Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 23 junio |
San José Cafasso
home iconActualidad
line break icon

España: ¿Habrá pedido perdón el etarra Bolinaga antes de morir?

Juan Herrero (Efe) / Cesar Manso / AFP

Former ETA kidnap victim Jose Antonio Ortega Lara (R) speaks to a member of the Victims of Terrorism (AVT) association during a demonstration against the recent freeing of former Basque separatist group ETA prisoner Ines del Rio Prada. Del Rio, 55, walked free from jail a day after the European Court of Human Rights condemned Spain for retroactively cutting short the years of remission she had earned from prison work thereby opening the door for the<br /> <br /> <br /> &nbsp;Juan Herrero (Efe)

Non Solum Sed Etiam - publicado el 16/01/15

Famoso por secuestrar a Ortega Lara, éste lleva años luchando por poder perdonar a su verdugo

En el nº 2.751 de la Revista Vida Nueva, publicado en la última semana del mes de abril publiqué un artículo en el que recogía una entrevista con Antonio Ortega Lara.

Tras el fallecimiento del etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga, quien fuera uno de sus secuestradores, quiero recuperar el texto del testimonio de Ortega Lara.

José Antonio Ortega Lara, víctima del terrorismo: “Espero acabar perdonando antes de morir”

Otega Lara es, sin duda, uno de los nombres que la memoria colectiva más grabados tiene relacionado con el terrorismo de ETA. Muchos seguimos su largo secuestro, el más largo llevado a cabo por la banda terrorista, 532 días (16 de enero de 1996 – 1 de julio de 1997). Diez días después de la Liberación de Ortega Lara, ETA secuestró a otra persona que forma parte también de la memoria colectiva, el concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco.

En la retina de miles de personas aún se encuentra la imagen de aquel hombre con gafas de montura gruesa, chándal rojo, larga barba, demacrado, (había perdido 23 kilos de peso durante el secuestro) y sobre todo libre otra vez, aunque marcado de por vida por una experiencia que él no se la desea ni siquiera a sus cuatro secuestradores. 

No obstante que no les desee una tortura similar no quiere decir que les haya perdonado, el perdón sigue siendo una cuestión pendiente para José Antonio Ortega Lara. “Yo no tenía odio hacia ellos pero sí hacia quienes les habían mandado que me secuestrasen.” Ortega Lara pensó inicialmente que sería capaz de perdonar sin problemas, que sería de las cosas más fáciles tras el secuestro, pero la realidad ha sido muy distinta, le ha mostrado que el camino del perdón es largo, lento y difícil: “de vez en cuando me cuesta ir a comulgar con ese pequeño cargo de conciencia de no haber perdonado. Espero conseguirlo antes de morirme.” 

La familia, una rutina metódica, que incluía unos ratos para la oración, y la fe fueron los tres elementos que ayudaron a José Antonio a mantenerse vivo, aunque como él reconoce con dolor, avergonzado, pero consciente de que quien le escucha acepta la terrible lógica, “la idea del suicidio se me pasó más de una vez por la cabeza, y me enfadaba con Dios, y al día siguiente pedía perdón por haber tenido esos pensamientos”.

“Especialmente los últimos meses mi estado anímico era deplorable, y he de reconocer que en aquella situación la muerte era para mí una liberación” (Ortega Lara tenía pensado suicidarse el 5 de julio. Cuatro días antes fue liberado). José Antonio recuerda enfadarse muchas veces con Dios recordándole “tu pasaste un calvario de tres días y mírame a mí los meses que llevo, haz algo. Y si tienen que matarme que me maten ya, no me obligues a hacerlo yo” “En varias ocasiones llegué a pedirles que me mataran”.

Ortega Lara procede de una familia religiosa, conserva un grato recuerdo de su paso y formación por los salesianos, un hermano suyo pertenece a esta orden religiosa, durante su secuestro también sintió la cercanía y el respaldo de la Iglesia “mucha gente me ha dicho “cuánto rezamos por ti”, y yo lo he sentido así”

Para una efectiva reconciliación Ortega Lara considera primordial: “admitir los errores, pedir perdón, y después de todo eso y de hacer frente a sus responsabilidades penales y civiles, a partir de ahí creo que el Estado e incluso creo yo que las víctimas adoptarían una postura de perdón y de reconciliación futura para que las generaciones venideras no tengan que seguir padeciendo lo que hemos sufrido nosotros.”

Ortega Lara habló sin tapujos en las VI Jornadas de Católicos y Vida Pública celebradas en Bilbao y dijo además, entre otras cosas, mostrarse contrario “a la negociación política con los asesinos, sobre todo cuando no se tiene en cuenta la memoria de los asesinados. Si a alguien tengo que rendir pleitesía, no tengo ninguna duda, es por los asesinados.”.

Una lectura durante el secuestro: “la noticia del asesinato de los cuatro misioneros maristas en el campamento de Goma en Rwanda. Y especialmente la carta de uno de ellos a su madre.”

Una imagen de su vuelta a casa: “sentarme en mi sitio del sofá del salón y ver el sol y las hojas de los árboles moverse por el viento.”

Un momento doloroso: “descubrir que mi hijo no me reconocía cuando regresé a casa”

Una Aspiración: “Ser una persona libre, compartir mi vida con mi familia y mis amigos, no deseo nada más. Quizá, vivir unos años más para ver crecer a mis hijos”

Un valor: “el perdón, es el que más me cuesta”

Non solum sed etiam

A Bolinaga le espera ahora el último juicio.

Y hoy solo una pregunta ¿habrá pedido perdón Bolinaga, al menos en su fuero interno, antes de morir?

Artículo publicado originalmente en el blog Non Solum sed Etiam y reproducido con autorización del autor

Tags:
perdonterrorismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
7
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.