Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: “El Corán es un libro de paz”

AFP PHOTO POOL / FILIPPO MONTEFORTE
Pope Francis (C) addresses journalists aboard a plane at the end of his three day visit in Turkey, on November 30, 2014. Pope Francis on Sunday joined forces with Orthodox Ecumenical Patriarch Batholomew I to make a rare joint pledge of support for the embattled Christians of the Middle East. On the final day of his first visit to Turkey, Francis also urged an end to the millennium-old schism between the Orthodox and Catholic churches and said this was all the more urgent due to the violence against Christians by Islamic State (IS) extremists. AFP PHOTO POOL / FILIPPO MONTEFORTE
Comparte

El Papa reitera su voluntad de visitar Irak y aborda el problema de Siria en el avión de vuelta de su viaje a Turquía

“El Corán es un libro de paz”, no se puede equiparar islam y terrorismo, pero necesitamos que los líderes musulmanes condenen los atentados terroristas. El Papa respondió así este domingo a una pregunta sobre islamofobia y cristianofobia en el avión que le llevó de vuelta de Turquía a Italia.

“Creo – al menos yo creo, sinceramente – que no se puede decir que todos los islámicos son terroristas: no se puede decir esto –afirmó-. Como no se puede decir que todos los cristianos son fundamentalistas, porque nosotros también los tenemos, ¿eh? En todas las religiones existen estos grupos, ¿no?”.
 
“Sería bonito que todos los líderes islámicos –tanto líderes políticos, líderes religiosos o líderes académicos- dijeran claramente y lo condenaran, porque esto ayudaría a la mayoría del pueblo islámico a decir “¡No!”, dijo, según Radio Vaticano.
 
“Pero de verdad, de la boca de sus líderes”, continuó, reiterando una petición que ya había hecho el viernes en Ankara ante la mayor autoridad islámica de Turquía, el presidente de Asuntos Religiosos, Mehemet Gormez.

Todos nosotros necesitamos una condena mundial, incluso de los islámicos, que tienen la identidad y que digan: “nosotros no somos aquellos. El Corán no es esto”, añadió.
 
El Papa Francisco confesó por qué rezó durante su visita a la impresionante Mezquita Azul de Estambul, el sábado: “Ahí sentí la necesidad de rezar sobre todo por la paz”.

"Cuando fui a la mezquita no podía decir: “¡Ahora soy un turista!”. Vi aquella maravilla, el gran muftí me explicaba muy bien las cosas, con mucha humildad, me citaba El Corán, cuando habla de María y de Juan el Bautista. En ese momento sentí la necesidad de rezar. Le pregunté: “¿Rezamos un poco?” Y él me respondió: “Sí, sí”. Yo recé por toda Turquía, por la paz, por el muftí, por todos y por mí… Dije: “¡Señor, acabemos con estas guerras!” Fue un momento de oración sincera", relató.
 
Con el gran muftí Mehmet Gormez coincidió en referirse a Dios como el Dios del amor y de la justicia y juntos compartieron unos instantes de adoración silenciosa.
 
El Papa Francisco declaró en el avión que es necesario dar un salto de calidad en el diálogo interreligioso para que sea no un diálogo teológico sino experiencial “entre personas religiosas de distintas pertenencias”.
 
Irak y Siria
 
Francisco se refirió también a los muchos “mártires cristianos” que están muriendo en Oriente Medio: “Nuestros mártires nos están gritando: ¡Somos uno! Ya tenemos una unidad, en el espíritu y también en la sangre”, declaró.

"‘Cristianofobia’, ¿de verdad? Yo no quiero usar palabras endulzadas: ¡no! a los cristianos los persiguen en Oriente Medio", dijo.

"Algunas veces, como hemos visto en Irak, en la zona de Mosul, deben irse y dejarlo todo, o pagar los impuestos que luego no sirve para nada … y otras veces los echan con guantes blancos, ¿no? Es como si quisieran que no hubiesen cristianos, que no quedara nada de cristiano -reflexionó-. En esa zona hay esto".

