Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

LIBERTAD RELIGIOSA EN CHINA: Arrestos, detenciones, destrucción de iglesias, prohibiciones y consagraciones episcopales ilícitas

Ayuda a la Iglesia Necesitada - publicado el 22/01/15

El 22 de abril pidieron a la iglesia que ellos mismos hicieran una rectificación, pero los obreros solo consiguieron arrancar unos 500 m2 en plazo, según los funcionarios. El lunes 28 de abril por la noche, la iglesia había sido demolida por los bulldozers. Según Jin, se ha abierto una investigación contra cinco funcionarios en relación con la construcción ilegal de esta iglesia.

En mayo de 2014, AsiaNews publicó un total de 64 fotografías con nombres y fechas de iglesias demolidas (y/o retirada de cruces) en Zhejiang, que habían ido colgando en internet desde principios de año. 

El artículo afirma que “hay indicios de que a finales de mayo las autoridades empezarán a ilegalizar iglesias utilizadas por los cristianos, que no quieran unirse a los organismos estatales. Algunas fuentes indican que el Gobierno empezarán con 85 iglesias”. 

Ortodoxos 

Aunque llevan en China desde el siglo XIX y cuentan con varios miles de fieles, la Iglesia ortodoxa china aún no está reconocida por el Gobierno como “religión oficial”. La comunidad ortodoxa (unos 15 000 fieles) está concentrada sobre todo en Harbin, y también hay comunidades en Pekín y Shanghái, pero carecen de sacerdotes locales y no consigue organizar servicios religiosos de forma regular, salvo los que se celebran en la capilla de la Embajada rusa en Pekín. 

Budistas 

Por lo general, los budistas no sufren graves violaciones de su libertad religiosa. Al contrario, entre los líderes comunistas hay algunos que desearían conseguir que el budismo y el confucionismo fuesen “religiones con características chinas” para restaurar los valores de la sociedad y controlar la corrupción. 

El Tibet es un lugar de especial persecución religiosa y los budistas tibetanos son las primeras víctimas. La colonización y militarización china del Tíbet ha llevado a una marginación de la población tibetana, que se podría calificar como genocidio cultural y religioso. Está prohibido enseñar el idioma tibetano. 

Hace años, Pekín entabló diálogo con el Gobierno tibetano en el exilio, pero desde entonces las relaciones se han congelado por completo. 

Pekín ni siquiera permite al Dalai Lama, la autoridad suprema del budismo tibetano, volver al Tíbet, aún cuando ha renunciado públicamente a cualquier papel político y solo quiere ejercer un papel espiritual. Las campañas dirigidas a denigrar al Dalai Lama son continuas, así como los arrestos y actos de violencia contra todo el que pide su regreso.

Esta situación ha desencadenado una serie de manifestaciones de autoinmolación, normalmente de monjes budistas, que se han ido incrementando ostensiblemente a partir de 2009. Hasta hoy se han producido 124 casos. El Gobierno chino ha impuesto leyes contra esta y otras formas de protesta, hasta el punto de prohibir actos como la autoinmolación “bajo pena de siete años de prisión”. Aún más, Pekín acusa al líder espiritual del budismo tibetano de “fomentar” estos actos de suicidio, aunque el dalai lama, por su parte, ha pedido en numerosas ocasiones a sus seguidores que “por encima de todo, protejan sus vidas”. 

El 16 de agosto de 2012, las fuerzas de seguridad chinas mataron a un tibetano y arrestaron a otros seis tratando de detener una manifestación de 1000 personas contra la reanudación de las obras de extracción de mineral de una mina del condado de Markham. La población tibetana de la zona acusaba a la empresa de no respetar la naturaleza sagrada de la localidad y de ignorar el impacto ecológico de los trabajos de minería. 

El 8 de febrero de 2013, el Tribunal Popular de Qinghai condenó a un tibetano a 13 años de cárcel por haber “incitado” a un monje budista a prenderse fuego. A este hombre, identificado como Phagpa, se le consideró culpable de “homicidio involuntario”, aún a pesar de que el monje en cuestión no se había inmolado. 

