¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El arzobispo de Madrid se “embarra” en las chabolas de su ciudad

© catorcekilometros.blogspot.it/
http://catorcekilometros.blogspot.it/
Comparte

Monseñor Carlos Osoro visitó el poblado chabolista de El Gallinero

El sábado, monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, visitó el Gallinero, un poblado chabolista situado a un kilómetro de la Cañada Real. «En medio de este espacio de exclusión y dificultad, animó, fortaleció y nos hizo sentir más vivo el privilegio de compartir la vida con estas familias gitano rumanas», explica el sacerdote anfitrión.

Había programado un acto para celebrar los derechos de los niños del poblado, y el arzobispo de Madrid había confirmado su asistencia. Pero, por motivo del temporal de lluvia, la celebración se suspendió. Aun así, don Carlos pidió visitar la zona, «porque tenía interés en conocer al poblado, los vecinos, a los pequeños y a sus familias», afirma el sacerdote que atiene la zona, Javier Baeza, en su blog catorcekilometros.blogspot.com.es –al que pertenecen las fotos.

Durante la visita, el arzobispo visitó a varias familias, en su mayoría gitanos rumanos, que sobreviven sin luz, agua, con letrinas y amenazas constantes de las apisonadoras que están tirando abajo sus chabolas. Acompañado también por voluntarios, entró dentro de los cuartuchos de las familias –en una sala, con dos camas, convivían 14 personas– y habló personalmente con ellos.

Según el sacerdote, «don Carlos mostró estremecimiento y desconcierto por la realidad que la pobreza le presenta ante sus ojos». Y afirma que «en medio de este espacio de exclusión y dificultad, animó, fortaleció y nos hizo sentir más vivo el privilegio de compartir la vida con estas familias gitano rumanas».

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.