues bien, repite Francisco, basta “arrepentirse y pedir perdón”: “no se debe pagar nada”, porque ya “Cristo ha pagado por nosotros”.

El modelo es el hijo pródigo de la parábola, que arrepentido prepara un discurso que hacer a su padre, el cual no le deja siquiera hablar, sino que lo abraza y lo estrecha a sí.

“No hay pecado que Él no perdone. Él perdona todo. ‘Pero, padre, yo no voy a confesarme porque he hecho muchas cosas malas, tan malas, tantas que no tendré perdón…’ No. No es verdad. Perdona todo. Si vas arrepentido, perdona todo. Cuando… eh, ¡tantas veces no te deja hablar! Tu empiezas a pedir perdón y Él te hace sentir esa alegría del perdón antes de que hayas terminado de decírselo todo”.

Y otra cosa, continua explicando el Papa: cuando perdona, Dios “hace fiesta”. Y finalmente, Dios “olvida”. Porque lo que importa para Dio es “encontrarse con nosotros”.

Y aquí, Francisco sugiere un examen de conciencia a los sacerdotes dentro del confesionario. “¿Estoy dispuesto a perdonar todo?”, “ ¿a olvidar los pecados de esta persona?”. La confesión, concluye, más que un juicio es un encuentro”.

“Muchas veces las confesiones parecen una práctica, una formalidad: ‘Po, po, po, po, po… Po, po, po… ya”. ¡Todo mecánico! ¡No! ¿Y el encuentro donde está? El encuentro con el Señor que reconcilia, te abraza y hace fiesta. Y este es nuestro Dios, tan bueno.

También debemos enseñar: que aprendan nuestros niños, nuestros jóvenes, a confesarse bien, porque ir a confesarse no es ir a la tintorería para que te quiten una mancha. ¡No! Es ir al encuentro del Padre, que reconcilia, que perdona y que hace fiesta”.

Artículo publicado por la edición italiana de Radio Vaticano y traducido por Aleteia

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.