Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
home iconLa gran aventura de mi vida
line break icon

¿Romper una cadena que recibo me puede traer desgracias?

AP Photo/Francisco Seco, File

Claudio de Castro - publicado el 28/12/14

Son amenazas inútiles, no las hagas circular: Dios merece más la confianza

A veces me da por hablar con Dios. Supongo que tenemos el encuentro de un Padre con su hijo. Me encantan esas experiencias, porque me acercan a su corazón misericordioso y tierno. 

Una vez le pregunté: “¿Qué te duele más de nosotros?”. Encontré la respuesta en el Diario de sor Faustina:
"¡Cuán dolorosamente me hiere aquel que no cree en mi bondad! Son los pecados de desconfianza los que más me afligen".

A Dios le duele tu desconfianza. Se entristece cuando te fías más de las cosas materiales que de Él. Por eso le dijo a sor Faustina: “Las almas que confían ilimitadamente son de gran consuelo para Mí y en estas almas vierto todos los tesoros de mis gracias. Estoy contento cuando me piden mucho, ya que mi deseo es dar mucho, muchísimo”.

En la Biblia se tomó la molestia de recordarte infinidad de veces tres cosas:

1)   Es nuestro Padre y nos ama
2)   No debes temer, Él va contigo
3)   “…no hay nada imposible para Dios” (Lc 1, 7)

Me he dado cuenta de que vale la pena confiar en Dios, que es verdad todo lo que nos han dicho, el Evangelio se cumple. Cada promesa, cada palabra, todo es real. El amor de Dios está presente a lo largo de nuestras vidas. Te lo aseguro, Él cuida de ti.  

Por eso cuando recibo en Facebook la imagen de una moneda con este texto: “Hazla circular y tendrás abundancia. Si no lo haces por 5 años te ocurrirán desgracias. Hazlo con fe”. O la foto de una paloma de papel (un origami) en la que te advierten: “Compártela, serás bendecido y tendrás prosperidad”, sencillamente respondo: “¿No les parece que Dios puede más que esto? Yo prefiero confiar en Él. Dios nos quiere libres, felices. Por eso no haré circular esta cadena”.

Son cadenas que te amenazan, te meten miedo y te piden que “las hagas circular con fe”. ¿Te has puesto a pensar? ¿Fe en qué?

Me encanta cortar estas cadenas, procurar que terminen, porque te engañan, te quieren hacer  creer en algo que no es Dios. Pones tu confianza en “una moneda”, un “árbol de la abundancia”, una “paloma de papel”. 

Hace poco recibí una en Facebook  y recordé cuánto le duele a Dios nuestra desconfianza.  Respondí como suelo hacerlo. Y pensé escribirte, compartir contigo mis experiencias.

Quiero asegurarte que no hay motivos para temer, son amenazas  inútiles. No tengas miedo. Nada malo te va a pasar. No permitas que estas cadenas continúen. 

Córtalas, no las hagas circular.   
Dios vale más.

Te lo aseguro, el buen Dios te va a cuidar, velará por ti, te hará experimentar Su presencia y Su Amor.

Pienso a menudo en este salmo (53): “Se asoma Dios desde el cielo, mira a los hijos de Adán, para ver si hay alguno que valga, alguien que busque a Dios”.

Cuando eso ocurra, te verá a ti y sonreirá.

Tags:
almainternet
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.