Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco en Turquía pide diálogo entre cristianos y musulmanes

© FILIPPO MONTEFORTE / AFP
Pope Francis (L) listens to the speech of Turkish President Recep Tayyip Erdogan during their meeting at the presidential palace in Ankara as part of a three day visit in Turkey on November 28, 2014. Pope Francis begins his first visit to Turkey today in a challenging trip aimed at building bridges with Islam and supporting the embattled Christian minorities of the Middle East. The 77-year-old Argentine pope will move to Istanbul on Saturday and Sunday, visiting key sites of the city's Byzantine and Ottoman heritage as well as meeting the Orthodox Ecumenical Patriarch Bartholomew I.  AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
Comparte

En su discurso a las autoridades turcas, el Papa pide superar prejuicios y falsos temores entre cristianos y musulmanes, y diálogo, libertad e interculturalidad para salir de la violencia

El Papa Francisco se ha encontrado este viernes 28 de noviembre por la mañana con las autoridades de Turquía en ocasión de su sexto viaje internacional iniciado en la ciudad de Ankara. En su alocución ha resaltado la necesidad del diálogo para “superar prejuicios y falsos temores” entre cristianos y musulmanes.  

El Papa ha exhortado a los gobernantes turcos a trabajar en la “construcción de una paz sólida” y detener la guerra en Oriente Medio. Además, ha pedido garantizar la “igualdad de derechos a ciudadanos musulmanes, judíos y cristianos”, y fomentar “la libertad religiosa y la libertad de expresión” en el país. 

Medidas de seguridad 

Las medidas de seguridad han sido imponentes. Una ambulancia y varios vehículos blindados han seguido el auto del Papa, un Volkswagen Passat, azul oscuro. El Pontífice no ha tenido contacto con la gente, como ha sucedido en otros viajes. 

El servicio de caballería turca con la bandera del Vaticano y de Turquía en mano ha escoltado el Papa hasta el Palacio Presidencial, antes de la ceremonia de bienvenida oficial.

En relación al fundamentalismo y el terrorismo, el Sucesor de Pedro se ha dirigido al presidente Recep Tayyip Erdoğan para pedir una “aportación” a través del “diálogo interreligioso e intercultural” para acabar con los extremismos que “humillan gravemente la dignidad de todos los hombres e instrumentaliza la religión”.  

En su alocución ante el presidente Erdoğan, ha hablado de la libertad religiosa – “que es libertad de culto y libertad de vivir según la ética religiosa”- para garantizar “una vida digna, y del cuidado del medio ambiente. 

“De esto tienen necesidad con especial urgencia los pueblos y los Estados de Oriente Medio, para poder «invertir el rumbo» finalmente y llevar adelante un proceso de paz exitoso, mediante el rechazo de la guerra y la violencia, y la búsqueda del diálogo, el derecho y la justicia”.

Guerra en Siria e Irak y refugiados en Turquía

Respecto a la violación de los derechos de grupos étnicos (cristianos, yazidíes) ha constadado que hay una persecución de “cientos de miles de personas”  que se han visto obligadas a “abandonar sus hogares y su patria para salvar su vida y permanecer fieles a sus creencias”. 

En este sentido, la preocupación -ha indicado- son los refugiados que llegan a Turquía por la dramática situación en sus confines. “La comunidad internacional tiene la obligación moral de ayudar en la atención a los refugiados", ha dicho, porque "no se puede permanecer en la indiferencia”. 

Parar la mano del agresor injusto 

El Papa ha aludido a la violencia del ISIS, ha reiterado que es “lícito detener al agresor injusto, aunque respetando siempre el derecho internacional” y ha recordado  que “no podemos confiar la resolución del problema a la mera respuesta militar”. 

“Es preciso – continuó- contraponer al fanatismo y al fundamentalismo, a las fobias irracionales que alientan la incomprensión y la discriminación, la solidaridad de todos los creyentes, que tenga como pilares el respeto de la vida humana”. 

La paz, ha dicho, no se logra “con las armas” sino con las verdaderas “luchas dignas del hombre: contra el hambre y la enfermedad, en favor del desarrollo sostenible y la salvaguardia de la creación, y del rescate de tantas formas de pobreza y marginación, que tampoco faltan en el mundo moderno”. 

En este contexto, ha sostenido que “Turquía, por su historia, por su posición geográfica y por la importancia en la región, tiene una gran responsabilidad: sus decisiones y su ejemplo tienen un significado especial y pueden ser de gran ayuda para favorecer un encuentro de civilizaciones e identificar vías factibles de paz y de auténtico progreso”. 

Encuentro privado con Erdoğan

El encuentro privado entre el Pontífice y el presidente Erdoğan se ha prolongado más de 45 minutos respecto al programa oficial. Erdoğan ha explicado que han conversado en plena sintonía sobre diversos problemas globales: el terrorismo, la hegemonía del dinero en el mundo, el racismo y la discriminación por motivos religiosos. 

Erdogan ha pedido tolerancia recíproca entre las religiones y buscar soluciones contra la discriminación y el racismo de occidente contra el Islam. 

“Su Santidad Francisco no debe dudar que su visita tiene un efecto muy positivo para romper los prejuicios en el mundo islámico -ha asegurado-. Esta abrirá un proceso de paz”. También se ha reunido con el primer ministro, Ahmet Davutoglu. 

“Turquía encuentro de culturas, etnias y religiones”

La primera etapa del itinerario papal ha sido la visita al mausoleo de Mustafá Kemal Atatürk, líder de la Guerra de Independencia Turca. El Papa Francisco ha llevado en ofrenda una corona de flores blancas en conmemoración del primer presidente y padre de la patria turca, muerto hace 76 años. 

En el libro del recuerdo, firmado por todos los mandatarios que pasan por el mausoleo Atatürk, Francisco ha escrito: “Formulo los votos sinceros para que Turquía, puente natural entre dos continentes, no sea sólo una encrucijada de caminos, sino también el lugar de encuentro, de diálogo y de convivencia serena entre los hombres y mujeres de buena voluntad, de todas las culturas, etnias y religiones”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.