Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 06 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconCultura e Historia
line break icon

Los monjes que cristianizaron Europa fueron hombres curtidos en el silencio de la oración

Lawrence OP

Enrique Chuvieco - publicado el 12/12/14

Una exposición multimedia mostró en España cómo los monjes fueron constructores de una civilización

La responsable del Aula de Arte, Fe y Cultura de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) afirma que “la belleza cristiana es portadora de una Verdad que sigue el movimiento mismo de la Encarnación: hacer visible lo invisible”. Eso es lo que pretendieron para elaborar La voz del silencio, montaje audiovisual con textos, música y fotos (más de 2.000) recogidas en toda la geografía española de doce monasterios.

En ellos, recuerda, que “el hombre europeo creció a la luz de Dios, supo cristalizar su obra en Él (…) y resultó ser la primera escuela de educación humana”. De ellos, considera, se pueden extraer una savia vivificadora porque “los nuevos evangelizadores serán buenos comunicadores si sabemos integrar ‘silencio y palabra’ en la actual cultura mediática”.

-¿Cómo y para qué nació la idea de realizar "La voz del silencio"?

Es un acto cultural orante para abrirnos a la gracia de Dios y transformar la sociedad. Frente a la cultura del ruido y las prisas, proponemos dejar el alma en contemplación silenciosa y mirar con los ojos de la fe.  La arquitectura monástica y la contemplación de los monjes nos sirven de hilo conductor para mostrar la belleza de un lenguaje universal: arte, música gregoriana, polifónica y poesía en un solo acto, mostrando la oración como fortaleza de la fe. Porque la belleza cristiana es portadora de una Verdad que sigue el movimiento mismo de la Encarnación: hacer visible lo invisible.

La idea fraguó en un viaje familiar con nuestros hijos. A mí siempre me gustó el silencio profundo de los claustros y la belleza de los monasterios como espacio privilegiado para la oración. Disfrutamos en familia de nuestros tiempos de ocio para crear inquietud cultural, educar también la mirada de los jóvenes es contemplar obras de arte no sólo como un motivo de enriquecimiento, sino un estímulo para reforzar nuestro diálogo con Dios.

-Ha recogido imágenes de doce monasterios españoles, ¿cuál ha sido el criterio para elegirlos?

La diversidad de las distintas órdenes. Siento especial agradecimiento a todas las reglas monásticas que nos abrieron sus puertas, desde benedictinos, cistercienses, jerónimos, cartujos, franciscanos, dominicos… La tarea no ha sido fácil por la disciplina en clausura, pero ha merecido la pena.

Una vez recopiladas las dos mil fotos por toda la geografía española, desde La Cartuja de Jerez de la Frontera, hasta la Ribeira Sacra, pasando por San Pedro de Cardeña, Santo Domingo de Silos, Guadalupe, Yuste o el Convento de San Esteban, el trabajo fue en equipo. Yo sólo uno las piezas del rompecabezas, enfatizando la Lectio Divina, el silencio de los claustros, el silencio en el trabajo con el lema “Ora et Labora” de San Benito y el silencio en la escuela de Nazaret.

En mi equipo hay jóvenes creativos que trabajan sin descanso, buscan la Verdad, aman el trabajo bien hecho y valoran el esfuerzo, ellos me hacen poner los pies en el suelo. Las imágenes sagradas con su belleza muestran el esplendor de la verdad cristiana, por ello contamos con CEUMEDIA y un equipo de jóvenes profesionales que supieron entender nuestra propuesta y editar un video que nos enseña a mirar de forma contemplativa.

-Ha incluido también música, textos y otros elementos de autores católicos, ¿por qué?