Lobsang Namgyal, poeta tibetano de 26 años, desapareció el 15 de mayo de 2012. En septiembre de 2013, 16 meses después, su familia se enteró de que estaba en prisión por haber difundido discursos del Dalai Lama, prohibidos en toda China, y otras “declaraciones políticas” a favor de la independencia del Tíbet. Su familia no tiene permiso para visitarle. 

Musulmanes 

Además de un islam oficial, presente en varias zonas de China, hay una forma de islam en Xinjiang vinculada a la población uigur, pueblo turco que alimenta esperanzas de separatismo y pueden recibir fácilmente influencias musulmanas fundamentalistas por su proximidad con Afganistán, Pakistán y las repúblicas de Asia central. 

Pekín ha enviado cientos de miles de chinos Han a esta región, para convertirles en el grupo étnico dominante. Protegidos por el Gobierno central, los chinos Han ocupan ahora los puestos más elevados en casi todos los ámbitos. Para someter a los uigures, el Gobierno está imponiendo fuertes restricciones a la libertad religiosa, al culto religioso musulmán y a la enseñanza de la lengua y la cultura uigures de la zona. 

El 26 de marzo de 2013, los tribunales de Kashgar y Bayingol condenaron a 20 uigures a largas penas de prisión (una de ellas perpetua) acusados de haber sido “envenenados por el extremismo religioso”. 

Los días 23 y 24 de abril de 2013 se produjeron enfrentamientos en Selibuya, cerca de Kashgar (Xinjiang), entre civiles uigures y policías chinos Han que dejaron al menos 21 muertos, 15 de ellos chinos Han y los otros seis presuntos terroristas uigures. 

El 20 de agosto de 2013, un grupo de policías de la brigada antiterrorista de la prefectura de Kashgar rodearon a “unos 28 uigures” cerca de la ciudad de Yilkiqi. Según las autoridades, estaban implicados en “actividades religiosas ilegales y ejercicios terroristas”. Tras darles el alto, abrieron fuego. Se dice que en el tiroteo murieron 15 uigures y un policía chino de etnia Han”9. 

Sectas 

A mediados de diciembre de 2012, la policía china arrestó a cerca de 1000 personas que pertenecían a la secta de Dios Altísimo (también conocida como Iluminación Oriental), clasificada como “secta maligna”, porque difunden ideas apocalípticas sobre el final del mundo y, sobre todo, porque profetizan el fin del comunismo chino e invitan a sus seguidores a degollar al “Dragón Rojo”. Unos 350 miembros de esta secta fueron arrestados en Guizhou, a la vez que otros 400 lo fueron en Qinghai y grupos más pequeños en otras zonas del país. 

Conclusiones 

La libertad religiosa de China se está deteriorando. Aunque en general se ejerce el control conforme a la normativa oficialmente establecida por el Estado, es evidente que se está ejerciendo un mayor control sobre los católicos, incluso sobre los miembros y las comunidades de la Iglesia oficial controlada por el Estado. Respecto a los protestantes, se han incrementado los esfuerzos para acabar con las comunidades no oficiales. Continúa la represión violenta contra las comunidades budistas tibetanas, así como contra los musulmanes uigures y las sectas evangélicas. 

Las promesas realizadas por el nuevo Gobierno de Xi Jinping de eliminar el laojiao (y por lo tanto la encarcelación de los creyentes sin juicio) aún no se ha llevado a la práctica, a pesar de las nuevas normativas oficialmente aprobadas. De la misma forma, las promesas de revisar el estatus de los judíos y de los ortodoxos cristianos para incluirlos entre las religiones reconocidas por el Estado, aún no se han cumplido. 

Hong Kong 

El período de 2012 a 2014 ha sido importante para los católicos y para otros cristianos de Hong Kong, ya que se han visto obligados a enfrentarse a las injerencias de la República Popular Comunista en las cuestiones social, educativa y política del territorio. 

En 1997, el territorio de Hong Kong fue devuelto a la China continental a la vez que se garantizaba “un cierto grado de autonomía” conforme a la fórmula “una nación, dos sistemas”.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
Tags:
chinalibertad religiosa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.