"Es verdad, es un efecto del terrorismo, en el primer caso, pero cuando se hace diplomáticamente, con los guantes blancos, es porque hay otras cosas detrás, ¿no? Y esto no es bueno", añadió.
 
Francisco también reiteró su voluntad de visitar Irak, aunque afirmó que en este momento no es posible. "Yo quiero ir a Irak, hablé con el patriarca Sako; por el momento no es posible -dijo-. Si fuera en este momento, se crearía un problema para las autoridades, para la seguridad".
 
Como en varias ocasiones anteriores, el Papa opinó que la humanidad está viviendo una tercera guerra mundial en fragmentos o capítulos y apuntó a las enemistades, pero también a las causas económicas y en concreto al tráfico de armas.

 
“Pienso el año pasado en septiembre, en Siria, cuando se decía que tenían armas químicas… -dijo-. No creo que Siria estuviera en condiciones de fabricar las armas químicas; ¿quién se las ha vendido?, ¿quizás algunos de los mismos que la acusaban de tenerlas?”.
 
Y sobre las armas nucleares, dijo que la humanidad todavía no ha aprendido la lección: "Yo no quiero hablar del fin del mundo, pero es una cultura que llamo “terminal”; después habrá que comenzar de nuevo, como hicieron las ciudades de Nagasaki e Hiroshima", declaró.
 
Ecumenismo
 
Sobre el diálogo con los ortodoxos, el Papa afirmó que no hay que esperar a que los teólogos se pongan de acuerdo, sino ponerse a caminar juntos. "Las Iglesias orientales católicas tienen derecho de existir, pero el unitarismo es una palabra de otra época; hay que encontrar otra vía", dijo en referencia a un ecumenismo de personas que rezan y trabajan juntas.
 
También auspició que los cristianos puedan celebrar juntos la Pascua en la misma fecha y reiteró su voluntad de encontrarse con el patriarca de Moscú Kiril: “Le he dicho: donde quieras tú nos encontramos, si me llamas voy", "ambos queremos encontrarnos y seguir adelante".
 
Sin embargo, en este momento está la cuestión de Ucrania y el patriarca tiene otros problemas, añadió Francisco, que también expresó su disponibilidad a debatir sobre el primado del Obispo de Roma y la forma de su ejercicio, una de las cuestiones centrales del diálogo entre las Iglesias católica y ortodoxa.

"Los ortodoxos aceptan el primado: en las letanías de hoy rezaron por su pastor y primado, “aquel que camina primero”. Lo dijeron hoy ante mí. Para encontrar una fórmula aceptable debemos ir al primer milenio. No digo que la Iglesia se haya equivocado (en el segundo milenio), ¡no! Hizo su camino histórico. Pero ahora el camino es seguir adelante con la petición de Juan Pablo II", explicó.

“Pero la Iglesia –destacó-, cuando se mira a sí  misma y no a Cristo, cuando cree ser ella la luz y simplemente portadora de Luz, crea divisiones. La autoreferencialidad transforma la Iglesia en una ONG teológica”.
 
Finalmente, a una pregunta sobre los debates en torno a la homosexualidad en ocasión de los recientes trabajos de los obispos en torno a la familia, el Papa afirmó que “el Sínodo es un recorrido, es un camino”.
 
No se puede considerar de manera aislada la opinión de una persona o de un fragmento de documento, advirtió: “El Sínodo no es un parlamento”, sino “un espacio protegido donde pueda hablar el Espíritu Santo”.
“El Corán es un libro de paz”, no se puede equiparar islam y terrorismo, pero necesitamos que los líderes musulmanes condenen los atentados terroristas. El Papa respondió así este domingo a una pregunta sobre islamofobia y cristianofobia en el avión que le llevó de vuelta de Turquía a Italia.
 
“Sería bonito que todos los líderes islámicos –tanto líderes políticos, líderes religiosos o líderes académicos- dijeran claramente y lo condenaran, porque esto ayudaría a la mayoría del pueblo islámico a decir “¡No!”, dijo, según Radio Vaticano.
 
