Aleteia

El actor de El Padrino lleva a la gran pantalla la figura del Padre Pío

AP Photo/Lionel Cironneau
Comparte

Joe Mantegna en un filme sobre el santo del siglo XX conocido por sus estigmas

El actor y productor Joe Mantegna ha anunciado que su próximo proyecto será una película sobre el místico italiano San Padre Pío de Pietrelcina.

El actor, mejor conocido por sus papeles en Three Amigos y El Padrino III, está trabajando en colaboración con la Fundación San Pío, y un porcentaje de las ganancias del filme irán a la misma.

Mantegna y su socio de producción, Danny Ramm, realizarán el filme a través de su compañía, Acquaviva Productions, y será filmado en locaciones de Pietrelcina y San Giovanni Rotondo en Puglia, Italia.

“La película evidenciará el impacto del Padre Pío en la Iglesia Católica y la construcción de su hospital, Casa Alivio del Sufrimiento en San Giovanni Rotondo, Puglia, Italia”, ha declarado la página oficial de la película.

En un video para recaudar fondos, Mantegna, nacido en Chicago en 1947, de padre siciliano y madre pugliese, describió al Padre Pío como “uno de los hombres más extraordinarios del siglo XX” y dijo que su vida fue “verdaderamente legendaria”.

“Cuando se supo sobre los estigmas, altos cargos en el Vaticano intentaron desaprobar sus heridas y minar su reputación”, declara.

De acuerdo con Mantegna, el nuevo filme será una mirada profunda a la vida del Padre Pío y sus luchas entre la fe y la duda, la espiritualidad y el escepticismo, y entre “el humilde cura de campo y los príncipes perfumados de Roma”.

“Se llevarán a cabo esfuerzos meticulosos para recrear la época, incluyendo los vestuarios, los peinados y la decoración, hasta las sandalias del Padre Pío”.

El Padre Pío nació como Francesco Forgione en 1887, hijo de campesinos pobres de La Campania en el sur de Italia.
Murió en 1968 y fue canonizado por el Papa Juan Pablo II en 2002.

La película también documentará el papel interpretado por la heredera estadounidense Mary Pyle, tanto su amistad con el Padre Pío así como la financiación de un monasterio y seminario en Pietrelcina y su ayuda al Hospital Casa Alivio del Sufrimiento en San Giovanni Rotondo.

Mary Pyle fue bautizada en la iglesia presbiteriana en la ciudad de Nueva York.

En 1918, seis años antes de que conociera al Padre Pío, se volvió católica.

Fue fuertemente influenciada para hacer esto por la insistencia de Maria Montessori, la renombrada educadora internacional que conoció y con quien viajó durante diez años.

Desde su bautismo buscó un director espiritual. Luego, en 1924 visitó San Giovanni Rotondo y conoció al Padre Pío, quien se volvió su guía espiritual.

Compró una pequeña casa en San Giovanni e intercambió sus vestidos por el sobrio hábito café de la Tercera Orden Franciscana, la rama laica de la Orden que San Francisco fundó para hombres y mujeres.

La mayoría de su tiempo lo pasó trabajando por el Padre Pío. Mary fungió como su secretaria y cuidó el enorme volumen de correspondencia que recibió.

La fortuna familiar que heredó ayudó a fundar el monasterio y el seminario en Pietrelcina y le permitió comprar la casa donde el Padre Pio había nacido y también contribuyó con una importante suma para su hospital.

En 1968, María murió en ese hospital a la edad de 80 años.

Sarah MacDonald escribe para el Irish Independent, el diario católico internacional The Tablet, Catholic News Service en Washington, el Catholic Times, el Catholic Herald, y en otras numerosas publicaciones, tales como Catholic Life, el Messenger of St Anthony (edición internacional) y el Pioneer. Este artículo fue originalmente publicado en catholicireland.net

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.