Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconDesde Roma
line break icon

¿Cómo estar en paz? Prédica de Adviento al Papa Francisco

Xalamay / Flickr CC

News.va - publicado el 19/12/14

El medio más eficaz es la certeza del amor de Dios, explica el padre Cantalamessa

Para mantener la paz, el "medio más eficaz" se encuentra en la "certeza de ser amados por Dios". Así lo aseguró el padre Raniero Cantalamessa en la Tercera Predicación de Adviento, realizada este viernes 19 de diciembre ante el Papa y la Curia Romana, dedicada al tema "la paz, fruto del Espíritu".

El predicador de la Casa Pontificia asegura que “la paz fruto del Espíritu es distinta de la paz don de Dios y de la paz como tarea en la que trabajar”.

Recordando el título del mensaje del papa Juan Pablo II para la Jornada mundial de la paz de 1984 decía: “La paz nace de un corazón nuevo” y Francisco de Asís, mandando a sus hermanos por el mundo, les aconsejaba: “La paz que anunciáis con la boca, tenedla sobre todo en vuestros corazones”.

Y así asegura que “la paz interior o del corazón ha ocupado a lo largo de los siglos a todos los grandes buscadores de Dios”.

La esperanza de esta paz eterna ha marcado toda la liturgia de los difuntos. Expresiones como Pax, In pace Christi, Requiescat in pace son las más frecuentes en las tumbas de los cristianos y en las oraciones de la Iglesia. La Jerusalén celeste, con alusión a la etimología del nombre, es definitiva beata pacis visio[1], beata visión de paz, aseguró.

Hablando sobre la concepción de san Agustín de la paz interior como la adhesión a la voluntad de Dios, aseguró que  encuentra una confirmación y una profundización en los místicos.

Y citó al maestro Eckhart: “Nuestro Señor dice: ‘Sólo tendréis paz en mí’ (cfr. Jn 16, 33). Cuanto más se penetra en Dios, más nos adentramos en la paz. El que tiene su yo en Dios tiene la paz, el que tiene su yo fuera de Dios no tiene la paz”[2].

No se trata, por lo tanto, sólo de cumplir con la voluntad de Dios, sino de no tener otra voluntad que la Dios, morir completamente a la propia voluntad".

"La misma cosa se lee, en forma de experiencia vivida, en santa Ángela de Foligno: “Más adelante, la bondad de Dios me concedió la gracia de hacer de dos cosas una sola, tanto que no puedo querer otra cosa, sino lo que Él quiere. […] Ya no me hallo más ahora como solía hallarme, sino que fui conducida a una gran paz en la cual vivo con Él y estoy contenta de cualquier cosa”[3].

Recordó también a san Ignacio de Loyola y su “doctrina de la santa indiferencia”. Consiste en ponerse en un estado de disposición total a aceptar la voluntad de Dios, renunciando, desde el principio, a cualquier preferencia personal, al igual que una balanza dispuesta a inclinarse del lado donde el peso será mayor.

La experiencia de paz interior se convierte así en el principal criterio en todo discernimiento. Hay que considerar que es conforme a la voluntad de Dios, la elección, que después de una prolongada ponderación y oración, viene acompañada por una mayor paz del corazón.

Finalmente el padre Cantalamessa habló del testamento que nos ha dejado santa Teresa de Ávila, el que asegura que es muy útil para repetirnos cada vez que tenemos que recobrar la paz en el corazón: “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda; la paciencia todo lo alcanza; quien a Dios tiene nada le falta. Sólo Dios basta”.

Y concluyó la tercera predicación de Adviento deseando "que el nacimiento del Señor, Santo Padre, Venerables padres, hermanos y hermanas, sea realmente para nosotros, como decía san León Magno, ¡“el nacimiento de la paz”![4] De las tres dimensiones de la paz: aquella entre el cielo y la tierra, aquella entre todos los pueblos y aquella en nuestros corazones.

Tags:
advientoamorpapa franciscopaz
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.