Aleteia

Novena a la Inmaculada: Primer día

Murillo - Public Domain
Comparte

Concédenos portarnos siempre como buenos cristianos

Querida María, elegida para ser Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde tu Concepción: A ti venimos confiados y suplicantes en esta novena, para rogarte que nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado, y pedirte especialmente por… (hacer aquí la petición que se desea obtener).

Jesucristo, Hijo de María Inmaculada y Redentor nuestro: así como preservaste a María del pecado original en su Inmaculada Concepción, y a nosotros nos hiciste el gran beneficio de libramos de él por medio de tu santo bautismo, concédenos portarnos siempre como buenos cristianos.

Virgen Madre de Dios, tu Inmaculada Concepción anunció alegría a todo el mundo.

Adaptación de Aleteia de una clásica Novena a la Inmaculada

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.