“Pero de verdad, de la boca de sus líderes”, continuó, reiterando una petición que ya había hecho el viernes en Ankara ante la mayor autoridad islámica de Turquía, el presidente de Asuntos Religiosos, Mehemet Gormez.
 
El Papa Francisco confesó por qué rezó durante su visita a la impresionante Mezquita Azul de Estambul, el sábado: “Ahí sentí la necesidad de rezar sobre todo por la paz”.
 
Guió su visita el gran muftí Mehmet Gormez, con quien coincidió en referirse a Dios como el Dios del amor y de la justicia y con quien compartió unos instantes de adoración silenciosa.

 
El Papa Francisco declaró en el avión que es necesario dar un salto de calidad en el diálogo interreligioso para que sea no un diálogo teológico sino experiencial “entre personas religiosas de distintas pertenencias”.
 
Irak y Siria
 
Francisco se refirió también a los muchos “mártires cristianos” que están muriendo en Oriente Medio: “Nuestros mártires nos están gritando: ¡Somos uno! Ya tenemos una unidad, en el espíritu y también en la sangre”, declaró.
 
También reiteró su voluntad de visitar Irak, aunque afirmó que en este momento no es posible. “Crearía un problema bastante serio a las autoridades, de seguridad,… pero me gustaría tanto… y lo quiero”, dijo.
 
Como en varias ocasiones anteriores, el Papa opinó que la humanidad está viviendo una tercera guerra mundial por partes y apuntó a las enemistades, pero también a las causas económicas y en concreto al tráfico de armas.
 
“Pienso el año pasado en septiembre, en Siria, cuando se decía que tenían armas químicas… -dijo-. No creo que Siria estuviera en condiciones de fabricar las armas químicas; ¿quién se las ha vendido?, ¿quizás algunos de los mismos que la acusaban de tenerlas?”.
 
Y sobre las armas nucleares, dijo que la humanidad todavía no ha aprendido la lección.
 
Ecumenismo
 
Sobre el diálogo con los ortodoxos, el Papa afirmó que no hay que esperar a que los teólogos se pongan de acuerdo, sino ponerse a caminar juntos. “Esto es el ecumenismo espiritual: rezar juntos, trabajar juntos, tantas obras de caridad…”, explicó.
 
También auspició que los cristianos puedan celebrar juntos la Pascua en la misma fecha y reiteró su voluntad de encontrarse con el patriarca de Moscú Kiril: “Le he dicho: ¡pero yo voy donde tú vayas; tú me llamas y yo voy. Y él tiene la misma voluntad”.
 
Sin embargo, en este momento está la cuestión de Ucrania y el patriarca tiene otros problemas, añadió Francisco, que también expresó su disponibilidad a debatir sobre el primado del Obispo de Roma y la forma de su ejercicio, una de las cuestiones centrales del diálogo entre las Iglesias católica y ortodoxa.
“La forma del primado, debemos ir un poco al siglo primero para inspirarnos –explicó-. No digo que la Iglesia se ha equivocado: no, no; ha hecho su camino histórico”.
 
“Pero además del camino histórico de la Iglesia está el que ha pedido san Juan Pablo II: ‘Ayudadme a encontrar un punto de acuerdo a la luz del primer milenio’”, añadió.
 
“Pero la Iglesia –destacó-, cuando se mira a sí  misma y no a Cristo, cuando cree ser ella la luz y simplemente portadora de Luz, crea divisiones. La autoreferencialidad transforma la Iglesia en una ONG teológica”.
 
Finalmente, a una pregunta sobre los debates en torno a la homosexualidad en ocasión de los recientes trabajos de los obispos en torno a la familia, el Papa afirmó que “el Sínodo es un recorrido, es un camino”.
 
No se puede considerar de manera aislada la opinión de una persona o de un fragmento de documento, advirtió: “El Sínodo no es un Parlamento”, sino “un espacio seguro donde pueda hablar el Espíritu Santo; tampoco con la relación final se termina el recorrido”.

Escucha aquí (en italiano) toda la rueda de prensa que el Papa ofreció en el avión. 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.