Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Jenaro
home iconEspiritualidad
line break icon

No puede uno agradar a Dios sin presentarse como modelo para ser imitado

Nestor Mora - publicado el 12/01/15

Por unas causas u otras, la Nueva Evangelización está dejando de ser un impulso eclesial. La Iglesia está cambiando el paso porque se ha dado cuenta que evangelizar es dar testimonio y no tanto, planificar y ejecutar planes. Podremos utilizar los medios más modernos, pero el medio nunca es lo esencial, sino la forma. Dar testimonio necesita de cada uno de nosotros dando un ejemplo atractivo a imitar por los demás. Esto no es nada fácil en la sociedad del marketing, ya que los modelo que se ofrecen en los medios, son diametralmente opuestos a los que el cristianismo señala.

No puede uno agradar a Dios sin presentarse como modelo para ser imitado por aquellos que quieren sean salvados, por cuanto nadie pretenderá imitar a aquel que no le agrada#SanAgustin (Sermón de la Montaña 2,1,3).

San Agustín no indica justamente eso, ya que para ser imitados debemos agradar a quien nos observa. Agradar de forma que desee ponerse en nuestro lugar y dar el mismo tipo de testimonio. La gran pregunta es ¿Cómo ofrecer un testimonio de las virtudes que son rechazados como inútiles e inoperantes en nuestra sociedad?

Corremos el peligro de ser ignorados, despreciados o en el mejor caso, admirados como se admira a los bellos santos de piedra que están en nuestros altares.

Mi reflexión no tiene una respuesta para convertir al mundo, ya que me topo con las mismas palabras u parábolas de Cristo: muchos son los llamados, pocos los elegidos. Los invitados al banquete de boda que se disculpan por estar “ocupados” en sus cosas. Las doncellas necias que olvidan llenar sus lámparas de aceite y pierden la oportunidad de encontrarse con el novio. El evidente rechazo que el mundo ha tenido y tiene, por el verdadero mensaje cristiano.

Por ello, creo que la respuesta está escondida dentro del pensamiento agustiniano: “No puede uno agradar a Dios sin presentarse como modelo para ser imitado”. El objetivo es agradar a Dios. Si lo hacemos, estaremos dando inmediatamente testimonio a aquello que quieran y necesiten de él.

Buenos días, tardes o noches

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.