Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 24 septiembre |
Virgen de la Merced
home iconEspiritualidad
line break icon

Abundio García Román, el amor entre compañeros de trabajo

© DR

Alvaro Real - publicado el 29/11/14

25 aniversario de su fallecimiento

El trabajo y las buenas relaciones entre los trabajadores fue el trabajo constante de Abundio García Román, que crearía Hermandades del Trabajo tras constatar su dolor por la apostasía de las masas obreras y buscar incansablemente su encuentro con Cristo. En el Congreso celebrado en la Fundación Pablo VI fue propuesto como modelo y testigo para los laicos de hoy.

Semblanza biográfica

Abundio García Román nació en Jaraicejo (Cáceres), el día 14 de diciembre de 1906. Su padre era un modesto labrador que vivía con un relativo desahogo económico. Tanto él como su esposa eran de hondas raíces extremeñas, sólidos fundamentos religiosos y profundamente cristianos.

A los diez años manifestó a sus padres su deseo de ser sacerdote, pero ellos le aconsejaron que hiciera primero el bachillerato. Ingresó el joven Abundio en el Instituto Cardenal Cisneros. Un sacerdote, amigo de la familia, le recomendó que hiciese sus estudios en un colegio religioso, y así se hizo. Se matriculó en el colegio Maravillas, regido por los Hermanos de la Doctrina Cristiana.

El 24 de junio de 1930 fue ordenado sacerdote. Su primer destino fue el de capellán particular del Conde de Rodríguez de San Pedro. Con el advenimiento de la República, el conde tuvo que salir de España y, antes de hacerlo, propuso Abundio que se hiciera cargo de un Patronato de Enseñanza que disponía de un colegio en la zona de Entrevías, barrio situado en el entonces suburbio madrileño y sumamente conflictivo en aquella época.

La guerra civil le obligó a abandonar su domicilio y buscar refugio en una pensión. Al parecer, la dueña le denunció a la policía, y fue detenido. Ingresó en la cárcel Modelo. El día 15 de noviembre de 1936, un bombardeo sobre la cárcel evitó su más que posible martirio. En unión de otros muchos prisioneros, los milicianos le habían llevado al patio de la cárcel. Justo cuando empezaban a subirlos a los camiones, se inició el bombardeo.

Absuelto por el Tribunal en marzo de 1937, siguió siendo perseguido por su condición de sacerdote y fue condenado en rebeldía a un año de trabajos forzados. Después de varias vicisitudes, pudo refugiarse en la Legación de Noruega, donde permaneció hasta el final de la contienda.

Fundará Hermandades del Trabajo en 1947. A partir de ese momento, don Abundio, acompañado por un grupo de laicos, hombres y mujeres en igualdad de obligaciones y derechos, expanden la obra de Hermandades del Trabajo por toda España y, posteriormente, en América.

Muere en Madrid el 30 de noviembre de 1989 y, el día 15 de julio de 2000, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, abrió la fase diocesana del Proceso de Canonización del Siervo de Dios, que será clausurada en el año 2006.

Claves de su pensamiento

Abundio García Román dejó algunas frases que resumen su pensamiento. Condenó toda violencia, “ni aún con preludio de paz” y forjó el amor entre los compañeros de trabajo: “El testimonio de una vida volcada en los demás para hacerles ver sus derechos, ayudándoles en su consecución, resulta irresistible a la hora de convencer”.

“No cabe poner el énfasis en una conversión personal con olvido del entorno social, ni por el contrario hablar de estructuras por reformar, descuidando el hombre como sujeto de tales reformas”, explicó Abundio García Román que defendía fervientemente la acción: “No justifiquéis vuestra presencia en Hermandades si no es bajo el compromiso de la acción. Lo que importan son los objetivos, las opciones quedan por los caminos”.

Hermandades del Trabajo

La creación de Hermandades del Trabajo es la labor por la que es más recordado. Una fundación que no fue improvisada, sino como él mismo explicaría: “como fruto maduro de una elaboración continuada”.

“Nos definimos católicos amantes de la Iglesia y sumisos a su Jerarquía. Nos duele la apostasía de las masas obreras y buscamos su encuentro con Cristo. Promocionamos al trabajador para que se labre a sí mismo su felicidad con dignidad y competencia. Nos duelen las injusticias y protestamos de ellas, pero condenamos el odio y proscribimos los lamentos”, explica en el ideario de Hermandades del Trabajo, donde dejó constancia de su ardor igualitario para la mujer y los más jóvenes: “La mujer vive incorporada a nuestra Obra con el pleno honor de una misma responsabilidad. Para nuestra juventud guardamos nuestros mejores augurios con las armas más idóneas para la victoria”.

La unión fue otro de sus carismas, mostrando: “Los unos con su labor anónima de testimonio claro y silencioso, los otros con su acierto de expresión y lógica. Es obra de todos y de siempre; de los que se lo merecieron y de aquellos otros que lo harán posible. Por eso no limito mi gratitud ni mi esperanza”

Tags:
explotacion laborallaicosobrerostestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
4
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
5
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.