Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconDesde Roma
line break icon

Los pobres, los enfermos, los encarcelados, los refugiados son la imagen visible del Dios invisible

© CTV / Youtube

Aleteia Team - publicado el 11/01/15

Papa Francisco habla del amor y de la misericordia

Queridos hermanos y hermanas,

Hoy celebramos la fiesta del Bautismo del Señor, que concluye el tiempo de Navidad. El Evangelio describe lo que sucedió en la orilla del Jordán. En el momento en el que Juan el Bautista bautiza a Jesús, el cielo se abre. "Enseguida – dice San Marcos – fuera del agua, vio que los cielos se rasgaban" (1:10). Vuelve a la mente la dramática súplica del profeta Isaías: "¡Ah, sí rasgases el cielo y bajases!” (Is 63:19).

Esta invocación se ha oído en el caso del Bautismo de Jesús. Es así como ha terminado la época de los "cielos cerrados", que indican la separación entre Dios y el hombre, la consecuencia del pecado.

 El pecado nos aleja de Dios y rompe el vínculo entre la tierra y el cielo, determinando así nuestra miseria y el fracaso de nuestras vidas. Los cielos abiertos indican que Dios ha donado su gracia para que la tierra dé sus frutos (cf. Sal 85,13). Así que la tierra se ha convertido en la morada de Dios entre los hombres, y cada uno de nosotros tiene la oportunidad de conocer al Hijo de Dios, experimentando todo el amor y la infinita misericordia. Lo podemos encontrar realmente presente en los Sacramentos, especialmente en la Eucaristía. Lo podemos reconocer en el rostro de nuestros hermanos, especialmente en los pobres, los enfermos, los encarcelados, los refugiados: ellos son carne viva de Cristo sufriente y la imagen visible del Dios invisible.

Con el bautismo de Jesús no sólo se desgarran los cielos, Dios habla de nuevo haciendo resonar su voz: "Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco" (Marcos 1:11). La voz del Padre proclama el misterio que se esconde en el Hombre bautizado por Juan el Bautista. Jesús, el Hijo de Dios encarnado, es también la Palabra definitiva de que el Padre quería decir al mundo. Sólo escuchando, siguiendo y testimoniando esta Palabra, podemos hacer totalmente fructífera nuestra experiencia de fe, del cual el germen se ha depositado en nosotros el día de nuestro bautismo.

El descenso del Espíritu Santo, en forma de paloma, permite al Cristo, el Consagrado del Señor, de inaugurar su misión salvífica para todos nosotros. El Espíritu Santo, que anima totalmente la vida y el ministerio de Jesús, es el mismo Espíritu que guía a la existencia cristiana. Poner bajo la acción del Espíritu Santo nuestra vida como cristianos y la misión, que todos hemos recibido en virtud del bautismo, significa encontrar la valentía apostólica necesaria para superar la fácil comodidad mundana. Un cristiano y una comunidad "sorda" a la voz del Espíritu Santo, que conduce a llevar el Evangelio hasta los confines de la tierra y de la sociedad, también se convierten en un cristiano y una comunidad "muda" que no hablan y no evangelizan.

María, Madre de Dios y de la Iglesia, acompaña el camino de todos nosotros bautizados; nos ayude a crecer en el amor a Dios y en la alegría de servir el Evangelio, para dar pleno sentido a nuestras vidas.

DESPUÉS ANGELUS

Queridos hermanos y hermanas:

Saludo a todos ustedes, romanos y peregrinos:

Con mucho gusto saludo al grupo de estudiantes de los Estados Unidos de América, así como la Asociación de Laicos Amor Misericordioso. Hay tanta necesidad hoy de la misericordia, y es importante que los fieles laicos la vivan y la lleven en diferentes ambientes sociales.

Mañana por la tarde salgo para un viaje apostólico en Sri Lanka y Filipinas. Les pido por favor de acompañarme con la oración. Gracias

Les deseo a todos un buen domingo, en el recuerdo gozoso del propio Bautismo.

Buen almuerzo y adiós.

Tags:
angeluspapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.