Aleteia

¿Recuerdas tu primera comunión? Papa Francisco sí y con detalles…

Bergoglio
Comparte

El Papa y su alegría del evangelio vivida y compartida a los niños del catecismo

El Papa Francisco recordó el domingo 14 de diciembre su primera comunión a un grupo de niños de la parroquia romana de San José en el Aurelio, en el barrio popular de Primavalle. Antes de celebrar la Eucaristía, Francisco encontró a varios jóvenes catequistas. 

Para algunos adultos el recuerdo de la Primera Comunión es el almuerzo pomposo.  A lo mejor otros lo tienen en la memoria como un rito de iniciación ‘social’.

El niño Bergoglio lo recuerda con detalles y seguramente ha dado la consistencia a la ‘espiritualidad’ y la capacidad humana del futuro Pontífice.  “No se olviden nunca de su primer encuentro con Cristo”.  ''Me acuerdo como si fuera hoy” dice sin dudarlo. 

En un diálogo expontáneo, Papa Francisco cuenta a los niños que se preparan para la Primera Comunión de la parroquia de San José, cómo había sido la suya, “el 8 de octubre de 1944”. 

“Me preparó durante un año una monja muy buena … y dos catequistas…En aquellos tiempos antes de la Misa no se podía tomar ni siquiera agua, ni siquiera una gota de agua…Fue Pío XII – continúa Francisco – el que nos salvó de esta dictadura… ¡Que bien!…” evoca la rígida tradición de antaño. 

Francisco abre su memoria a los niños que se preguntarán por qué hay que ir a la misa los domingos e ir a las catequesis por casi dos años. 

“Después entrábamos todos con las manos juntas en la iglesia cantando… Y después por la tarde volvimos a la Iglesia para la Confirmación, el mismo día. No me olvido nunca..” 

El Papa les dice a los niños que están por recibir la Primer Comunión “acordaos siempre de ese día; de la primera vez que Jesús vino a nosotros”. 

La alegría del Evangelio del niño Bergoglio 

Si en la Evangelii Gaudium el Papa habla al corazón de los evangelizadores y la Iglesia, el Bergoglio con sus recuerdos de vida habla al corazón tierno de quien se acerca al misterio. “Jesús viene, se hace uno como nosotros, se hace nuestro alimento, nos nutre para darnos fuerza…”

“No os olvidéis nunca de esa fecha y cada año, en el aniversario, id a confesaros y a comulgar. ¿De acuerdo?’'.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.