Porque es una propuesta evangelizadora que reconoce la fecunda experiencia cristiana en el terreno artístico. La belleza de la música sacra acaricia nuestra sensibilidad, desborda, sorprende, abre caminos… El canto gregoriano más que un género musical fue una forma de evangelización y fomenta el silencio y recogimiento. Hemos trabajado con la Capilla Musical de la Catedral de Cádiz, Bilbao, Coral Jesús-María, Coro de la Catedral de Jerez, la Escolanía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, Schola Gregoriana Hispalense, Coro del Ateneo de Sevilla…

Todos bajo la dirección musical de magistrales compositores de música polifónica, que se afanan por elevar el alma a Dios a través de la música. La belleza de los textos literarios nos ayuda a conocer nuestra cultura, tocando una fibra sensible del ser humano. Para ello contamos con el compromiso misionero de jóvenes lectores que con espíritu de servicio, armonizan todas las voces de la Iglesia.

-Tras realizar este montaje audiovisual, ¿en qué aspectos ha crecido su experiencia a la hora de valorar la labor de los monjes?

Los monjes que cristianizaron Europa fueron hombres curtidos en el silencio de la oración, tuvieron una vida espiritual disciplinada, y supieron unir el trabajo cotidiano a la oración con el lema “Ora et labora” de San Benito, creando monasterios como escuelas de caridad, preservaron la cultura clásica, cuyo espíritu de eficacia fecundó la historia de Occidente. Queremos contagiar esa inquietud de búsqueda al servicio del bien común, ya que el hombre europeo creció a la luz de Dios y supo cristalizar su obra en Él.

En el Primer Congreso Internacional Benedictino, que se ha desarrollado en el Valle de los Caídos, quisimos poner nuestro granito de arena con este acto cultural, ya que la cultura benedictina estuvo abierta a todas las perspectivas humanas y el Monasterio resultó ser la primera escuela de educación humana de acuerdo con la visión cristiana. El humanismo monástico de las abadías representó el icono de Europa.

-A su juicio, ¿qué aspectos de la vida monástica pueden trasladarse a la vida común de un cristiano que vive en medio del mundo?

En el alma silenciosa y humilde de un monje o monja, Dios obra sin obstáculos, fruto de ese silencio brota el amor, el servicio y la paz.

Un discípulo misionero, al igual que un monje, no acumula datos, sino que aprende a saborear a Dios. Los nuevos evangelizadores serán buenos comunicadores si sabemos integrar “silencio y palabra” en la actual cultura mediática.
Hemos dividido el acto cultural en cuatro bloques, que a mi parecer aportan los monasterios a la vida común cristiana, siendo el silencio y la reflexión el punto de partida. Lectio Divina (el centro es siempre la Palabra de Dios, para encontrar y ser encontrado); el silencio del claustro (la contemplación “Sólo Dios basta”); el silencio en el trabajo (para convertir el trabajo cotidiano en oración); Monasterio y Escuela de Nazaret (la familia, donde aprendemos a observar, meditar, escuchar…)

-¿Cuáles son los próximos proyectos de Arte, Fe y Cultura?, ¿Tienen actividades para el nuevo curso?

En el Aula de Arte, Fe y Cultura de la ACdP (Asociación Católica de Propagandistas), nuestro corazón es misionero. Queremos recorrer el camino de la belleza y trascender la mirada superficial a través de diferentes actividades. Comenzamos el curso 2014-15 con “Madrid, paso a paso” por quinto año consecutivo, personalizamos las visitas guiadas poniendo a disposición nuestro mejor potencial humano, mostramos un itinerario cultural de nuestra ciudad, rica en arte y  cultura, sus leyendas, iglesias, museos y personajes, testigos de nuestra larga historia, teniendo un enorme potencial evangelizador.

El formato digital es una buena herramienta con muchísimas posibilidades, por ello contamos  con una web evangelizarconelarte.com, donde actualizamos las exposiciones más importantes, con un “Cuadro del Mes” favoreciendo el empleo de la catequesis. Cultivamos la experiencia artística para configurar una personalidad recia, abierta, integradora, porque la cultura afina y embellece el alma. Todo ello bajo el patrocinio de la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, obra de la ACdP, que tiene como fin la difusión la cultura desde una perspectiva católica y una íntegra formación humana inspirada en la doctrina de la Iglesia Católica para la construcción de una sociedad más justa y al servicio del bien común.

Tags:
europavida consagrada
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ary Waldir Ramos Díaz
Benedicto XVI: "El Señor me ha quitado la pal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.