Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 08 mayo |
Nuestra Señora de Luján
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Puedo comulgar de rodillas si lo prefiero?

© Jeffrey Bruno / Aleteia

Henry Vargas Holguín - publicado el 08/01/15 - actualizado el 14/07/17

Quien quiera comulgar en la boca y de rodillas lo puede hacer

Al nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos” (Fil 2,10).

¿Los fieles tienen derecho a comulgar de rodillas y en la boca? La respuesta es positiva. Quien quiera comulgar en la boca y de rodillas lo puede hacer.

"Los fieles comulgan de rodillas o de pie, según lo establezca la Conferencia de Obispos, con la confirmación de la Sede Apostólica”, dice la instrucción Redemptionis Sacramentum sobre algunas cosas que se deben observar o evitar acerca de la Santísima Eucaristía en su punto 90.

Y añade: “Así pues, no es lícito negar la Sagrada Comunión a un fiel, por ejemplo, sólo por el hecho de querer recibir la Eucaristía arrodillado o de pie” (RS, 91). 



La Instrucción General del Misal Romano, indica en su número 160 que "cuando comulgan de pie, se recomienda hacer, antes de recibir el Sacramento, la debida reverencia,…".


Y si hay que hacer reverencia ante el altar y genuflexión ante el sagrario donde se reservan las Hostias Consagradas, ¿cómo es que casi nadie hace genuflexión o, si no les es posible, una reverencia profunda antes de recibir al Señor en Persona, presente en la Eucaristía?



Es un gesto sencillo pero muy significativo pues expresa debidamente que se sabe que se está ante el Señor, presente en el Pan Eucarístico.

Por cuanto tiene que ver con el acto de comulgar en la mano o en la boca, “todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada comunión en la boca” (RS, 92) o en la mano.

Y “si el que va a comulgar quiere recibir en la mano el Sacramento, se le debe administrar la sagrada hostia” (RS, 92).

“Si la Comunión se recibe sólo bajo la especie de pan, el sacerdote, teniendo la Hostia un poco elevada, la muestra a cada uno, diciendo: El Cuerpo de Cristo. El que comulga responde: Amén, y recibe el Sacramento en la boca o, donde haya sido concedido, en la mano según su deseo. Quien comulga, inmediatamente recibe la Sagrada Hostia, la consume íntegramente” (IGMR, 161).

Lo que no está permitido es tomar la Hostia directamente del Copón. Y tampoco recibirla en la mano cuando se comulga bajo las dos especies. No se deben usar los dedos como pinzas para tomarla de la mano del que la distribuye.

Quien opte por comulgar en la mano, sepa que hay una forma correcta: Poner la mano izquierda, con la palma hacia arriba con los dedos extendidos y unidos, sobre la mano derecha, también con la palma hacia arriba y con los dedos extendidos y unidos, como para formar un digno trono.

Una vez que la Hostia consagrada ha sido colocada en la palma izquierda, tomarla con el pulgar e índice derechos y llevarla a la boca colocando la mano izquierda debajo de la barbilla, a modo de patena para evitar que partículas puedan caer al suelo.

Después hay que revisar las manos y dedos para que dado el caso se consuma cualquier partícula que haya quedado. No se debe llevar directamente a la boca a la Hostia que está sobre la palma de la mano izquierda.

Comulgar en la mano no es alargando una mano como quien pide o recibe cualquier cosa, o como quien recibe un bocado de algún alimento que se le ofrece en un supermercado para ser degustado.

Entonces es importante recordar cómo se han de colocar ambas manos para expresar que se es consciente de que no recibe algo ordinario sino extraordinario: ¡a Dios mismo!

En definitiva es lógico, por lo tanto, pensar que los ministros ordenados o los ministros extraordinarios de la comunión nunca deban imponer a los fieles ninguna manera de comulgar.

A modo de conclusión: Lo plausible es comulgar de rodillas y en la boca,  pero también es válido comulgar de pie y en la mano.


Pero indiferentemente de cómo se comulgue se debe siempre hacer en estado de gracia, con el debido respeto y/o amor, con la conciencia de quién se recibe (Jesucristo está realmente presente en las sagradas especies), con la buena disposición de seguir creciendo en la condición de discípulos del señor y con el compromiso de llevar al Señor por donde se vaya como sagrarios vivientes.

Esto implica la necesaria preparación no sólo del alma sino también de cuerpo (entre otras cosas con el ayuno eucarístico).

Ojalá mantuviéramos nosotros los adultos esa candidez y gozo espiritual de los niños cuando hacen su primera comunión, mantener en nosotros esa apertura y sencillez que los niños tienen al querer acercarse a Jesús para mejorar nuestra vida espiritual.

De cómo comulgamos damos a entender qué tan importante es el Señor; es un apostolado. Y recibimos al Señor con amor, respeto y adoración como Él se merece, no es para quedar bien ante los demás.

Exteriorizar el amor, esa es la palabra: la mejor manera de exteriorizar ese amor, sin ánimos de quedar bien ante nadie, es comulgar de rodillas (en actitud de adoración) y en la boca; así se subraya, con signos de admiración, la presencia real del Señor Jesús.

¿Por qué no es tan recomendable en las manos?

Las manos son menos dignas, comulgar en la mano implica algún riesgo de profanación como se ha visto en muchos casos, hay peligro de que queden partículas de la Hostia en mano o dedos, no es higiénico al tener las manos sucias debido a que quien comulga ha venido de la calle, tal vez ha sacado dinero para la colecta, ha dado la mano en el rito de la paz a personas que pueden tener gripe u otro mal contagioso y además los fieles no tienen las manos consagradas.

Se recomienda pues comulgar de rodillas y en la boca. Es más, quien quiera comulgar de esta manera hace muy bien aún en los lugares donde no es común comulgar de esta manera.

Si te es negado tu derecho, reclámalo. En todo caso las muestras externas de amor a Jesús eucaristía son tan bellas como el estar limpios interiormente.

Y ya para acabar, un dato final. Cada quien saque sus propias conclusiones: santa Margarita María Alacoque contó que Jesús le dijo: “Me entristecen las frialdades y menosprecios que tienen para conmigo en este Sacramento de amor”.

Y a otros santos y santas Jesús les reveló que lo lastimaba que la gente comulgara como si se tratara de tomar un pan cualquiera.

Tags:
comuniondummies liturgiaeucaristialiturgiasacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
4
SARAH VOSS
Dolors Massot
Las gimnastas alemanas cubren sus piernas contra la sexualización
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.