Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

LIBERTAD RELIGIOSA EN Pakistan: La blasfemia como instrumento de persecución

AFP
A picture taken on February 18, 2014 shows Pakistani schoolgirl Malala Yousafzai, who survived being shot in the head by the Taliban, leaving after attending a press conference at the Zaatri refugee camp, near the Jordanian border with Syria. The chairman of the Norwegian Nobel Committee, Thorbjorn Jagland, announced that Malala Yousafzai has been awarded the Nobel Peace Prize 2014 at the Nobel Institute in Oslo on October 10, 2014. AFP PHOTO/STR
Comparte

El informe sobre libertad religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, país por país

El 16 de marzo de 2013, el Gobierno, dirigido por el Partido del Pueblo de Pakistán (PPP), terminó la legislatura y se celebraron elecciones en el país, el primer traspaso del poder “democrático” tras décadas de dictaduras y golpes de Estado. 

En algunos casos, las amenazas se cumplieron; cinco candidatos fueron asesinados y se perpetraron varios atentados con bomba. A pesar de todo, se celebraron las elecciones y el pueblo acudió a las urnas el 11 de mayo de 2013, reeligiendo al Parlamento y a cuatro asambleas provinciales: Khyber Pakhtunkhwa, Panyab, Sindh y Baluchistán. 

La votación dio la victoria a Nawaz Sharif y su Liga Musulmana de Pakistán – Nawaz, o Liga Islámica. Empezó así su tercer mandato como primer ministro, tras haber sido expulsado por un golpe de Estado en 1999 y haber pasado varios años exiliado en Arabia Saudí.

Aunque se le considera cercano a los fundamentalistas islámicos, Sharif ha nombrado a un cristiano, Kamran Michael, como ministro de Puertos y Navegación.

Al comentar este nombramiento, Michael lo califica de “un claro mensaje para las minorías de que la Liga Islámica pretende defender y garantizar los mismos derechos para todos”. Sin embargo, en la práctica, el país sigue siendo testigo de numerosos ataques contra las minorías, especialmente contra los cristianos.

Se producen ataques de los talibanes, agresiones contra los musulmanes chiíes, y una actitud de discriminación general contra todos los grupos étnicos minoritarios. 

El clima de “apoyo renovado” al fundamentalismo islámico ya había sido anunciado en una encuesta realizada por el British Council en relación con las elecciones políticas que se iban a celebrar. De una muestra de 5000 jóvenes pakistaníes entre 11 y 29 años, la mayor parte de ellos declaraba que creía que la sharía, la ley islámica, era “un sistema legal y de gobierno mejor que la democracia”, y la mitad de los entrevistados afirmaban que “el modelo democrático no ha beneficiado a nuestro país”. Al mismo tiempo, el 70 % de los que acudieron a las urnas manifestaron su confianza en el Ejército. 

Población, demografía religiosa y legislación 

Según el artículo 2 de la Constitución, el Islam es la religión de Estado. El principal grupo étnico es el panyabí (52,6 %), seguido del pastún (13,2 %), el sindhi (11,7 %) y otros. El idioma oficial es el urdu, aunque solo lo habla el 8 % de la población. El idioma más extendido es el panyabí (48 %), después el saraiki (10 %), el pasto (8 %) y otros.

El inglés es la lingua franca de la élite pakistaní y de la mayoría de los ministros; se considera el segundo idioma oficial (aunque solo lo habla el 8 % de la población). De los 2,9 millones de refugiados procedentes de Afganistán, que viven en el país, solo se han registrado 1,9 millones. El millón restante carece de documentación. Los desplazados en el interior son, fundamentalmente, la consecuencia del conflicto que se produjo en 2009 en la región tribal administrada por la Federación y en la provincia de Khyber-Paktunkwa.
 
El sistema legal se basa en el derecho consuetudinario británico, pero la sharía tiene una gran influencia y se aplica con libertad en algunos distritos. La Constitución garantiza plena libertad religiosa, tal y como aparece establecido en los artículos 20, 21 y 22 del preámbulo. 

Sin embargo, en general, la estructura constitucional, legal y política de Pakistán no trata a las minorías religiosas como miembros iguales. Por citar algunos ejemplos de artículos concretos de la Constitución, el islam es la religión de Estado (artículo 2); el jefe de Estado tiene que ser musulmán (artículo 41.2); el primer ministro tiene que ser musulmán (artículo 91.3); el tribunal federal de la sharía tiene potestad para declarar inválida cualquier ley en caso de ser contraria al Islam, y para sugerir enmiendas (artículo 203E) . 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.