¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: Los cristianos “de maquillaje” se derrumbarán ante las pruebas

@DR
Comparte

Homilía de hoy en la Domus Santa Marta

 
Hay muchos santos escondidos, hombres, mujeres, padres y madres de familia, sacerdotes que ponen en práctica todos los días el amor de Jesús y esto da esperanza: es lo que ha dicho hoy el Papa Francisco en la Misa en Santa Marta.
 
Es de verdad cristiano quien pone en práctica la Palabra de Dios, no basta con decir que tienes fe: comentando el evangelio sobre la casa construida sobre roca o sobre arena, el Papa Francisco invita a no ser “cristianos de apariencia”, cristianos maquillados, porque en cuanto llega un poco de lluvia el maquillaje se va.
 
No basta – dijo – pertenecer a una familia muy católica o a una asociación o ser benefactor, si no se sigue la voluntad de Dios. “Tantos cristianos de las apariencias” – observó – “se hunden a las primeras tentaciones”, porque “no hay constancia allí”, han construido sobre la arena. En cambio, hay muchos santos “en el pueblo de Dios – no necesariamente canonizados, pero santos – muchos hombres y mujeres” que “ponen en práctica el amor de Jesús. Muchos”. Han construido la casa sobre la roca, que es Cristo.
 
“Pensemos en los más pequeños, ¡eh? En los enfermos que ofrecen sus sufrimientos por la Iglesia, por los demás. Pensemos en tantos ancianos solos, que rezan y ofrecen. Pensemos en tantas mamás y padres de familia que llevan adelante con tanto esfuerzo su familia, la educación de los hijos, el trabajo diario, los problemas, pero siempre con la esperanza en Jesús, que no se pavonean sino que hacen lo que pueden”.
 
Son “¡los santos de la vida cotidiana!”, exclamó el Papa.
 
“Pensemos en tantos sacerdotes que no se hacen ver pero que trabajan en sus parroquias con tanto amor: la catequesis a los niños, el cuidado de los ancianos, de los enfermos, la preparación a los novios… Y todos los días lo mismo, lo mismo, lo mismo. No se cansan porque en su fundamento está la roca. Es Jesús, es esto lo que da la santidad a la Iglesia, es esto lo que da esperanza”.
 
“Debemos pensar mucho en la santidad escondida que hay en la Iglesia” – afirmó Francisco – “cristianos que permanecen en Jesús. Pecadores, ¿eh? Todos lo somos. Y también algunas veces alguno de estos cristianos comete algún pecado grave, pero se arrepienten, piden perdón, y esto es grande: la capacidad de pedir perdón, de no confundir pecado con virtud, de saber bien dónde está la virtud y dónde está el pecado. Estos están fundados sobre la roca y la roca es Cristo. Siguen el camino de Jesús, le siguen a Él”.
 
“Los soberbios, los vanidosos, los cristianos de apariencia” – subrayó Francisco – “serán abatidos, humillados”, mientras que “los pobres serán los que triunfen, los pobres de espíritu, los que ante Dios no se sienten nada, los humildes, que llevan adelante la salvación poniendo en práctica la Palabra del Señor”.
 
“Hoy estamos, mañana no estaremos” – dijo citando a San Bernardo: “Piensa, hombre, qué será de ti: comida de los gusanos”. “Nos comerán los gusanos, a todos” – recuerda el Papa – “Si no tenemos esta roca, acabaremos pisoteados”.
 
“En este tiempo de preparación a la Navidad, pidamos al Señor ser fundados fuertes en la roca que es Él, nuestra esperanza es El. Nosotros somos todos pecadores, somos débiles, pero si ponemos la esperanza en Él podremos ir adelante. Y esta es la alegría de un cristiano: saber que en Él está la esperanza, está el perdón, está la paz, está la alegría. Y no poner nuestra esperanza en cosas que hoy son y mañana no serán”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.