Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 24 enero |
San Francisco de Sales
home iconActualidad
line break icon

África: el tráfico de menores, un problema de dimensiones incalculables

© Jurgen

Aleteia Team - publicado el 16/12/14

Los niños y niñas suponen, al menos, el 62 % de las víctimas en el continente

Una de cada tres víctimas del tráfico humano es un menor;  además, niñas y mujeres son especialmente codiciadas para ser forzadas a cualquier forma de “esclavitud moderna”. Así lo señala el último elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), que se hizo público en Viena el pasado 24 de noviembre.

Durante su presentación, el director ejecutivo de UNODC, Yury Fedotov, declaró que: “desafortunadamente, el informe muestra que no hay ningún lugar en el mundo donde niños, mujeres y hombres estén a salvo de las redes de traficantes”.

Este documento presenta una aproximación a la magnitud del fenómeno ya que está basado solamente en las informaciones facilitadas a la UNODC por las autoridades de cada país, información proveniente de los casos que estas han detectado. Esto nos hace pensar que solo conocemos la punta del iceberg, una mínima parte del negocio de la esclavitud moderna, como la llama el informe, que mueve millones de dólares y personas por todo el mundo y que trabaja en la clandestinidad, muchas veces con la complacencia de autoridades y fuerzas de seguridad que también consiguen beneficios por su necesaria colaboración.

La situación es especialmente preocupante para niñas y mujeres. Según el informe, dos de cada tres menores víctimas del tráfico de personas, son niñas. Juntas, mujeres y niñas, representan el 70 % de este negocio a nivel mundial.

El problema es especialmente grave en África, donde el tráfico de menores se está convirtiendo en un problema de dimensiones incalculables. En este continente, los niños y niñas suponen, al menos, el 62 % de todas las personas que mueven las redes criminales que controlan este negocio.

Estos menores son utilizados para realizar todo tipo de labores: forzados a trabajar en fábricas textiles o de manufacturación de productos, en el sector de la construcción, en el agrícola, en las minas, trabajo doméstico, vendedores ambulantes, prostitución…

Según el informe, se ha apreciado un continuo crecimiento en esta actividad en los últimos cinco años y no hay país que esté libre del mismo. La mayoría del tráfico humano en África se produce al interior de un mismo país, donde se transportan menores del campo a la ciudad o viceversa, o en la misma región. Aunque cada vez más se está incrementando el tráfico de menores africanos a escala internacional.

Tradicionalmente, Sudáfrica ha sido uno de los principales países de origen, tránsito y destino de menores traficados por las redes criminales. Las niñas sudafricanas son movidas dentro del mismo país con propósitos sexuales o trabajos domésticos, mientras que los niños lo son para ser usados como vendedores ambulantes en las calles de las grandes ciudades o para trabajos agrícolas. También es frecuente encontrar a menores provenientes de Mozambique, Zimbabue o Malaui forzados a trabajar en los mismos sectores.

Mucho se ha hablado también del tráfico de menores para utilizar sus órganos para trasplantes. Sudáfrica ha sido un país receptor de muchos de ellos provenientes principalmente de Mozambique, donde redes bien organizadas secuestran a menores pobres o niños de la calle con tal fin.

Nigeria es otro de los principales países de origen, tránsito y destino de muchas personas, especialmente menores, víctimas del tráfico de seres humanos. Muchos de los niños y niñas son captados dentro del mismo país y movidos de región, también menores nigerianos son enviados a otros países de África central, especialmente a Gabón, Camerún, Ghana, Chad, Benín, Togo, Níger, Burkina Faso, Gambia o Costa de Marfil para trabajar en granjas, servicio domestico o prostitución; muchos de estos menores también son obligados a trabajar en las minas. Igualmente, menores de estos países son vendidos en Nigeria.


En los últimos años, Nigeria se ha convertido en punto de destino del tráfico de menores hacia Europa y América, en la mayoría de los casos con fines sexuales. Muchas de las niñas víctimas de este crimen tienen que caminar, obligadas a prostituirse por el camino, hasta Marruecos o Libia desde donde son pasadas por las redes que controlan el tráfico a Europa.

Costa de Marfil es otro país receptor y origen de muchos menores que son esclavizados en las plantaciones de cacao, como llevan años denunciando varias ONG.>

El informe de la UNODC señala que el 72% de los condenados por tráfico humano son hombres y tienen la nacionalidad del país donde operan.

Lo que es más grave es la constatación que hace el documento de que en muchos países africanos la policía puede estar participando en esta actividad al permitirlo o cerrar los ojos y que en muchos países no existe ninguna, o casi ninguna, condena por este crimen, lo que deja a la mayoría de la población, y especialmente a los niños y niñas, indefensa. Es gracias a esta impunidad por lo que el problema del tráfico de menores está creciendo tanto en el continente.

La mayoría de los países africanos tienen firmadas las convenciones internacionales contra el tráfico de personas y en sus legislaciones nacionales cuentan con leyes que lo persiguen y castigan, pero no se aplican y, consecuentemente, las personas que viven de este crimen tienen el camino libre para seguir cometiéndolo.

Por Chema Caballero. Artículo originalmente publicado por Mundo Negro

Tags:
infanciatrata de personas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
2
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
3
PADRE CEPEDA
Blanca de Ugarte
"El beso de Jesús", cuando una bella historia es convertida en "f...
4
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
7
COUPLE
Orfa Astorga
¿Qué hacen los matrimonios que quieren seguir queriéndose?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.