Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina para Adviento: Día 23

© Iryna Yeroshko

Fundación Ramón Pané - publicado el 23/12/14

Una guía práctica cada día para orar con la Escritura hasta Navidad

LECTIO DIVINA 
Martes IV Adviento Ciclo B


Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo,
Ven pues queremos que nos instruyas,
Vamos a leer la Sagrada Escritura que tú inspiraste.
Queremos que llegues a nuestra vida y nuestro corazón
Que la Palabra que se Encarnó en María por tu obra y gracia
También podamos vivirla nosotros.
Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo, a quien estamos en espera vigilante
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén

TEXTO BIBLICO: TEXTO BIBLICO: Lucas 1, 57-66
«Se puso a hablar bendiciendo al Señor»


  1,57: Cuando a Isabel se le cumplió el tiempo del parto, dio a luz un hijo. 1,58: Los vecinos y parientes, al enterarse de que el Señor la había tratado con tanta misericordia, se alegraron con ella.
  1,59: Al octavo día fueron a circuncidarlo y querían llamarlo como su padre, Zacarías.1,60: Pero la madre intervino:
   —No; se tiene que llamar Juan.
  1,61: Le decían que nadie en la parentela llevaba ese nombre.
  1,62: Preguntaron por señas al padre qué nombre quería darle.
  1,63: Pidió una pizarra y escribió:
   —Su nombre es Juan.
   Todos se asombraron.
  1,64: En ese instante se le soltó la boca y la lengua y se puso a hablar bendiciendo a Dios.
  1,65: Todos los vecinos quedaron asombrados; lo sucedido se contó por toda la serranía de Judea 1,66: y los que lo oían reflexionaban diciéndose:
   —¿Qué va a ser este niño?
   Porque la mano del Señor lo acompañaba.
BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

LECTURA: ¿Qué dice el texto?


María acompaña a su pariente Isabel hasta que diera a luz. Ella fue testigo también de un milagro más. Zacarías había quedado mudo por dudar de la acción de Dios. Y cuando nace Juan el Bautista, insistiendo en el nombre del niño, que debía llamarse Juan (cuyo significado en el idioma hebreo es “Dios es propicio o Dios se ha apiadado”) -el nombre es parte de la vocación; Dios se acuerda de su pueblo, Dios no abandona a su pueblo-, cuando Zacarías confirma por escrito la voluntad de Dios que le transmitió el ángel, recobra el habla.

Otro nuevo prodigio, del que es testigo María.

Es que Dios llama para que se cumpla su voluntad y ofrece el habla para que comuniquemos sus maravillas.

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?


Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:

  1. ¿Soy capaz de insistir en que la voluntad de Dios debe cumplirse siempre?
  2. Muchas personas no entienden cuando uno está seguro de algo que sí es voluntad de Dios, a través de nuestra conciencia (ver Catecismo Iglesia 1776-1778). ¿A quién prefiero agradar más a los hombres o a Dios?

ORACION: ¿Qué le digo yo al Señor?


Orar es responderle al Señor que nos habla primero.

  • Gracias Señor porque tu Palabra que nos llama y anima.
  • Gracias por el don de la vida.
  • Te pedimos nos des la gracia siempre de anunciar tu mensaje, aunque no les guste a otros.
  • Que nuestra voz siempe proclame tu voluntad.

CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo el texto?


Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del texto para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón:

«Se puso a hablar bendiciendo a Dios» (Versículo 64)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación.

ACCION: ¿A qué me comprometo?


Debe haber un cambio notable en mi vida. Estoy orando con el Evangelio para cambiar mi vida, no para cambiar a Dios ¿Cómo voy a demostrar que sí creo en la acción salvadora de Dios? Voy a realizar una acción concreta y cada uno tendrá una respuesta propia.

Por el Hno. Ricardo Grzona, frp

Tags:
biblia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.