Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
San Saturnino
home iconEspiritualidad
line break icon

Jesús en el centro comercial

© Schoenstatt

schoenstatt.org - publicado el 24/12/14

¿Dónde está la gente en Navidad? ¿Comprando? Pues allí va Jesús también (siempre con su Madre)

Un año atrás, se reunieron en Ciudad del Cabo algunos miembros de Schoenstatt y se preguntaron: ¿cómo podemos hacer que Jesús vuelva a ser la figura central de la Navidad? Pareciera, cada vez más, que la Navidad es una época de consumismo y materialismo. ¿Cómo podemos hacer llegar a los hombres de nuestro tiempo el mensaje de los ángeles de "paz en la tierra a los hombres de buena voluntad"?

Entonces alguien tuvo una gran idea: Si todos van al centro comercial en esta época del año, entonces tenemos que llevar a Jesús al centro comercial. Y así nació la idea: Jesús en el centro comercial.

La Virgen Peregrina se acerca al centro comercial

El domingo 14 de diciembre, un grupo de miembros de Schoenstatt obtuvo el permiso de la administración del centro comercial para armar dos mesas (sin gasto alguno) durante toda la jornada.  En una de las mesas se colocó una gran imagen de la Virgen Peregrina y un lugar para encender velas. 

Las Hermanas de María y algunos miembros del movimiento que pasaron por el centro comercial durante todo el día invitaron a los compradores a detenerse un momento para encender una vela y rezar por algún ser querido o para escribir una petición en el libro de oraciones.

Tres de las cuatro Hermanas de María se turnaron durante todo el día para estar en el centro comercial rezando por  las intenciones tras cada vela encendida y por todos los pedidos silenciosos de todas aquellas personas que compartieron sus historias en el transcurso del día.

Elaborando tarjetas navideñas

La segunda mesa también estuvo muy concurrida y llena de actividad con la elaboración de las tarjetas navideñas. El equipo encargado de la elaboración de las tarjetas invitó a todos los niños a que se sentaran y armaran tarjetas navideñas en 3D mientras sus padres realizaban las compras. 

Pero se dieron cuenta que no sólo los niños disfrutan hacer tarjetas y fue muy divertido ver a los adultos cortando ángeles, estrellas y velas para armar sus exclusivas tarjetas navideñas.

Esto también llamó la atención de algunos vendedores, quienes no estaban buscando una plegaria, pero que de repente recordaron que ellos también necesitaban tarjetas navideñas. ¡En cuanto alguien del equipo de las tarjetas terminaba una, alguien preguntaba si se la podía comprar! 

Este también fue un apostolado; los colores brillantes de las tarjetas se convirtieron en un instrumento del Espíritu Santo que le recordó a un agobiado comprador que uno de sus seres queridos adoraría recibir una tarjeta.

Y la gente compartió sus historias

En siete horas, las dos mesas de Schoenstatt atrajeron a tanta gente y a tantas historias; como la de un enfermo terminal que lucha por aceptar que le queda poco tiempo.

Unos explicaron que eran católicos no practicantes quienes no habían ido a la iglesia en años, pero que recordaban las Navidades religiosas que celebraban cuando eran pequeños.

Un presbítero brasileño se detuvo a agradecer por la iniciativa de recordarle a la gente el verdadero significado de la Navidad y prometió rezar por todos nosotros.

Otra mujer vio la imagen de la Virgen Peregrina y se detuvo a charlar. Nos contó que extrañaba mucho a la gente del movimiento con la que creció en Santa Fe, Argentina, antes de mudarse a Sudáfrica con su marido.

Un hombre nigeriano que trabajaba en una de las tiendas se acercó y nos pidió una Biblia. Los guardias de seguridad, quienes habían estado observando desde lejos semejante ajetreo, al final juntaron coraje para acercarse a preguntar qué estaba pasando y también escribieron sus peticiones.

Nuevos visitantes para el santuario en estas Navidades

Al final del día, los miembros del movimiento que habían pasado el día en el centro comercial regresaron a sus hogares con sus manos cubiertas de cera y pegamento.  Pero estaban felices, no sólo por haber acercado a Jesús (y el verdadero sentido de la Navidad) al centro comercial; sino también por haber invitado a muchos de los transeúntes a acercarse al santuario a medida que se preparan para las Navidades este año.

Sin duda alguna, ¡esta Navidad Jesús y María recibirán en el santuario muchos visitantes nuevos!

Por Sarah-Leah Pimentel
Artículo publicado por schoenstatt.org

Tags:
comerciojesucristoschoenstatt
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.